Opinión

¡Qué vengan Netflix, Disney, Prime...!

La llegada de Netflix y otros monstruos digitales abre caminos hacia la inserción de Colombia en la economía digital, aunque aún estaremos remotamente del Silicon Valley que dice Duque

Por:
abril 19, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡Qué vengan Netflix, Disney, Prime...!
¡Bienvenidos!

A raíz de la apertura de la oficina de Netflix en Colombia, le han dado duro al presidente Duque, con razón, por su cuento de que con ello se confirma “un nuevo paso para convertirnos en el Silicon Valley de América Latina.”  Ni remotamente…

Sin embargo, la llegada de Netflix y de otros monstruos digitales sí abre nuevos caminos hacia la inserción de Colombia en la economía digital.

La cola los viernes en los blockbuster era obligada para sacar dos o tres películas y tenerlas que devolver a los pocos días, so pena de multa. Blockbuster acabó con los cines antiguos y Netflix, a su vez, con las decenas de miles de tiendas Blockbuster en el mundo entero. Como se les llama a las indifidelidades en materia de tecnología, los clientes “migraron” a un modelo que les ofrece suscripciones que van desde $ 17 mil a $ 39 mil pesos mensuales, similar al de un alquiler de fin de semana en la época de Blockbuster, dependiendo del número de dispositivos, con una oferta de miles de películas, series, documentales de todo el mundo y especiales, para verlos en una tableta, un móvil, en el aparato de TV.  Y Netflix, como lo sabemos, no es la única en el mercado de las plataformas de streaming. La viejita Disney se ha puesto las pilas y Amazon, con Prime, no se queda atrás.

Internet es global, de modo que para suscribirse no hemos necesitado de oficinas locales. Sin embargo, la presencia de Netflix en Colombia trae un ingrediente importante:  recursos humanos y equipos para la producción de contenidos en Colombia. Ya se han producido, sin sucursal, Distrito salvaje, la serie sobre Colmenares, las muy discutibles de Popeye y otros narcos. Sin embargo, el cuento es multiplicar los contenidos. Un sinnúmero de actores colombianos y de profesionales altamente calificados, pertenecientes a los diversos eslabones de la cadena de producción de contenidos audiovisuales, dependientes de la voluntad de los dos canales de siempre, con fuertes dosis de desempleo, tendrán nuevas oportunidades. Así que bienvenida Netflix y ojalá, también, llegaran Disney, Prime y otras.

________________________________________________________________________________

Actores colombianos y  profesionales altamente calificados, dependientes de la voluntad de los dos canales de siempre, con fuertes dosis de desempleo, tendrán nuevas oportunidades

________________________________________________________________________________

Es obvio que la presencia de Google, Netflix,  Facebook, Amazon, Microsoft  en países como Brasil, México o Colombia obedece a fines comerciales. Un mercado como el colombiano no es poca cosa para promover la publicidad digital, los mercados en línea, las aplicaciones de oficina, las salas virtuales, para establecer alianzas, como las que ha hecho Microsoft con secretarías de educación, como la de Envigado. En esta época de pandemia ¿quién no conoce Teams? ¿O Google Meet?

También es claro que, por su naturaleza comercial, no se trata de sedes en las que se realice investigación y desarrollo, desarrollo de software, creación de nuevos servicios. De modo que la alusión presidencial a Silicon Valley no tiene cabida.

Sin embargo, la presencia de estas compañías es importante, principalmente, porque contribuyen, desde varios puntos de vista, a insertar a Colombia en la economía digital mundial. Ello ocurre desde varios puntos de vista.

Uno de ellos, simbólico, la forma como configuran sus oficinas, rompe con el molde de seriedad y distribución espacial de las sedes de las compañías tradicionales. Una visita a las sedes de Google en cualquier parte del mundo (hay muchos videos en youtube al respecto) apunta a una cultura de trabajo totalmente distinta a la tradicional, asociada a la creatividad, la iniciativa, el trabajo colaborativo, el esparcimiento, el estado de aprendizaje permanente, el relacionamiento con los clientes.

Hay otros significados más complejos y profundos: la digitalización de la economía mediante la aparición de estas compañías se relaciona directamente con la desaparición de puestos de trabajo de empresas tradicionales y con la creación de nuevas ocupaciones. Tal como se conoce de Uber, tal como en su momento ocurrió con Tower Records (que acabó con las disqueras locales), tal como AirBnb, antes de la pandemia, venía golpeando al sector hotelero.

En el caso de Netflix y la producción local de contenidos, algunos de los enemigos naturales de la plataforma son directores como Martin Scorcese (el de Taxi Driver, New York - New York, el Lobo de Wall Street), que la ven como la encarnación de un modelo de negocios agresivo comercialmente, carente de visión artística.

No obstante, es de presumir que el talento colombiano se vea beneficiado si se multiplica la producción de películas, series y especiales y Netflix promueva su participación en ellos.

Para finalizar, es claro que la economía digital requiere que al servicio de internet tengan acceso todos los colombianos. Como ha quedado demostrado durante la pandemia, cerca de la mitad de los hogares carece de conectividad o de dispositivos. Gravar el uso de internet y los computadores son medidas absurdas si se quiere promover la educación en línea y el teletrabajo, partes imprescindibles de la economía digital. Lejos de Silicon Valley…

-.
0
1100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Hay que suspender los bloqueos ya

Hay que suspender los bloqueos ya

Se volvió a prender y Duque no escucha

Se volvió a prender y Duque no escucha

Necesitamos que se recupere, Claudia Morales

Necesitamos que se recupere, Claudia Morales

Presencialidad en la educación: paren el populismo

Presencialidad en la educación: paren el populismo

Las bibliotecas de Iván y los jóvenes de Ciudad Bolívar

Las bibliotecas de Iván y los jóvenes de Ciudad Bolívar

Guaviare: Protejamos a las niñas y los niños

Guaviare: Protejamos a las niñas y los niños

Turismo del futuro será en los territorios… si están en paz

Turismo del futuro será en los territorios… si están en paz

La rabia de los jóvenes en Barcelona, La Habana, Santiago, Bogotá

La rabia de los jóvenes en Barcelona, La Habana, Santiago, Bogotá