¡Qué irresponsabilidad! Operadores de aseo "convierten" basura orgánica en inorgánica

"Señores Enrique Peñalosa, Beatriz Elena Cárdenas y Yanlicer Pérez, ya pónganse serios con este tema: reformen el decreto operativo de aseo para no desperdiciar tanta bolsa"

Por: Octavio Pineda
septiembre 05, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡Qué irresponsabilidad! Operadores de aseo

Bogotá es hoy en día una de las capitales con uno de los peores esquemas de aseo en el mundo.

Y eso se debe en gran medida a la irresponsabilidad ambiental de los cinco operadores de aseo en que está dividida la ciudad (como Lime, PromoAmbiental o Área Limpia) así como de los encargados de supervisarlos, es decir, la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP), con su directora Beatriz Elena Cárdenas a la cabeza y subdirectores como Yanlicer Pérez. Sí, así, con nombre propio.

En este espacio hemos abordado el tema hasta el cansancio, y seguiremos haciéndolo hasta que los muchísimos errores que se están cometiendo se corrijan.

Una de las joyas más recientes, de las que da testimonio la fotografía que acompañan esta nota, es la gran cantidad de bolsas plásticas (7 en menos de 25 metros) en que se deposita el barrido orgánico que se recoge en la ciudad, pero esto ocurre desde hace mucho tiempo.

En el barrido, simple tierra, ramas, hojas secas y hasta piedras pequeñas, que son materiales orgánicos que deberían simplemente compostarse, se están introduciendo en bolsas de plástico absurdas. Es decir, en un mundo al revés, se están convirtiendo residuos orgánicos en inorgánicos por arte de esta irresponsabilidad.

Alguien que realmente sepa de manejo de residuos, tiene claro que el mejor residuo es el que no se genera. Pero no: en la Bogotá del despilfarrador alcalde Enrique Peñalosa se siguen desperdiciando miles de bolsas plásticas al día, millones al año, en el ineficiente esquema de aseo. Y el problema se ha acentuado con las nuevas canecas dobles que, a falta de campaña pedagógica, la ciudadanía ni siquiera usa bien, pues revuelve todo.

En un planeta saturado de plásticos, sobre todo en los mares, quienes cometen esta irresponsabilidad se escudan en la propia normatividad. Según el artículo 2.7.7 del reglamento técnico-operativo del servicio de recolección, barrido y limpieza de vías y áreas públicas en el distrito (Resolución 114 de 2003), los residuos sólidos que resulten del barrido manual, el corte de césped y la poda de árboles, tales como ramas, follaje y demás desperdicios, deben depositarse “en bolsas o recipientes apropiados” para ser recolectados y transportados.

Cabe aclarar que con “recipientes apropiados” la misma ley abre la posibilidad de no emplear las bolsas grises, algunas supuestamente oxodegradables, botadas por doquier, que al final solo generan microplásticos.

Y en el caso de las bolsas empleadas, en su artículo 7.1 la misma resolución fija límites a la cantidad utilizada, de entre una y dos bolsas de 10 kg cada 100 metros, dependiendo del tipo de vía (residencial, comercial, mixta e industrial), topes máximos que se ignoran con el actual despilfarro.

Cualquier autoridad seria en materia de recolección, consciente del grave problema que representan los residuos plásticos hoy en día, habría dicho: “Oiga, no, ¿cómo vamos a generar más basura plástica que la que estamos recogiendo. Ese decreto operativo toca reformarlo para evitar desperdiciar tanta bolsa plástica y que el esquema de aseo sea ambientalmente más sostenible”.

Pero no. Los irresponsables del distrito se escudan en una reglamentación mal diseñada para hacer de las suyas, además con el consecuente despilfarro de recursos públicos que están yendo a parar a manos de los fabricantes de esas bolsas. Y como muchos periodistas ni siquiera saben de sostenibilidad y manejo de residuos, por eso tampoco ven el problema.

Señores Peñalosa, Cárdenas y Pérez, ya pónganse serios con este tema: reformen el decreto operativo para no desperdiciar tanta bolsa plástica en un planeta que está saturado de este tipo de residuos.

Más de uno en la administración distrital, los operadores de aseo y la UAESP se preguntará por qué les estamos dando tanto palo con este tema. La respuesta es muy sencilla: toda esa basura plástica no la están botando únicamente en Bogotá, la están botando en el planeta, y por eso cualquier ciudadano del mundo consciente y responsable tiene derecho a reclamarles por semejantes errores en materia ambiental.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
100

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La reingeniería que necesita el manejo de residuos sólidos en Bogotá

La reingeniería que necesita el manejo de residuos sólidos en Bogotá

Nota Ciudadana
La UAESP fomenta el despilfarro de bolsas en Bogotá

La UAESP fomenta el despilfarro de bolsas en Bogotá