Opinión

Qué duda cabe, lo de Trump querrán copiarlo aquí

Nada tendría de raro que la extrema derecha en el poder teja su propio plan totalitario con miras a las elecciones colombianas

Por:
enero 15, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Qué duda cabe, lo de Trump querrán copiarlo aquí
Sorprende que desde los balcones de la derecha colombiana, voceros del partido de gobierno, se empeñaran en declarar su apoyo a las demenciales aspiraciones deTrump

El 20 de enero se posesionará el nuevo presidente de los Estados Unidos, el ganador de las elecciones de noviembre, el señor Joseph Biden. Hasta donde todo indica, las pretensiones de Donald Trump de atornillarse en la silla presidencial de los Estados Unidos, han tenido que ceder frente a los fallos judiciales en su contra y los reconocimientos del propio Congreso de su país, que certificó a Biden como presidente electo.

Los hechos de violencia presentados en el Capitolio el día en que el Congreso se disponía a certificar el triunfo de Biden, fueron producto de las incitaciones del señor Trump, quien sin ninguna clase de prueba se despachó a calificar de fraude el resultado electoral, convocando además a sus seguidores a expresar su inconformidad con el mismo. Desde antes de las elecciones, el presidente se había dedicado a sembrar dudas sobre el posible resultado.

De allí que el Partido Demócrata acariciara la posibilidad de aplicar al presidente Trump la enmienda que permite su destitución fulminante. Y que también contemplara la posibilidad de adelantarle un juicio político que termine con su destitución e inhabilidad política futura. Lo que desde cualquier rincón del mundo se pudo observar, fue que un arrogante señor Trump quería pasar por encima de la Constitución y las leyes de su país, basado en su exclusivo capricho personal.

Algo impensable e inadmisible. El presidente, valiéndose de su posición y prestigio, también optó por emplear las redes sociales, para arengar a sus seguidores, buena parte de ellos pertenecientes a grupos radicales de extrema derecha, con el propósito de provocar un estallido que impidiera su salida del cargo. Es decir, lo que Trump promovía desde la Presidencia era un golpe de Estado en el país que se precia de poseer una democracia ejemplar.

Apenas se concretó el asalto de una turba no muy grande al Capitolio, cuyo resultado final fue la muerte de varias personas y daños materiales al edificio. Que yo recuerde en Colombia solamente una vez ocurrió algo parecido, tras el crimen de Jorge Eliécer Gaitán, cuando  sus seguidores adoloridos y furiosos se dirigieron al centro del poder político. Rodilla en tierra las fuerzas armadas respondieron con fuego contra los manifestantes causando centenares de víctimas.

Con independencia de las comparaciones y consideraciones que puedan caber, no cabe duda de que se trata de hechos gravísimos, que ponen a temblar las instituciones vigentes. Por eso no deja de sorprender que desde los balcones de la derecha colombiana, voceros reconocidos del partido de gobierno, se empeñaran en declarar su apoyo franco a las demenciales aspiraciones del presidente Trump. Se los supone defensores del orden y la institucionalidad.

________________________________________________________________________________

Según el Centro Democrático, Trump tiene todo el derecho a usar con plena libertad las tribunas de la prensa y las redes sociales, para pervertir la democracia e instalar un gobierno arbitrario

________________________________________________________________________________

Lo cual pone de presente la veleidad e inconsistencia de su discurso político. Si el Centro Democrático es un partido que apoya las acciones de fuerza contra los gobiernos legítimos, como reiteradamente lo ha puesto de presente con el caso venezolano, y como ahora lo declara sin el menor pudor a favor de las aspiraciones dictatoriales del presidente Trump, es un partido que carece de la menor autoridad para oponerse a las acciones de fuerza en su contra.

Según ellos el presidente Trump tiene todo el derecho a usar con plena libertad las tribunas de la prensa y las redes sociales, para pervertir la democracia e instalar en su lugar un gobierno arbitrario. Las voces sensatas que le cerraron sus medios o decidieron clausurar los perfiles del presidente rebelde, para evitar que se desencadenara la ira masiva que quería provocar, también fueron objeto de la crítica del expresidente Uribe, líder del Centro Democrático.

De donde se desprende que en materia de aspiraciones individuales de poder, por encima de las consideraciones legales y políticas relacionadas con la paz y convivencia ciudadanas, hace carrera en el mundo la tesis de que basta con declarar unilateralmente por un candidato derrotado, que le robaron las elecciones, para que automáticamente surja el derecho inalienable de alzarse contra las instituciones y el candidato ganador, para imponer a la brava al perdedor.

Peligrosa tesis que pretende hacer carrera, con el aplauso de la extrema derecha colombiana, y sobre la que vale la pena encender alarmas hacia el futuro próximo. Para nadie es un secreto que en nuestro país se enciende este año la campaña por la Presidencia hacia el 2022. Y que por tanto se  nos viene una agitación política cada día más aguda, sazonada por la pésima gestión gubernamental y las desgracias a las que la población colombiana ha sido expuesta.

Nada tendría de raro que la extrema derecha en el poder, experta en trapisondas y calumnias, teja su propio plan totalitario con miras a las elecciones colombianas. Ya tienen que tenerlo previsto. Las fuerzas realmente democráticas, conscientes del peligro, están obligadas a trabajar unidas para impedirlo. Un monstruo fascista nos ronda y no podemos dejarlo pasar.

-.
0
1000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El escándalo con el auto 019 de la JEP

El escándalo con el auto 019 de la JEP

La guerra no volverá, Duque

La guerra no volverá, Duque

El caos de violencia y miedo que nos lega Duque

El caos de violencia y miedo que nos lega Duque

Mario Vargas Llosa, ¿un genio o un cínico de las letras?

Mario Vargas Llosa, ¿un genio o un cínico de las letras?

¿A quién le interesa un partido Farc destruido?

¿A quién le interesa un partido Farc destruido?

Un excelente regalo para esta Navidad extraña

Un excelente regalo para esta Navidad extraña

Duque, del Acuerdo Final a la paz con legalidad

Duque, del Acuerdo Final a la paz con legalidad

Fernando Londoño Hoyos de nuevo al ataque rastrero

Fernando Londoño Hoyos de nuevo al ataque rastrero