¿Qué busca Ariadna? A propósito de la novela 'Tras los hilos de Ariadna' de Winston Morales

¿Qué busca Ariadna? A propósito de la novela 'Tras los hilos de Ariadna' de Winston Morales

Leer esta novela es encontrarse con dos momentos entrecruzados sobre las relaciones de pareja, y de Ariadna y su diario con sus signos descifrables solo por ella...

Por: Ananías Osorio Valenzuela
junio 12, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
¿Qué busca Ariadna? A propósito de la novela 'Tras los hilos de Ariadna' de Winston Morales

Leer esta novela es encontrarse con dos momentos que se entrecruzan sobre la cotidianidad de las relaciones de pareja, momentos que se infieren de los diálogos entre el protagonista y sus padres y adultos contemporáneos sobre preceptos y recuerdos; y de Ariadna y su diario con sus signos descifrables solo por ella, como también sus exploraciones sensuales sola o en compañía sin distingos de edad y género. Momentos ocurridos en lugares identificables como Neiva, Bogotá y Cartagena.

La primera, la cotidianidad de las relaciones de nuestros padres selladas con la liturgia de sentencia marital hasta la muerte y su oficialización ante el Estado, pase lo que pase, y, ¡a criar hijos!. ¡Ah!, y, ¡cuidadito con el goce erótico! ¡Recuerden que es pecado!...Y, sin embargo, lo cometían.

La segunda, la de aquellas relaciones abiertas que vienen emergiendo en tiempos en que las nuevas generaciones llegan al mundo con celular bajo el brazo con ojos críticos frente a todo tipo de información sobre la vida cotidiana de sus mayores, en busca de otras formas de ser y el hacer frente a Eros y frente al "mundo de la vida".

Se trata de Ariadna y su pareja viviendo en tiempos de transición. Una, que se abre camino con su cuerpo y mente por los ámbitos de la autonomía y la libertad; y su pareja que, por más signos que le fue mostrando, tal vez no alcanzó a avizorar las grandes alas de Ariadna que iba tras nuevas experiencias para tatuarlas en su piel una vez aparecieran sus arrugas, porque la fidelidad no la encontrará ni en los conventos. O, tal vez sí, descifrando signos sobre su morada en parejas protegidas por el amor mutuo, aunque refutable según la narración, "El amor no existe", de Carlos Alberto Celis. (2008. Premio XI Bienal Nacional de novela José Eustasio Rivera).

El desenlace, una lección para quienes no soportan que una mujer exprese con su mente y su cuerpo lo que quiere ser y sentir.

Una novela para entender los signos de uno y otro, sea cual sea la relación de pareja, quizás, en busca de la experiencia que vivieron Simone y Jean Paul, quienes durante 50 años disfrutaron de la autonomía, la libertad y el amor sin bendiciones ni leyes por cumplir. Contaba mi profesor de Filosofía que, para ellos el fin de semana era la continuidad del goce de la vida: cada cual partía sin preguntarse a dónde, ni con quien y a qué, y se volvían a encontrar los domingos en la tarde para sacar conclusiones filosóficas sobre sus existencias para luego ponerlas a volar en el tiempo. O, tal vez otras formas de convivencia, por lo demás, siempre complejas, por culpa de las travesuras de las feromonas.

Felicitaciones, poeta y novelista.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
El autoritarismo en el mundo: un recordatorio a quienes violentan la vida

El autoritarismo en el mundo: un recordatorio a quienes violentan la vida

Nota Ciudadana

"Avísame cuando llegues": el mantra entre mujeres

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--