Putin: el gran hermano de Chávez y Maduro

Para defenderse de supuestos conspiradores como Uribe, Santos y Duque, el ruso los ha apoyado a cambio de que le compre armas y refinerías por USD 36 mil millones

Por:
diciembre 07, 2018
Putin: el gran hermano de Chávez y Maduro

Horas después de que el gobierno de Álvaro Uribe activara la Operación Fénix, que terminó con la muerte de Raúl Reyes en territorio ecuatoriano, Colombia entró en la peor crisis diplomática de su historia con Venezuela. Soplaban vientos de guerra. Chávez amenazó con movilizar tropas y tanques hasta la frontera con Colombia. En ese momento Vladimir Putin fue el primero en llamar a Hugo Chávez Frías: “Cuente conmigo para lo que necesite”. En ese año, 2008, la Venezuela bolivariana le compró a Rusia USD$4.000 millones en armas distribuidos de esta manera: 20 helicópteros artillados, 24 cazas Sukhoi, 100.000 fusiles Kalashnikov, 92 tanques T-72 y sistemas Smerch lanzamisiles. Chávez estaba listo para la guerra y de esta manera desafiaba a Colombia desde su programa Aló Presidente

Desde su llegada al poder en el 2001, Vladimir Putin demostró su devoción por Venezuela. En varios de sus discursos hizo alusión a una relación entre su país y la patria de Bolívar que comenzó en plena guerras por la independencia. La emperatriz Catalia la Grande nombró a Francisco Miranda Coronel del Imperio ruso. En los 14 años que duró en el poder Chávez visitó Moscú diez veces. En la primera que hizo, en mayo del 2001, Chávez recibió el honoris causa de la Academia Diplomática del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia. El 9 de abril del 2010 Vladimir Putin hizo su primera y última visita a la Venezuela de Chávez. El propio líder de la Revolución Bolivariana lo recibió en Maiquetía, el aeropuerto internacional de Caracas. Lo primero que hizo el mandatario ruso fue visitar la tumba de Bolívar. Allí dejó una corona de flores.

En la visita, que duró dos días, Putin no sólo se comprometió a la constrcción de tres buques petroleros y a establecer una ruta directa entre Moscú y Caracas. En ese abril del 2010 se acordó prestamos de hasta USD$2.000 millones para comprar armas. La presión de los Estados Unidos y la incomodidad que generaba un vecino como Colombia. Además se corrió el rumor, infundado, que la visita había servido para instalar una base de misiles rusos en Latinoamérica. A cambio de esa ayuda Venezuela apoyó sin restricciones la postura política de Moscú. En 2008 Caracas condenó la agresión de Georgia contra la región de Osetia del Sur y en el 2009 fue el único país de latinoamerica –con excepción de Cuba- en reconocer la independencia de Abjasa y Osetia del Sur.

En la última de sus visitas a Moscú, Hugo Chávez le entregó una copia exacta de la espada de Bolívar a Putin y paseó por las calles de Moscu en un Lada rojo, el auto símbolo de la Unión Soviética, un auto conducido por Putin. Fue la última vez que se vieron. El homenaje que le hizo Putin al líder de la Revolución Bolivariana fue bautizar una calle con su nombre. Para hacer esa distinción las leyes rusas son estrictas: deben pasar por lo menos cinco años desde su fallecimiento. Con Chávez esto sucedió sólo cuatro meses después de su muerte

                               Chávez, en su última visita a Moscú, entrega una réplica de la espada de Bolívar a Putin

La desaparición de Chávez no impidió que Rusia se comprometiera a invertir, en los próximos 40 años, 36.000 millones de dólares en los yacimientos petroleros de la cuenca del Orinoco, los más importantes de Venezuela, repartidos de esta manera: 16.000 millones destinados a la exploración y explotación del campo Carabobo 2 y 20.000 millones para desarrollar el Campo Junin 6.

Junto a China, Rusia es la potencia que sostiene a la cada vez más frágil Venezuela de Nicolás Maduro. En el 2016 Putin firmó un acuerdo para construir 10 millones de departamentos de interés social en Venezuela, obra que aún se está construyendo.

La visita de Maduro a Rusia –la cuarta desde que llegó a la presidencia en Marzo del 2013, después de la muerte de Chávez- la hace en medio de la peor crisis económica en 20 años de chavismo. El venezolano suscribió con Putin acuerdos por más de USD$5.000 millones que se destinarán a la minería, la producción de alimentos, y, sobre todo, el mantenimiento del armamento. Ante la amenaza de Trump y la posición del gobierno de Iván Duque, Maduro se asegura que el poderoso oso ruso le cuide la espalda.

 

 

 

-.
0
2874
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La crisis en Venezuela es culpa de Hugo Chávez por no haber

La crisis en Venezuela es culpa de Hugo Chávez por no haber "matado a todos los oligarcas"

La trágica procesión de venezolanos que huyen hacia Colombia

La trágica procesión de venezolanos que huyen hacia Colombia

Nota Ciudadana
Vladimir Putin en las reminiscencias zaristas

Vladimir Putin en las reminiscencias zaristas

Nota Ciudadana
La crisis que aferra a Maduro en el poder

La crisis que aferra a Maduro en el poder