Prometeo: memorias, añoranzas y una mirada desde el arte al extinto Cartucho

Esta instalación teatral constituye un archivo de memoria de ese barrio marginal y narra las experiencias de vida de quince exhabitantes del Cartucho

Por: Diana Patricia González Torres
agosto 25, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Prometeo: memorias, añoranzas y una mirada desde el arte al extinto Cartucho
Foto: Fernando Cruz / Archivo Mapa Teatro

Una porción de la población capitalina, excluida y deslegitimada socialmente, que habitó en lo que fue El Cartucho hizo parte de “Prometeo”, un proyecto artístico pensado como una metáfora visual sobre las formas de vida que pulularon en ese desaparecido sector del centro de Bogotá.

"Si alguna vez volviera yo al ayer
Has de saber que nunca te olvidé Cartucho feliz
Hoy te canto mi adiós
Ya no estaré en tus calles de cartón".

Este fragmento textual es cantado por uno de los protagonistas de Prometeo, una instalación teatral en dos versiones que narra las experiencias de vida de quince exhabitantes del Cartucho en un momento crucial, en un episodio fulminante que dividió su historia en dos: un antes y un después de la demolición de la zona, la cual abriría paso a la construcción del parque Tercer Milenio.

La obra, que constituye un archivo de memoria de ese barrio marginal que desapareció forzosamente en nombre de los proyectos bogotanos de renovación urbana, inmiscuye activamente a algunos de los habitantes de El Cartucho, quienes relatan —a través de una mezcla con la ficción del mito de Prometeo y la sonoridad nostálgica— sus vivencias reales. Un relato que da lugar, al final, a un gran baile, a una despedida de ese lugar que los acogió cuando nadie más lo hacía.

Aunque la obra fue producida entre los años 2002 y 2004, la fundación Mapa Teatro, gestora de este tipo de iniciativas, la dio a conocer al auditorio de la Cátedra Gabriel García Márquez: Frankenstein, nuevas miradas políticas y estéticas, un curso ofrecido por el Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional de Colombia al que fueron invitados la maestra en artes plásticas Sylvia Suárez —como interlocutora— y Rolf Abderhalden y Ximena García, estos últimos de Mapa Teatro, un laboratorio experimental cuyos procesos suelen basarse en mitos clásicos, textos dramatúrgicos o literarios, y fuentes y formas de consumo de la cultura popular.

El objetivo de Mapa Teatro con Prometeo 1 y 2 va más allá de crear una zona de contacto entre un grupo de personas de una población marginal y la dimensión pública que los observa y los percibe lejanos. Su verdadero propósito está en generar una esfera simbólica, una reflexión sobre las posibles formas de reparar simbólicamente a una numerosa población de estigmatizados sociales. Al respecto, Abderhalden aseveró: “¿qué pasa, de qué manera elaboramos los traumas, los duelos, las perdidas, las desapariciones?, en fin, todo aquello que pertenece a ese ámbito que, yo diría, es de la subjetividad y del afecto o los afectos que construyen nuestra subjetividad y nuestras narraciones de estos episodios de la vida que terminan siendo relatos”.

Así como en Frankenstein o el moderno Prometeo —la novela de Mary Shelley, sobre la cual se desarrolla la cátedra—, el Cartucho era, tal vez, para muchos ese monstruo que debía ser aniquilado, ese que finalmente desapareció y que dejó al descubierto un monstruo peor. “Lo que hace Mary Shelley es darle voz al “monstruo” para que “el monstruo” tenga varios momentos en los que puede contar su vida, pero sobre todo, cuando ella abre esa posibilidad también abre la sospecha —dentro del relato— sobre si el monstruo es el monstruo en sí o es el doctor Frankenstein. Y ese para mí es un punto de contacto fuertísimo” explicó a su turno Sylvia Suárez.

Para Abderhalden, ese monstruo no desapareció, pues, su historia se reflejó en los sucesos de La Calle del Bronx. “Hoy hablamos del Bronx pero en aquella época hablábamos del Cartucho. Del Bronx hemos oído hablar todos, pero El Cartucho es para algunos un mito o simplemente una zona oscura o ausente en la memoria”, resaltó.

A lo largo de su intervención, Abderhalden lanzó algunos cuestionamientos al auditorio: ¿Quién es el asesino y quién el héroe?, ¿qué pasa cuando el asesino se convierte en héroe y cuando el héroe se transforma en asesino?, ¿qué es lo bueno y qué es lo malo?, ¿qué sucede cuando la relación entre ficción y realidad se diluye o se transmuta?

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
495

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Los indigentes también han sido víctimas de las FARC

Los indigentes también han sido víctimas de las FARC

Nota Ciudadana
Lo del Bronx es una cortina de humo que invisibiliza el Paro Agrario

Lo del Bronx es una cortina de humo que invisibiliza el Paro Agrario

Nota Ciudadana
Casas de pique en el Bronx

Casas de pique en el Bronx

Nota Ciudadana
Palabras desde El Catatumbo para Santos

Palabras desde El Catatumbo para Santos