Presidente, la solución es una hectárea como mínimo vital

Para responder a la deuda histórica, en la perspectiva de materializar la Reforma Rural Integral planteada como punto central de los Acuerdos de Paz

Por: Santiago Fandiño Cubillos
abril 19, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Presidente, la solución es una hectárea como mínimo vital
Foto: Unidad de Restitución de Tierras

Le propongo una versión para Colombia del salario universal para los excluidos propuesto por el Papa Francisco, a propósito de la sensación de muerte que nos atraviesa a todos con la pandemia. El Estado entregará una hectárea a familias catalogadas como pobres de acuerdo con el SISBEN, en cabeza de sus adultos mayores sin pensión, para producir comida. En todos los municipios del país, aún en ciudades grandes. Tierras en usufructo, ya sean del Estado (municipio, departamento, nación) o de particulares.

El programa apunta a enfrentar el problema del hambre y la pobreza extrema. Hace parte de una política global de seguridad y soberanía alimentaria y enfrenta el abandono, el maltrato y el irrespeto hacia el sector poblacional más afectado por el  COVID-19: los mayores.

Para responder a la deuda histórica, en la perspectiva de materializar la Reforma Rural Integral planteada como punto central de los Acuerdos de Paz. Una forma de materializar el salario universal propuesto por el Papa, para recuperar la dignidad y la confianza. Para superar la caridad y la asistencia, para ser más que solidarios.

Antes de la actual pandemia, el Estado ruso anunció que regalaría una hectárea de tierra a cada ciudadano; en Europa luego de la Segunda Guerra Mundial los estados entregaron tierras a sus ciudadanos para producir comida; en la época de Mariano Ospina Pérez fue famoso al programa de la “Vaca Lechera” a nivel rural para población pobre del campo.  Hay pues distintas experiencias a nivel mundial y local. Urgen medidas de fondo que beneficien a los más pobres.

Presidente Duque, para que quede su impronta en la historia como el Presidente que se atrevió a construir salidas de fondo inspiradas en valores de justicia y equidad social.

Ya hay varios alcaldes y gobernadores interesados. Piense en las dinámicas positivas que la participación comunitaria e institucional puede desatar.  La legitimidad, credibilidad y confianza colectiva que se alcanzaría. Sólo piense en lo que puede suceder en adelante en las filas para recibir subsidios, que la gente converse lo que puede hacer con esperanza.

Se requiere transformar la idea en programa y dentro del término de la Emergencia, expedir un decreto… Y luego nombrar un Gerente de Proyecto y un equipo Nacional y en las regiones. En todo caso, las inversiones en este Programa serían mucho menores de lo que cuesta el temor y la desesperanza.

 

Autores:

Santiago Fandiño Cubillos, Economista Universidad Nacional

Gonzalo Báez Monroy, Economista Universidad Santo Tomás

Claudia María Jaramillo Ardila, Socióloga Universidad Cooperativa de Colombia.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
2500

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La verdad del Catatumbo

La verdad del Catatumbo

Nota Ciudadana
VIDEO: ¿Acaso tienen CORONA (con el) VIRUS?

VIDEO: ¿Acaso tienen CORONA (con el) VIRUS?

Alitalia: la siguiente movida de Efromovich

Alitalia: la siguiente movida de Efromovich

En redes
El odio uribista del próximo director del Centro de Memoria contra Iván Cepeda

El odio uribista del próximo director del Centro de Memoria contra Iván Cepeda