Presidente Duque, salve usted la patria

"Los colombianos de bien todavía tenemos fe en usted, creemos en sus buenas intenciones y en su capacidad; sin embargo, las reformas deben llegar"

Por: Sebastián Ospina Vallecilla
octubre 31, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Presidente Duque, salve usted la patria
Foto: Twitter @infopresidencia

Después de las elecciones regionales del 27 de octubre, es preocupante ver el giro que está dando Colombia hacia la izquierda. Alcaldías, gobernaciones, concejos, asambleas y juntas administradoras locales, en su gran mayoría, vieron cómo partidos de “centroizquierda” y de izquierda copaban sus curules y sus puestos. Esto, sin duda alguna, es un golpe muy duro para la derecha y para el uribismo; pero, con mayor fuerza, un golpe al gobierno nacional del presidente Duque.

Para nadie es un secreto que desde las carteras del gobierno se cuenta con una muy escasa gobernabilidad y capacidad de maniobra dentro del Congreso, por no decir nula. La poca experiencia política de los ministros les pasa factura a la hora de tratar de sacar adelante los proyectos que se presentan ante las Cámaras. Además, el presidente cuenta, cada vez más, con menos aceptación dentro de los ciudadanos. Y sin ser poca cosa se vislumbra con mayor claridad cada día que el próximo presidente será alguien afín a la izquierda (por no decir que es casi seguro que sea Sergio Fajardo).

Señor presidente, el sector que lo elegimos hace un año pide a gritos que gobierne con nosotros. Ya es hora de dejar de tratar complacer a todos; es claro que en política esto es un imposible. Es imperante darles más protagonismo a figuras destacadas de su partido, el Centro Democrático, dentro del gobierno. Es hora también de hacer honor a los pilares de esta colectividad, Colombia necesita mano dura, volver a las tesis de la seguridad democrática y mostrar autoridad desde la institucionalidad; la criminalidad no puede tomarse el país.

Reconocemos sus esfuerzos por cambiar la cultura política que nos ha dominado por muchos años; es de admirar su lucha por hacer que la forma de legislar y de sacar adelante reformas no sea con mermelada, sino con un debate sano y una colaboración armónica entre ejecutivo y legislativo. Sin embargo, señor presidente, la política presenta sus dificultades propias; y una de ellas, desafortunadamente, es la poca disposición para trabajar por el país de parte de los congresistas (está claro que la gran mayoría parece que solo trabajen con un contrato de por medio). Pero no puede desfallecer en esta causa, va a llegar el día en el que la ciudadanía, en su totalidad, se dé cuenta que esa no es la manera y que no se puede legislar a todo costo, sino bajo la institucionalidad y la sana política.

No obstante, mientras llegamos a ese objetivo anhelado, es importante pensar en un cambio estructural de su gabinete. Es totalmente loable la aspiración de tener un gabinete técnico, pero la parte política también es necesaria; necesitamos ministros que sepan desenvolverse dentro del Congreso y que no sean intimidados ni derrotados por los parlamentarios; lo técnico puede venir desde los viceministerios, pero la cabeza de cada cartera no puede estar alejada de la política en su esencia.

Para nadie es un secreto que los descontentos de los estudiantes provienen desde políticas fallidas del gobierno Santos y que está probado que sus únicos objetivos son los de sabotear y tratar de desestabilizar al gobierno. Es hora de tomar medidas frente a esto, presidente, no podemos seguir teniendo bloqueos y paros constantes en las principales ciudades del país. Por eso, manteniéndose dentro de la institucionalidad y manteniendo ese admirable talante democrático y republicano que lo caracteriza, es hora de fortalecer, aún más, los cuerpos de policía y antidisturbios, y judicializar a los vándalos que se infiltran dentro de las marchas y bloqueos. Necesitamos mayor autoridad en las ciudades.

Señor presidente, los colombianos de bien todavía tenemos fe en usted, creemos en sus buenas intenciones y en su capacidad; sin embargo, las reformas deben llegar. Se vienen tres años muy duros, con el país, dentro de sus regiones, volcado en contra de su administración. El gran reto es saber manejar esta adversidad y no permitir (se lo pedimos encarecidamente) que la izquierda suba al poder central.

Presidente Duque, es hora de cambiar el rumbo. Presidente Duque, salve usted la patria.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
21209

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nueva envión de Trump contra Colombia

Nueva envión de Trump contra Colombia

Nota Ciudadana
A Iván Duque lo van a tumbar...

A Iván Duque lo van a tumbar...

Nota Ciudadana
Con Duque llegó el momento de la gran reconstrucción nacional

Con Duque llegó el momento de la gran reconstrucción nacional

En redes
El día que Duque dijo que no objetaría la JEP

El día que Duque dijo que no objetaría la JEP