¿Por qué Uribe terminó en la Corte Suprema de Justicia rindiendo cuentas?

Este es el itinerario del expresidente que desde hace año y medio es investigado por buscar testimonios que lo defiendan contra las acusaciones por paramilitarismo

Por:
octubre 07, 2019
¿Por qué Uribe terminó en la Corte Suprema de Justicia rindiendo cuentas?

Lo último que Álvaro Uribe se esperaba cuando denunció a Iván Cepeda en 2012 por la supuesta creación de una red de falsos testigos, cuyo propósito final era vincularlo con el origen del Bloque Metro de las AUC en la Hacienda Guacharacas, de la familia Uribe Vélez, era que iba a terminar de acusador a acusado. El viernes 16 de febrero de 2018, después de seis largos años en los que el expresidente y Cepeda se enfrentaron enérgicamente tanto en el Congreso como por fuera de él, el entonces magistrado y presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Luis Barceló, presentó una ponencia que exoneró al senador del Polo Democrático y de paso pidió investigar a Uribe, pues todo indicaba que era él quien había buscado a toda costa testimonios que lo favorecieran.

La decisión de Barceló tomó por sorpresa a la defensa de Uribe, encabezada por el abogado Jaime Granados, quien recibió personalmente el fallo del magistrado en el Palacio de Justicia. Inmediatamente comenzaron a moverse para salirle al paso a la decisión de la Corte con un recurso. Tenían una semana.

Uribe puso el foco en Juan Guillermo Monsalve, el testigo clave en todo el proceso y quien asegura que fue testigo de la creación del Bloque Metro en la Hacienda Guacharacas, pues su papá era el mayordomo y él mismo terminó en las filas paramilitares. Su testimonio, que se lo entregó por primera vez a Iván Cepeda en 2011 cuando este era integrante de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes, tenía contra las cuerdas al expresidente.

La estrategia legal era intentar convencer a Monsalve de retractarse de las declaraciones. Estaban contra el tiempo. El miércoles 21 de febrero habrían empezado las presiones contra el testigo Monsalve. Primero lo contactaron a través de Carlos López, alias Caliche, y después fue el mismo Diego Cadena, otro abogado del expresidente —conocido en los bajos fondos por haber defendido a los narcos Diego Rastrojo y alias Don Diego— que recibió poder suyo para buscar los testimonios en las cárceles. Monsalve grabó con un reloj, autorizado por la Corte Suprema, la reunión que tuvo con Cadena, quien andaba insistente en que Monsalve se retractara. Le quedaban 24 horas para presentar el recurso ante la Corte que tenía plazo hasta el 23 de febrero.

El 24 de julio de 2018, Álvaro Uribe renunció a su curul en el Senado para dedicarse de lleno al proceso en su contra. Sin embargo, y aunque le había pasado la carta al presidente del Senado, Ernesto Macías, el jefe del Centro Democrático ordenó frenar su renuncia. Una semana después, en un hecho inusual, organizó una rueda de prensa en las cabellerizas de su casa en Rionegro, Antioquia, en donde aprovechó para criticar al magistrado Barceló por las actuaciones que había adelantado, como la llamada a indagatoria sin que antes lo haya escuchado en una versión libre. Además, a través de su abogado Jaime Granados, quien lo escudaba en la rueda de prensa, advirtió sobre la recusación que instauró contra el magistrado que lo ordenó investigar.

La recusación no funcionó, pero el proceso dejó de estar en manos de Jorge Luis Barceló después de que se creara oficialmente la Sala Especial de Instrucción, encargada de investigar a los aforados. El proceso cayó en manos de la magistrada Cristina Lombana, la primera mujer militar (r) en llegar a la Corte Suprema de Justicia. Sin embargo, inmediatamente comenzó el revuelo, pues durante sus años activos en el ejército Álvaro Uribe, entonces presidente, ejercía como el máximo comandante de las Fuerzas Armadas. Una recusación de Iván Cepeda le dio la razón.

El expresidente Uribe pidió la nulidad del proceso, pero la Corte Suprema lo dejó en firme, y el magistrado César Augusto Reyes Medina, quien tomó el proceso después de que pasara por el escritorio de la magistrada Lombana, ratificó el llamado a indagatoria para este 8 de octubre. Desde entonces, han pasado por el alto tribunal 42 testigos, tanto a favor como en contra, entre los que se encuentras jefes paramilitares, abogados y políticos de alto calibre. Ahora es el turno de Álvaro Uribe de dar su versión de los hechos.

-Publicidad-
0
7500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Las intrigas que convirtieron a Leonidas Bustos en el duro de la justicia

Las intrigas que convirtieron a Leonidas Bustos en el duro de la justicia

Jorge Luis Barceló, el exmagistrado que le enredó la vida a Álvaro Uribe

Jorge Luis Barceló, el exmagistrado que le enredó la vida a Álvaro Uribe

La colaboración de Musa Besaile le garantizó mejor cárcel

La colaboración de Musa Besaile le garantizó mejor cárcel

Paramilitarismo II

Paramilitarismo II