Por qué Santa Marta me fascina. Top 10 de sitios imperdibles

El periodista español Ricardo Angoso cuenta porque esta ciudad es la desconocida perla del Caribe colombiano y hay razones para convertirla en destino obligado

Por:
mayo 30, 2021
Por qué Santa Marta me fascina. Top 10 de sitios imperdibles

Esta ciudad, de algo más de medio millón de habitantes, es la capital del departamento, Magdalena, y el principal centro comercial, social, cultural y universitario de esta región caribeña. Fue fundada el 29 de julio de 1525 por el español Rodrigo de Bastidas, lo que la convierte en la ciudad más antigua de Colombia, por encima de Cartagena de Indias y Barranquilla, y una de las ciudades con más historia de este país, ya que en la misma vivió un tiempo y falleció el libertador de las Américas Simón Bolívar.

Aparte de las bellezas, atracciones y curiosidades propias de esta coqueta y pequeña urbe, hay que reseñar que desde la misma podemos realizar numerosas excursiones y viajes a otros lugares de interés, como el parque de Tayrona, la ciudad Perdida y las playas de Rodadero, Blanca y Taganga. Numerosas agencias y empresas de la ciudad ofrecen tours a esos lugares con precios muy asequibles y accesibles a todos los bolsillos.

Situada por carretera muy cerca de Cartagena de Indias y Barranquilla, te recomendamos que si haces una visita por el Caribe colombiano no dejes de conocer esta ciudad, mucho menos turística y saturada que las otras. Santa Marta es una ciudad con un encanto especial, entre pueblerino y un cierto pasado colonial con un aire decadente que nos transmiten sus vetustas y abandonadas casas, algunas hoy ocupadas por modernos hoteles y exóticos restaurantes. El lugar casi pertenece al realismo mágico con sus vivos colores en sus fachadas y algo macondiano en sus rincones, pues no en vano muy cerca de aquí nació el genial escritor Gabriel García Márquez, que recreó una buena parte de las escenas de sus novelas en estos rincones recónditos del Caribe colombiano.

A continuación, te recomendamos algunos lugares que no deben faltar en tu visita a esta ciudad, sin perder de vista que no hay dos viajes iguales y que la huella personal que tú le imprimas es fundamental en cada visita para que tenga su propia forma y su personalidad propia.

1. La Catedral: Es un lugar muy bello e impoluto, muy alejado del trajín nocturno que se nos muestra con toda su fuerza y energía en las tardes y noches samarias alrededor de este templo religioso. De un color blanco que daña la vista en los días soleados, la Catedral Basílica de Santa Marta se ve desde casi toda la ciudad, más concretamente desde todo el casco histórico, y está escondida entre pequeñas callejuelas y lindas casitas coloniales, algunos incluso con unos patios que recuerdan a los de las casas de Sevilla. Se trata de una iglesia de estilo renacentista, del siglo XVIIII, y en su interior reposaron durante algún tiempo los restos de Simón Bolívar, que después fueron llevados hasta Caracas, y también los del fundador de la ciudad, Bastillas, que fueron traslados hasta el lugar en 1953 desde la República Dominicana. Al parecer, es la iglesia más antigua de Colombia y un punto de obligada visita a la ciudad.

catedral

 

2. La Quinta de San Pedro Alejandrino: Aquí se refugió Simón Bolívar, enfermo, agotado y hastiado tras haber sufrido un golpe de Estado en Bogotá, y paradójicamente la quinta pertenecía a un insigne español, Joaquín Mier, quien le ofreció reposo al político y militar. La Quinta de San Pedro Alejandrino es una antigua hacienda que ocupa una gran casa y algunos terrenos de una hacienda del siglo XVII, dedicada a la producción de ron, miel, y panela. Simón Bolívar, ya muy enfermo, pasó allí sus últimos días y falleció el 17 de diciembre de 1830. Al parecer, Bolívar llegó en muy malas condiciones a la ciudad tras haber contraído una enfermedad durante su travesía a través del río Magdalena, presumiblemente tuberculosis. La emblemática Quinta se encuentra ubicada en el barrio Mamatoco, y alberga en sus interiores el Altar de la Patria, un Museo de Arte Contemporáneo, un Jardín Botánico y las instalaciones coloniales de la hacienda propiamente dicha. El lugar posee mucho encanto, está muy bien cuidado y es ideal para pasar toda una mañana paseando por sus jardines, donde toman el sol tranquilamente las iguanas, y conociendo sus rincones.

quinta-de-san-pedro-aleandrino-008

3. El parque Simón Bolívar: Es la típica plaza española, que abunda tanto en casi todas las ciudades de las Américas, y en torno a ella se situaban -aún hoy- casi todas las instituciones y organizaciones fundamentales de la ciudad. En el centro de la misma, se encuentra una réplica de una estatua ecuestre de Bolívar diseñada por el escultor italiano Adamo Tadolini, muy cerca de una fuente de cuatro caras diseñada y elaborada en Italia e instalada a mediados del siglo XIX.En su costado norte se encuentran la Biblioteca del Banco de la República, la Casa de la Aduana (actual Museo Tairona y donde se veló a Bolívar tras su deceso) y el ayuntamiento (Antigua Casa Consistoria). Si atravesamos la calle que cruza el parque y surca el malecón, nos podremos encontrar con una escultura de Rodrigo Bastidas, el malogrado fundador de la ciudad que murió a causa de las heridas causadas durante un intento de golpe de Estado a cargo de unos conjurados que le criticaban su condescendencia con los indígenas.

parque-simon-bolivar

4. El Museo del Oro de Tayrona: Es uno de los principales atractivos de esta ciudad. La casa fue construida en 1730, en dos plantas dotada con una torre desde donde se veían llegar los barcos al puerto, así como el descargue y cargue de mercancías, siendo utilizada como aduana, tal como su nombre indica. El lugar es muy conocido en la historia colombiana porque aquí, en el piso alto del tramo occidental de esta casa, permaneció expuesto en capilla ardiente el cadáver del Libertador Simón Bolívar del 17 al 20 de diciembre de 1830. En este museo puedes conocer los avatares, el desarrollo y la cultura de los pueblos prehispánicos de esta región colombiana a través de sus ricas colecciones e interesantes objetos arqueológicos.

museo-del-oro-tairona

5. El Centro Histórico y Colonial: Hemos encontrado esta reseña que reproduzco a continuación y que revela ese espíritu mucho más sencillo y modesto de Santa Marta con respecto a Cartagena: ”No posee la espectacularidad de Cartagena de Indias, es evidente. Sin embargo, las callejuelas de Santa Marta nos muestran la autenticidad que le falta a la otra. Un legado histórico de incalculable valor en forma de casitas bajas de estilo colonial de colores brillantes. Una belleza muchas veces olvidada. Es un gustazo perderse por el centro de la ciudad sin rumbo fijo. Las sorpresas están aseguradas. La mejor parte la encontrarás entre la calle 22 y la Avenida del Ferrocarril”.

centro historico sta marta

6. La bahía y el malecón de Santa Marta: Para nuestro paseo debemos arrancar del Malecón de Bastidas, en honor al fundador de la ciudad, y terminar en La Marina, un puerto moderno y que abrió sus puertas hace unos años para acomodar a las embarcaciones y yates que llegaban hasta la ciudad. Pero como dijimos al principio de este escrito, lo más recomendable es hacerlo al atardecer y contemplar en toda su bella dimensión la puesta del sol desde alguna de las terrazas que plagan el malecón y alrededores. Sus tonos rojizos, fundidos con el Caribe, y esparciendo sus rayos por toda la bahía serán un recuerdo inolvidable en tu viaje.

malecon-sta-marta

7. Parque Tayrona: Los colombianos siempre dicen que las playas de este lugar son las mejores del país, incluso rivalizando con las famosas islas de San Andrés, y las más cuidadas. El lugar te ofrece la posibilidad de ir en tu propio coche, pagando la oportuna entrada e incluso alquilando alguna cabaña para pernoctar en este bello enclave de mar, playas y selva, o puedes contratar alguna excursión con guía entre las muchas agencias que ofrecen sus servicios para conocer el parque Tayrona.

parque-tairona

8. El parque de los Novios y alrededores: El parque de los Novios o parque Santander es uno de mis lugares preferidos de esta ciudad. Está coronado el lugar por una escultura del prócer de la independencia Francisco de Paula Santander y también por una rotonda desde la que, a veces, actúan grupos musicales e intérpretes locales. En los alrededores de este parque y en las calles aledañas, atestadas de gente y tribus de todo tipo en las noches, se encuentran los principales bares, restaurantes y pubs de marcha de la ciudad, desde los más populares hasta los más sofisticados y caros. Casi todos se encuentran ubicados a lo largo de la famosa carrera 3 y calles aledañas.

parque-de-los-novios

9. La Ciudad Perdida: Es la típica excursión para un plan largo en la ciudad, algo que no fue mi caso, por lo que recurro a la opinión de un viajero que sí lo hizo: “Planazo y de los buenos. Se trata de una ruta de senderismo por la selva de 4 días de duración. ¿El objetivo? Además de disfrutar de ríos, cascadas y bellos paisajes selváticos, la aventura nos conduce hasta la llamada Ciudad Perdida. Un enclave arqueológico legado de los indígenas tayronas. ¡Una auténtica maravilla en pleno paraje natural de Sierra Nevada!”.

ciudad-perdida

10. La Marina: Es un punto de atraque para embarcaciones y yates de lujo entre Panamá y la costa del Caribe colombiano, ofreciendo a sus visitantes instalaciones, piscina y una buena nómina de hoteles y restaurantes en sus alrededores. A su lado, casi pegado al complejo, se abrió una suerte de centro para el ocio repleto de bares, restaurantes y terrazas con ciertas pretensiones y más bien caras, aunque merece la pena por la noche tomarse una cerveza escuchando música o contemplando la bahía de Santa Marta en su dimensión nocturna.

LA-MARINA-STA-MARTA

11. Playas de Santa Marta: Aparte de las playas citadas de Tayrona, hay que reseñar, sin duda, que una de las mejores elecciones es, seguramente, la playa de Taganga. Se encuentra situada en un pequeño pueblo de pescadores a sólo 5 kilómetros del centro de Santa Marta y es un lugar de peregrinación de mochileros, aunque algo deteriorado en lo respecta al medio ambiente, tal como pudo comprobar quien suscribe estas líneas. El buen ambiente está asegurado, pero te advertimos que el público es mochilero y los lugares no ofrecen grandes calidades. Además, a sólo 15 minutos caminando desde Taganga encontramos otra playa mucho más bonita y completamente virgen, Playa Grande. Estamos en las estribaciones del Parque Tayrona y se nota mucho. El paisaje es realmente hermoso. En la dirección opuesta, también tenemos la playa de Rodadero. Tiene menos encanto y está algo abandonada, aparte de que se encuentra completamente rodeada de horrorosos complejos turísticos de calidad más bien baja. Sin embargo, desde allí tendrás a tiro de piedra Playa Blanca, un hermoso arenal en el que no te faltarán chiringuitos y una tumbona para tirarte a la bartola.

PLÁYAS-DE-SANTA-MARTA

Restaurante recomendado: Donde Chucho, en el mismo parque de los Novios.

Mejor hotel relación calidad-precio: Best Western Plus Santa Marta Hotel

Te puede interesar: 

Lío entre los Dávila y la Armada Nacional por la Marina en Santa Marta

-.
0
2600
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Al río Manzanares lo están matando sus vecinos

Al río Manzanares lo están matando sus vecinos

Las nuevas tendencias

Los Cotes de Santa Marta habrían pedido a paramilitar que enlode al exalcalde Carlos Caicedo

Los Cotes de Santa Marta habrían pedido a paramilitar que enlode al exalcalde Carlos Caicedo

Santa Marta no tiene tren, ni tranvía, ni agua, ni alcantarillado

Santa Marta no tiene tren, ni tranvía, ni agua, ni alcantarillado