¿Por qué no se callan los narradores de Caracol y RCN?

'No se sabe cuál narración es peor en la Copa América: si la de Javier Fernández o la Eduardo Luis López'

Por: Rodrigo Hurtado
junio 09, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
¿Por qué no se callan los narradores de Caracol y RCN?

Con el acuerdo alcanzado entre Caracol y RCN para transmitir simultáneamente los partidos de la Copa América Centenario, hemos podido comparar en directo la calidad de sus transmisiones futbolísticas.

Y el resultado es decepcionante. Especialmente en lo que tiene que ver con la producción y la narración del torneo que reune a 16 selecciones de Suramérica, Centro y Norte américa y el Caribe en una competición sin precedentes.

Aunque muchos valoramos la inclusión de Hernán Peláez en esta apuesta de RCN por su conocimiento, experiencia y estilo sobrio, no dejamos de lamentar que sus comentarios se pierdan entre la gritería de su compañero, Eduardo Luis López, y los comentarios sosos y llenos de lugares comunes de Faryd Mondragón y Ricardo Henao.

La decepción es mayúscula porque el plato de mala televisión viene a hora por dos. Como quien dice, a quien no le guste la sopa que le den dos tazas.

Ya todos estamos acostumbrados a los gritos del autodenominado 'Cantante del gol', ese señor insoportable que cree que la alegría de una anotación consiste en gritar como un poseso por largos segundos, como si buscara un récord Guinnes u obligarnos a ponerle mute al televisor.

La verdad los dos narradores principales de cada canal y sus sucedáneos son hijos de la misma escuela del patrioterismo y la chabacanería que impusieron ya hace 20 años el extinto Edgar Pérea y William Vinasco Ch.

Gritos, frases hechas -"que pidan domicilio" o "que aumenta el consumo de uña" son muletillas tan poco originales como "una de las dos cosas que más me gusta hacer en la vida" o " me asustaste Williamcito"-, canturreos y tarareos espasmódicos que poco o nada tienen que ver con el fútbol y que poco aportan a la estética del espectáculo televisivo.

Pero no solo eso imita -para mal- la nueva alternativa de RCN. También pusieron la palabra Gol en su etiqueta para redes sociales desatando una guerra con el ya tradicional Gol Caracol en las mismas. Además, el sampleo de ambas cuñas suena muy similar y la única innovación del Canal de Ardila Lülle fue poner a tocar la canción a propósito del torneo por la Armada Nacional en el Buque Gloria.

¿Pagaría el canal RCN por el uso del recurso humano y la locación que son públicos para promocionar su millonaria transmisión privada?

Y eso en cuanto al contenido directamente relacionado con el partido, porque la previa y la franja posterior al fútbol son un desierto de creatividad, improvisación y desidia.
Los mismos directos con hinchas cantando el gol del futbolista local o compartiendo sus dotes adivinatorias sobre el resultado del partido. La bulla y la maicena repetidos hasta el asco en todos los acentos nacionales. Los periodistas deportivos colombianos han convertido la transmisión en vivo de un partido en un ritual anódino y repetitivo como el cubrimiento desde el terminal de la salida de turistas para un puente festivo.

Ni un solo ángulo innovador, ni una crónica en profundidad: apenas pastillitas de una modelo que recorre las sedes del torneo sin ton ni son ni capacidad de sorprender.

Si al doctor Pélaez le van a pagar una bonificación por cada punto de audiencia que le recorte a sus rivales van a tener que acudir a otra estrategia. ¿Será que los colombianos no nos merecemos nada mejor? ¿Tocará resignarse a esperar un tercer canal o a ver las transmisiones en canales internacionales?

@rodrihurt

-.
0
78833
Los once hijos de Fidel Castro regados por el mundo

Los once hijos de Fidel Castro regados por el mundo

La cápsula que reemplaza a la incómoda colonoscopia

La cápsula que reemplaza a la incómoda colonoscopia

Las ventajas de vivir en Bogotá: conseguir neveras desde 700 mil pesos

Las ventajas de vivir en Bogotá: conseguir neveras desde 700 mil pesos

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus