¿Por qué no cesan las protestas en Hong Kong?

Recuento detallado de los más de dos meses de protestas que se han agudizado al punto de bloquear el aeropuerto internacional de la capital

¿Por qué no cesan las protestas en Hong Kong?
Foto: https://www.flickr.com/photos/studiokanu/

Desde hace aproximadamente 8 semanas se han llevado a cabo una serie de manifestaciones en esta región administrativa especial; los participantes piden la anulación total de la suspendida ley de extradición hacia China, la renuncia de la jefe del ejecutivo de la ciudad Carrie Lam y entre otras demandas que los ciudadanos de Hong Kong arrestados durante las manifestaciones no sean procesados por las autoridades.

El número de personas participando en las concentraciones ha variado a lo largo de las últimas semanas, llegando a batir una cifra récord el 16 de Junio con 2 millones de personas en las calles pidiendo la anulación de esta ley, cabe mencionar que Hong Kong tiene una población de 7 millones de habitantes.

La polémica ley ha sido el detonante de las manifestaciones, pues para los participantes la ley permitiría extraditar no solo a criminales con condenas superiores a 3 años desde Hong Kong hacia China, sino que también detrás de esto Beijing podría utilizar la ley para solicitar la extradición de disidentes, activistas y críticos del gobierno de la República Popular China y el Partido Comunista Chino.

Las manifestaciones se han concentrado alrededor de los edificios administrativos de la ciudad y al igual que en 2014 durante la “Revolución de los Paraguas” se han registrado enfrentamientos entre los los ciudadanos y la policía, dejando a varios ciudadanos y algunos policías heridos, pero el nivel de violencia y la contundencia de las acciones han venido aumentando cada vez más desde Junio, dejando un saldo de 4 muertos y decenas de heridos a la fecha. Para algunos ciudadanos locales esto se debe a la falta de respuestas claras por parte del gobierno y Carrie Lam quien dice que la ley está muerta, pero no aclara en términos jurídicos si está anulada o suspendida, esto ha hecho que los manifestantes mantengan sus actividades y según algunos de ellos las acciones se estén volviendo cada vez más violentas.

Durante los días hábiles de la semana, instituciones públicas, privadas y el transporte operan normalmente sin ningún problema, en las calles hay un ambiente de tranquilidad y calma. Este ambiente durante la semana contrasta con las multitudinarias marchas y el aumento de los choques violentos entre manifestantes y la policía durante los fines de semana.

El 1 de Julio día feriado en la cuidad, durante una manifestación en contra de la polémica ley y fecha en que se conmemora el vigésimo segundo aniversario del inicio del proceso de reincorporación de la ex colonia británica a China, un grupo de los cientos de manifestantes que se encontraban frente al parlamento de la cuidad, pasaron los límites establecidos por las autoridades e ingresaron de manera violenta al recinto por algunas horas, causando diferentes destrozos en el edificio, izaron banderas de la época en que la ciudad era una colonia inglesa, mostrando su rechazo al proceso de reincorporación, la creciente influencia de China en la ciudad y buscando atraer la atención de la comunidad internacional y posiblemente en particular de Inglaterra, país con el cual China firmó una declaración conjunta en 1984 donde se garantiza el respeto de las libertades de los ciudadanos de Hong Kong y de su sistema independiente.

Las manifestaciones no sólo han sido en contra de la ley de extradición y en contra de la influencia de China en la ciudad, también se han registrado manifestaciones a favor de la ley de extradición, del gobierno local y de China. El Sábado 21 de Julio al rededor de 314.000 ciudadanos se concentraron cerca del parlamento de la ciudad para mostrar su apoyo al gobierno y a la policía, consideran que esta ley ayudará a evitar que Hong Kong se convierta en un refugio de delincuentes y algunos de estos simpatizantes consideran que el problema de fondo para algunos jóvenes es la falta de oportunidades en la ciudad y dificultad para tener acceso a la vivienda debido a los elevados precios de la ciudad que se encuentra entre las ciudades más costosas del mundo junto con París y Singapur.

El domingo 22 de Julio en el marco de las manifestaciones, se congregaron cerca de 430.000 personas en las calles para expresar su oposición a la polémica ley, lo que más llama la atención es que se registró un incidente con un fuerte mensaje político, pues parte de los manifestantes que están en contra de la ley de extradición, atacaron con huevos, rocas y pintura la oficina de enlace del gobierno Chino en la cuidad, rayando con pintura negra el emblema de la República Popular China. Esto tiene un fuerte trasfondo, pues por primera vez los manifestantes atacaron de manera directa la sede del país que consideran contrario a sus libertades y derechos y al que no quieren reincorporarse plenamente, pues entre otras cosas que le preocupa a gran parte de la población local es que según ellos; a diferencia de Hong Kong, en la China continental no hay libertad de expresión y libre acceso a la información.

Este mismo día (22 de Julio) a la media noche al interior de la estación del metro Yuen Long ubicada en los nuevos territorios(zona cercana a China), se registró una fuerte agresión por parte de un grupo a favor de la ley de extradición (pro China) contra un grupo de activistas contrarios a esta ley ( pro democracia) y ciudadanos que se encontraban en una estación del metro de la ciudad, tanto los ciudadanos que regresaban a sus casas tras participar en las manifestaciones en contra de la ley de extradición como personas que pasaban por el lugar fueron sorprendidas por un grupo de al rededor 100 hombres ( pro-China) quienes vestían camisetas blancas y llevaban barras de acero y palos con los que agredieron a los ciudadanos que se encontraban en la estación. El incidente duró cerca de una hora sin que la policía hiciera presencia, los hombres de blanco golpearon de manera indiscriminada a todas las personas que portaran color negro (color usado por los manifestantes que se oponen a la ley y que piden mayor democracia ) tanto en las estaciones como en los vagones del metro; las líneas de emergencia no respondían al llamado, finalmente la policía hizo presencia pero los hombres de blanco no fueron detenidos y aún peor se les vio hablando con los policías de manera cordial. La agresión dejó 45 personas entre los 14 y 60 años fuertemente heridas, incluyendo una mujer embarazada y dejó además una sensación de desconfianza en la policía, además de dudas y especulaciones sobre la complicidad de las autoridades de la ciudad con estos grupos de hombres de blanco que podrían ser un recurso para intimidar y disminuir la participación en las manifestaciones contra el gobierno local. Se cree que estos grupos están compuestos por miembros de tríadas o grupos delincuenciales nacionalistas pro-Beijing, con fuertes conexiones con el Partido Comunista Chino. Estos grupos han recibido comentarios de aprobación por parte de autoridades chinas en el pasado cuando el ministro de policía de China expresó en 1993 que mientras estos grupos tengan una tendencia nacionalista pro-China, la policía debía actuar junto con ellos.

Tras esta agresión, en algunas estaciones del metro de la cuidad se pueden ver posters que contienen peticiones de libertad y democracia acompañadas de fotos de los rostros de los agresores y sus víctimas. Estos materiales fueron pegados por activistas contrarios a esta ley, el negro se convirtió desde el principio de las marchas en el color del bando pro-democracia y algunas personas advierten de tener cuidado al usar prendas en ciertas zonas sensibles durante los fines de semana.

Nota: En mi artículo titulado ¿Por qué Hong Kong es tan importante para China? del 30 de junio en este mismo medio, explico la importancia de Hong Kong y otros territorios para el nacionalismo Chino.

Las expresiones de violencia y agresividad se han dado tanto en las calles como en los sets de programas de televisión, el pasado Martes 23 de Julio durante la transmisión al aire, dos legisladores fueron invitados a dialogar sobre la situación en Hong Kong, por un lado el legislador y activista social Eddie Chu y por el otro lado el legislador pro China Junius Ho, durante la transmisión el legislador pro China culpó a su colega y a los manifestantes contrarios a la ley de ser los responsables de la violencia y polarización de la sociedad, se arrancó el micrófono al tiempo que acusaba a Chu de ser un militante del DPP ( Partido Democrático Progresista de Taiwán), de no ser digno de estar en el parlamento y de ser una escoria. El señor Junius Chu ha sido ampliamente cuestionado y criticado en redes sociales pues se le vio saludando de manera cálida y amable a los hombres de camisetas blancas quienes participaron en las agresiones contra los ciudadanos en la estación del metro de Yuen Long.

El sábado 27 de Julio a pesar de las prohibiciones de las autoridades de no llevar a cabo marchas o manifestaciones en la zona de Yuen Long, varios manifestantes pro-democracia vistiendo prendas negras se reunieron en la zona, algunos según la policía llevaban barras metálicas y escudos artesanales. Los manifestantes rodearon la estación de policía local y finalmente fueron dispersados con gases lacrimógenos lo cual desató choques entre los manifestantes y la policía, quienes temían que los ataques pudieran trasladarse contra residentes de esa zona cercana a la cuidad china de Shenzhen y quienes se declaran en su mayoría pro-China.

El domingo 28 de Julio los manifestantes pro-democracia marcharon en zonas que habían sido restringidas por las autoridades, incluyendo áreas cercanas a la oficina de enlace de China. Los manifestantes fueron dispersados con gases lacrimógenos y balas de goma para evitar que volvieran a atacar la sede como había ocurrido el domingo.

Ahora a las peticiones que incluían la anulación de la ley, la renuncia de Carrie Lam, mayor democracia, respeto a la fórmula “un país, dos sistemas” y no procesar a los detenidos durante las manifestaciones, se suma la de investigar la negligencia durante las agresiones en la estación del metro Yuen Long y violencia por parte de la policía durante las manifestaciones.

Por su parte China considera las protestas como algo intolerable, tal como los expresó el portavoz del Ministerio de Defensa de este país el 24 de julio durante el lanzamiento del décimo policy paper de este ministerio, el cual contiene la estrategia de China en temas de seguridad y defensa durante un periodo de 5 años. Este paper también hace referencia a temas relacionados con los intereses centrales de China, entre los cuales está mantener la integridad territorial, por esto en el marco del lanzamiento anunció que, de ser solicitado por el gobierno de Hong Kong, China podría desplegar sus tropas en la cuidad. Cabe recordar que, en el corazón de la ciudad de Hong Kong, China mantiene una guarnición militar que alberga más de mil miembros del cuerpo de seguridad de China, la cual fue establecida desde 1997 y vigila de manera atenta los acontecimientos. El gobierno chino también ha hecho todo lo posible por que en las ciudades chinas no se tenga acceso a la información de manera clara sobre los acontecimientos en Hong Kong y ha acusado a Estados Unidos e Inglaterra de proveer apoyo, infiltrar las marchas e intervenir en asuntos internos de China. Posiblemente estás acusaciones sean utilizadas para aglutinar a los ciudadanos chinos en contra de un enemigo exterior responsable de los desórdenes en Hong Kong.

Inglaterra (País que colonizó a Hong Kong entre 1841 hasta 1997) a través de su ministro de relaciones exteriores Jeremy Hunt ha expresado su preocupación por la ley de extradición, la influencia de China en Hong Kong, ha pedido respeto por la declaración conjunta de 1984 y respeto por el sistema independiente de la cuidad, declarando también que el irrespeto a este acuerdo traerá graves consecuencias para China. Estas declaraciones han desatado una fuerte repuesta por parte del gobierno chino, expresando que la época del imperio británico ya es historia y que debía respetar la soberanía y los asuntos internos de China.

Activistas pro-democracia han convocado a más personas a manifestarse en las calles para mostrar el rechazo a estas acciones por parte de estos grupos de hombres de camisetas blancas y han enviado cartas a diferentes consulados en la cuidad donde les piden advertir a los ciudadanos extranjeros tener precauciones al viajar a Hong Kong o al al visitar ciertas áreas. Además, han elaborado un mensaje dirigido a Taiwán, donde declaran que Hong Kong al igual que Taiwán, fueron concedidos a otros países mediante tratados previos a la existencia de la República Popular China fundada en 1949 y por lo tanto nunca han hecho parte de esta.

Hong Kong fue cedido a Inglaterra en 1842 mediante el tratado de Nanjing y Taiwán a Japón en 1895 mediante el tratado de Shimonoseki. Es decir, fueron cedidos durante la época imperial, previa a la fundación de la RPC.

Cabe recordar que para algunos analistas las acciones que tome Beijing podrían desencadenar hechos de violencia extrema. A finales de la década de los 80’s en la China continental el gobierno aplicó la ley marcial y reaccionó de manera violenta contra trabajadores y estudiantes que pedían democracia y mayor transparencia en el gobierno, la respuesta de Beijing causó la muerte de miles de ciudadanos.

Taiwán, territorio considerado por China como una provincia rebelde al que se le propone un sistema similar al de Hong Kong (un país, dos sistemas), sigue de manera atenta los acontecimientos y ha expresado su solidaridad con los manifestantes pro-democracia en Hong Kong, varios ciudadanos se han concentrado en Taipei con pancartas y coros expresando su apoyo a estas demandas. En Taiwán al igual que en Hong Kong, la opinión se encuentra dividida entre militantes favorables a una mayor aproximación con China, generalmente concentrados el partido Kuomintang y militantes pro-independencia concentrados en el DPP (Partido Democrático Progresista) partido de la actual presidenta de Taiwán Tsai-Ing-Wen.

El 11 de Enero de 2020 se llevarán a cabo las elecciones presidenciales en Taiwán en las cuales la opinión de los ciudadanos se verá influenciada por los acontecimientos en Hong Kong, posiblemente llevando al DPP a una nueva victoria en la isla.

Finalmente, los acontecimientos desencadenados por estas demandas de los manifestantes deben ser seguidos de manera atenta por la comunidad internacional y los medios de comunicación pues vemos cómo en la ciudadanía se concentran grupos preocupados por el avance de la influencia china en la cuidad, incluyendo grupos de jóvenes que han recurrido cada vez más a la violencia para hacer sus reclamos, incluso en días pasados se incautaron explosivos, cuchillos y panfletos anti-China en poder de un militante y por otro lado el gobierno local es respaldado por Beijing que ha ofrecido intervenir con tropas contra los manifestantes, parte de la sociedad y grupos de dudoso origen (los camisetas blancas). Esta peligrosa ecuación puede resultar en hechos aún más violentos y choques más fuertes entre las diferentes fuerzas.

Estos acontecimientos se dan en medio de una guerra comercial entre las dos principales potencias económicas del mundo (Estados Unidos y China), en medio del surgimiento de China que busca consolidar una posición más relevante en el sistema internacional y lleva a cabo acciones cada vez más encaminadas a conseguir una mayor influencia en Asía a medida que busca reducir la influencia de potencias extranjeras en la zona, las cuales a su vez buscan mantener su influencia y posiblemente poner obstáculos a las intenciones de China en la región.

-Publicidad-
0
1700
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

¿La tercera revolución industrial?

El mundo en un instante
Llegan al mundo los bebes prediseñados

Llegan al mundo los bebes prediseñados

Honduras llora a Berta Cáceres, la mujer que derrotó al gigante Chino

Honduras llora a Berta Cáceres, la mujer que derrotó al gigante Chino

Exdirector sancionado de Ferrovías, próximo embajador en China

Exdirector sancionado de Ferrovías, próximo embajador en China