¿Por qué James Rodriguez está acabado para el fútbol si sólo tiene 28 años?

El cucuteño se suma a la lista de glorias del deporte colombiano, como Nairo y Montoya, que pintaban para ser los mejores del mundo pero la prepotencia les traicionó

Por: Mario José Estupiñan
febrero 07, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Por qué James Rodriguez está acabado para el fútbol si sólo tiene 28 años?

El golpe que recibió el Madrid contra el Zaragoza fue mortal, fulminante. Iban por la triple corona y, ya en febrero, la ilusión terminó. El más afligido de todos, sin duda, era James Rodríguez. La copa del Rey para el goleador del mundial del 2014 era la única competencia que jugaría hasta junio, la fecha en la que espera ser cedido a otro cub. En el partido contra el Zaragoza James salió al parecer lesionado en el minuto 45. Venía haciendo, como ya es habitual, un partido horroroso. Zidane ya recuperó a todos sus lesionados y es bastante probable que el colombiano no vuelva a jugar en lo que queda de temporada.

¿Qué es lo que pasa con los ídolos nacionales que se acaban tan rápido y nunca llegan ser lo que prometen de jóvenes? Es una pregunta válida teniendo en cuenta otros ejemplos como los de Juan Pablo Montoya y Nairo Quintana. A los 20 este par de deportistas pintaban a ser los mejores del mundo en el automovilismo y el ciclismo. Pero esas promesas nunca se concretaron. Ahora tenemos que volver a ser testigos de como el exitismo exagerado arruina la carrera de, tal vez, el colombiano más universal después de García Márquez. Es que sólo basta con ir a cualquier parte del mundo para comprobar la fama y el respeto que aún suscitan James y sus jugadas. Lástima, a los 22 parecía ser uno de los llamados a ser el reemplazo de Messi. La cabeza no le dio para más. Las lesiones están acabando con su futuro y ahora parece que el único equipo que lo desea y que podría pagar algo por él es el Inter de Miami. Pasar del Real Madrid a la MLS a los 28 años es reconocer que se está acabado para el fútbol.

Montoya nunca ganó al Fórmula Uno y entró a una rápida decadencia cuando a los 31 años dejó Mclaren para irse a la Nascar. Nairo a los 29 dejó en una ola de escándalo al que es considerado el mejor equipo de ciclismo del mundo para irse a uno de segunda división como es el Arkea. Un equipo con el que nunca ganará el Tour de Francia. Y ahora está James, despreciado por los grandes equipos del mundo y destinado a vivir entre lesiones y pucheros. Como dijo José Sámano, el mejor de los periodistas españoles, a James la cabecita no le funciona. Por eso tanta lesión, tanta inconstancia. Es que ser de tercer mundo es algo muy jodido, un peso que el deportista colombiano difícilmente puede superar.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
16300

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

El Pibe, ¿era un tronco?

El pecado mayor de Florentino Pérez: cientos de muertes por caos en ancianatos de su propiedad

El pecado mayor de Florentino Pérez: cientos de muertes por caos en ancianatos de su propiedad

El infierno que le espera a James

El infierno que le espera a James

La depresión de James Rodríguez: no sabe por qué nadie lo quiere

La depresión de James Rodríguez: no sabe por qué nadie lo quiere