Por qué hay que hacerle caso a Mafe Cabal en esta crisis

El enfoque de la senadora y empresaria en la importancia del dinero y la generación de riqueza será clave en la recesión que se aproxima y superar el desempleo que no para

Por: Alejandro Ramírez
abril 28, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Por qué hay que hacerle caso a Mafe Cabal en esta crisis
Foto: Vía Twitter

Entre lo cómico y desconcertante aparecen las declaraciones de María Fernanda Cabal, ya sea en su Twitter o en entrevistas como la del Boletín del gomelo con Juanpis González, y, últimamente, en sus intervenciones en el senado vía zoom. A pesar de su trabajo con el Centro democrático y su participación en política, la senadora se reconoce como empresaria al igual que su esposo José Félix Laufarie, presidente de Fedegan. Ahora bien, contrario al protagonismo por sus frases y memes, la senadora tiene varios puntos a tener en cuenta sobre la política y la democracia. 

Lo primero que resalta la senadora es la importancia del dinero y la generación de riqueza, sobre todo estando próximos una recesión. Ella, siendo egresada de ciencia política de la Universidad de los Andes, dice que su carrera no sirve de nada, y claro, tal vez para generar riqueza y bienestar económico no sea muy útil; aun sabiendo que las cifras de desempleo en el país están en dos dígitos y algunas proyecciones indican 2 millones de nuevos pobres después de esta crisis.

El dilema, entonces, aparte de la crisis económica mundial, sería preguntarse si las carreras universitarias, sobre todo las que se concentran en las artes y humanidades, pueden seguir siendo una forma de movilidad social para la gran masa de personas egresadas de colegio, sabiendo lo limitado de los cupos en universidades públicas y la deuda como realidad de muchos jóvenes que deciden ingresar a la universidad privada, sumando las dramáticas cifras de deserción estudiantil en la educación superior y el desempleo que llega al 16% en la población joven del país y subiendo con la crisis de Covid-19.

Por otro lado, la senadora se pregunta por el legalismo en Colombia, tanto a nivel político como económico. La creación de nuevas leyes y derechos muchas veces solo entorpece un sistema democrático por el simple hecho de la burocracia, en la mayoría de casos poco efectiva y muy costosa. La creación de nuevos ministerios y nuevas leyes más “incluyentes” a veces parecen alejar más a los ciudadanos de los asuntos públicos. Los procesos democráticos en muchos casos son procesos burocráticos, de los que pocas personas saben cómo se efectúan, por esa misma razón el paro del pasado 21 de noviembre no ha tenido grandes repercusiones políticas ni económicas. 

Más allá de los lapsus, confusión de palabras y significados, incluso errores de dicción, la cuestión no es volverlo una noticia que acapara todos los medios para generar una indignación mal direccionada. Lo necesario es mostrar lo que quiere decir la senadora o lo que esconde. ¿Dónde están las cifras reales de pobreza? ¿De alimentos entregados? ¿deuda externa y préstamos del FMI? ¿captación de dinero de las EPS? ¿Educación financiera para la ciudadanía? Y esto no es culpa de la senadora, sino de medios de comunicación mal enfocados.

Para finalizar, el Estado y la democracia, más allá del voto solo presenta una cortina llena de procesos, documentos, formalismos y leyes que a ciencia cierta casi nadie entiende y tampoco sabe implementar o ejercer. La senadora, en medio de su pragmatismo, tiene un punto clave, el de si la forma como entendemos la educación, la empresa y la democracia en serio implica un avance o mejoramiento de la ciudadanía en muchos casos endeudada y precarizada. Mientras tanto, María Fernanda Cabal sigue siendo una empresaria que también deviene un salario con el erario público, un lugar perfecto para dar críticas a los estudiantes, trabajadores, desempleados y precarizados del país. 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
7200

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En dos años estará listo el nuevo puente de Chirajara

En dos años estará listo el nuevo puente de Chirajara

Jaime Alberto Cabal será el nuevo presidente de Fenalco

Jaime Alberto Cabal será el nuevo presidente de Fenalco

Nota Ciudadana
Cuando Carlos Lehder quiso traer a los Rolling Stones a Armenia

Cuando Carlos Lehder quiso traer a los Rolling Stones a Armenia

Nota Ciudadana

"El hambre no da espera": carta abierta a Claudia López