¿Por qué Colombia sigue mal?

Una lista de razones por las cuales la situación del país dista de estar bien y, por el contrario, parece cercana a la catástrofe

Por: Carlos Alberto Agudelo Arcila
julio 06, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Por qué Colombia sigue mal?
Foto: PxFuel

La sumisión flota en el fango de la estupidez humana...

Este texto es una breve descripción sobre la podredumbre política, económica y social en Colombia, resultado de la acción perversa de gobernantes sin ética ni moral. Es una invitación a reflexionar respecto al macabro sistema neoliberal, acerca de los atropellos contra la clase menos favorecida. Es una exigencia del manejo equitativo de los recursos públicos. Es una exhortación a levantar la voz contra quienes desfalcan la nación, a repensar nuestra república, en todo su contexto, con más de 200 años en constante crisis.

Este texto se lee en el diario vivir de una sociedad atropellada por quienes poco le importa la hambruna, la supervivencia dolorosa de una población abandonada por el gobierno colombiano, primer causante de la guerra con su demagogia insultante de paz sin bienestar social, sin oportunidades de una vida digna.

- Colombia sigue mal porque somos el sexto país más ignorante del mundo, lo certifica la firma británica Ipsos Mori, en el 2018 subió un puesto en esta vergonzosa clasificación mundial, respecto al 2017.

- Colombia sigue mal porque nos encontramos en la escala del tercer país más desigual del orbe.

- Colombia sigue mal porque 2,4 millones de personas padecen hambre, según comunicado de la FAO en el 2019.

- Colombia sigue mal porque 5 millones de colombianos emigraron hacia otras regiones, en busca de alternativas de vida digna.

- Colombia sigue mal porque vivimos en un narcoestado, apoyado por los paramilitares, latifundistas y diferentes jefes políticos.

- Colombia sigue mal porque un 75% de jóvenes desean abandonar el país, para ir al encuentro de un futuro próspero.

- Colombia sigue mal porque durante el año 2020 van 138 líderes y defensores de los derechos humanos asesinados, y 201 exguerrilleros firmantes del acuerdo de paz entre el Estado y las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC), lo dice el informe del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz).

- Colombia sigue mal por la violencia contra los pueblos indígenas.

- Colombia sigue mal por los escándalos de corrupción dentro de las fuerzas militares.

- Colombia sigue mal porque el relator especial de la ONU para los derechos humanos, Michel Forst, señaló a Colombia como el país más peligroso del globo terráqueo para los defensores de los derechos humanos.

- Colombia sigue mal porque grupos de extrema derecha y narcotráfico expulsan de sus territorios a campesinos, para adueñarse de sus tierras.

- Colombia sigue mal porque el gobierno pronto dará vía libre a las multinacionales Chevron y ExxonMobil para hacer fracking, en los departamentos de Antioquía, Bolívar, César y Santander sin importarle los perjuicios al ecosistema de dichos departamentos.

- Colombia sigue mal porque el elector sin escrúpulo acude a votar por candidatos hábiles en el trueque del voto, quienes manipulan elecciones con un plato de sancocho, un mínimo de dinero, cemento, tejas, y así, de esta manera irrazonable, se elige al opresor.

Esta maquinación acontece dos o tres meses antes de elecciones, para después dicho tipo de sufragantes, su familia y hasta quienes no votaron por los referidos calculadores, verse en la obligación de asumir desgarradoras situaciones en el ámbito económico y social. Es decir, la compra de conciencia es normal en nuestra estructura electoral, el cinismo llama a este actuar triunfo de la democracia, al votante alienado lo ponderan como gran patriota.

- Colombia sigue mal porque la mayoría de sus moradores desconocen la catastrófica realidad del país, ya sea por indiferencia, por hacer caso omiso a la verdad objetiva, por pereza mental, por alienamiento.

- Colombia sigue mal porque bandas delincuenciales, microtráfico, ladronzuelos, sicariato nos doblegan porque no hay leyes defensoras de las víctimas.

- Colombia sigue mal porque aunque la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 "da al estado de derecho un lugar central al afirmar que es esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”, acá no se cumple esta norma.

De hecho, se violan de manera sistemática los derechos humanos cuando se percibe cómo el Estado es coparticipe en acción y omisión del asesinato de líderes sociales, al permanecer de brazos cruzados ante la pobreza multidimensional de más de 16 millones de colombianos, según último reporte del Dane (julio de 2019), y en la línea de pobreza monetaria, en el 2018 se ubicó en un ingreso mensual de $257.433, según esta misma entidad.

Además, casi 3 de cada 10 colombianos ganan al mes menos de este monto y 13.07 millones de habitantes se encuentran en condición de pobreza monetaria, debajo de este ingreso. Las anteriores escenas reafirman un Estado bárbaro, pusilánime, incapaz en ejercer la carta magna del 91.

- Colombia sigue mal por los vínculos de gran parte de la clase dirigente con el narcotráfico.

- Colombia sigue mal porque el engañoso vocablo castrochavismo (término sin asidero político alguno), la fracasada seguridad democrática y el fanatismo partidista sostienen al siniestro Álvaro Uribe Vélez en el poder.

- Colombia sigue mal porque gobierno y congreso se protegen al reglamentar disposiciones jurídicas para elegir contralor, fiscal general, procurador con afinidad gobiernista, de este modo estas entidades de control pierden independencia, su rumbo investigativo, encubren la verdad cuando los procesos son para indagar desafueros de sus padrinos políticos.

- Colombia sigue mal porque se busca eliminar la JEP, establecer una corte única, revocar magistrados y poner el sello luctuoso de la dictadura.

- Colombia sigue mal porque divulgar la hecatombe institucional convierte al opinante en terrorista, en guerrillero.

- Colombia sigue mal por la salud privatizada, donde sus trabajadores y enfermos están desprotegidos, a tal grado de verse pacientes sufriendo el paseo de la muerte, a médicos, enfermeras y otros empleados de este gremio humillados con sueldos no acordes con sus títulos, por la ley cien la cual va en detrimento del derecho a la salud digna.

- Colombia sigue mal por los 2,61 millones de desempleados, y el desempleo juvenil de un 16%, cifras hasta diciembre de 2019, al mismo 5,73 millones de compatriotas están en el trabajo informal.

- Colombia sigue mal porque medios de comunicación convencionales y periodistas de los mismos, son informativos de la clase explotadora, entretanto a la prensa independiente se le amordaza al tildarla de cometer proselitismo comunista.

- Colombia sigue mal porque la policía y los militares se encuentran contaminadas por uniformados bandidos.

- Colombia sigue mal porque el Estado es cómplice de la existencia y aumento del narcotráfico.

- Colombia sigue mal porque es un fracaso histórico en el manejo de la cultura.

- Colombia sigue mal porque persiste en ser un país tercermundista, pese a tener recursos económicos suficientes para elevar su PIB per cápita, algo posible si la corrupción no interfiriera en la administración de nuestra economía.

- Colombia sigue mal porque no tienen voluntad de utilizar su reservas internacionales de US$53.144 millones para enfrentar la emergencia por el COVID-9, mientras adquiere deuda por US $ 2.500 millones y así el déficit fiscal del país podría acercarse al 4.9% del PIB, lo que le costaría al presupuesto nacional unos 39 billones de pesos, dicen los entendidos en el tema.

- Colombia sigue mal porque la impunidad hace parte de la rama ejecutiva y se convierte en cómplice de crímenes de la nación.

- Colombia sigue mal porque utiliza recursos de las arcas públicas, para favorecer bancos y emporios rapaces de la economía nacional.

- Colombia sigue mal porque el gobierno quiere utilizar glifosato en la erradicación de plantas de coca, sin importarle el daño mortal a los seres humanos y a la naturaleza, como tampoco le interesa crear alternativas con la implantación de cultivos boyantes.

- Colombia sigue mal al no exigirle a EE. UU. una ofensiva rotunda en su región contra la droga, mientras las autoridades le da la espalda al pueblo colombiano, cuando la guerra se esparce por los rincones de nuestras regiones.

- Colombia sigue mal porque, como afirma el senador Roy Barrera, "117 billones de pesos, fueron a parar en manos de intermediarios financieros, los recursos de la emergencia no llegaron a la gente, no llegaron a los hospitales, no llegaron a los trabajadores de la salud y no llegaron a los entes territoriales”.

- Colombia sigue mal porque gran parte del dinero destinado para la emergencia por COVID-19 se le asignó a las EPS, entre tanto los hospitales permanecen sin recursos para aliviar las necesidades primarias, sin instrumentos necesarios para atender a los enfermos, sin pago de sueldos a sus empleados.

- Colombia sigue mal porque los congresistas no tienen trabajo presencial y la gente del común se ve obligada a trabajar en las calles y oficinas con el riesgo de adquirir el virus.

- Colombia sigue mal porque a diario se destapan desfalcos por corrupción, escándalos financieros de importantes políticos, empleados públicos, congresistas, alcaldes, gobernadores, etc.

A pesar de eso, no perdemos la ilusión de algún día sentirnos gobernados por políticos honestos, dirigentes humanistas y salvaguardas del tesoro público. Cuando este sueño se haga realidad no volveremos a pensar: Colombia sigue mal porque…

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
602

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Caricatura:

Caricatura: "Decapitando simbolos"

Nota Ciudadana
Fenómeno sin resolver : La corrupción

Fenómeno sin resolver : La corrupción

Nota Ciudadana
A los miserables que le desean la muerte a Petro

A los miserables que le desean la muerte a Petro

Nota Ciudadana
Coronabobos: el nuevo virus que afecta el desempleo en Colombia

Coronabobos: el nuevo virus que afecta el desempleo en Colombia