Un país que cometió suicidio geopolítico

Hay una relación directa entre educación geográfica y el desarrollo de los países. "La decadencia de un Estado es el resultado de una concepción espacial declinante”

Por: Andrés Manuel Romero Sarmiento, seudonimo:Axel Weinreben Roris
agosto 18, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Un país que cometió suicidio geopolítico
Foto: Pixabay

Colombia tiene la capacidad de ser una nación fuerte y poderosa, la razón podemos encontrarla en su ubicación geográfica privilegiada, donde sus tierras son fértiles, tiene salida a dos océanos el Atlántico y el Pacífico, tiene una extensa selva, todo tipo de climas y diferentes etnias.

Estos múltiples componentes dan la capacidad para el crecimiento social, económico y político del país. Entonces, ¿cómo podemos ser un país poco desarrollado? Para entender este problema debemos conocer la geopolítica entendida como un campo del saber que evalúa la proyección espacial en donde se interrelacionan la acción del ser humano, su actuación sobre los recursos naturales, las relaciones de poder entre los diferentes grupos sociales y la configuración de Estado Nación.

Estos elementos conceptuales nos permiten entender nuestro proceso desde la conformación de las colonias españolas hasta el día de hoy, donde hemos descuidado puertos, fronteras marítimas, islas y la unión entre países latinoamericanos debido a políticas como lo fue el centralismo.

Todo surge a raíz de factores como la desunión de la nación por rivalidades políticas, la falta de comunicación entre regiones y la falta de educación geográfica e histórica. Primero, las rivalidades políticas del momento en nuestro país generaron la separación de la Gran Colombia, que hubiera sido una nación poderosa por la vastedad de territorio y recursos; pero al contrario, se generaron problemas como la pérdida de oportunidades y pobreza, llevándonos a un bajo nivel de desarrollo.

Por tanto, las diferencias que nos caracterizan desde la conformación como Estado independiente no deberían crecer sino aminorarse, proponiendo soluciones a la administración del estado para que haya equidad y no más violencia. Segunda, la falta de comunicación entre las regiones de Colombia por sus conexiones terrestres, aéreas, fluviales o digitales, ya que la mayoría se concentran principalmente en la región Andina y Caribe, mientras que las regiones Pacífica, Amazónica y Orinoquia interactúan poco con el centro del Estado, da lugar a desigualdades, baja seguridad y bajo desarrollo regional.

Un ejemplo adicional es la interacción comercial internacional por medio del Pacífico, que siendo una zona estratégica, tenemos escasez de puertos, dejándonos aislados de la posibilidad de un mayor comercio con países como China, Australia, Chile, Japón, etcétera.

Tercero, la formación en geografía es escasa porque no suele tener un peso importante en la enseñanza de las ciencias sociales respecto de la economía, la política, la historia, la sociología o la antropología, según lo señalado por el Ministerio de Educación Nacional (lineamientos curriculares).

A pesar de que en la ley general de educación de 1994 se incluye la historia y la geografía como materias obligatorias, este mismo documento señala que la enseñanza de la historia recurrió muchas veces al aprendizaje de fechas y acontecimientos, mientras que la geografía fue enseñada desde la descripción física sin contexto alguno.

Lo anterior dio lugar a una pérdida de conocimiento en estas dos disciplinas, limitando la comprensión sobre la configuración del territorio, sin ser probablemente subsanado en la educación superior. Citando a Ratzel: “El pueblo debe ser educado en la evolución de las concepciones espaciales menores a las mayores. Esto para evitar que el pueblo recaiga en viejas concepciones de espacios pequeños. La decadencia de un Estado es el resultado de una concepción espacial declinante”.

-.
0
300
La pelea por el botín de la Universidad de Medellín

La pelea por el botín de la Universidad de Medellín

Con ajuste de nombre, entra Alejandro Gaviria a la coalición de centro izquierda 

Con ajuste de nombre, entra Alejandro Gaviria a la coalición de centro izquierda 

Quiénes son los 1.400 indígenas que llevan dos meses a la intemperie en el Parque Nacional de Bogotá

Quiénes son los 1.400 indígenas que llevan dos meses a la intemperie en el Parque Nacional de Bogotá

¿Por qué Carlos Vives a sus 60 años sigue conectando a los más jóvenes?

¿Por qué Carlos Vives a sus 60 años sigue conectando a los más jóvenes?

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus