¿Por qué Alfredo Ramos lidera las encuestas de intención de voto?

Según esta mirada, si bien el candidato a la alcaldía de Medellín por el Centro Democrático no tiene un discurso claro, sí cuenta con un apellido de peso

Por: Fredy Alexánder Chaverra Colorado
septiembre 18, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Por qué Alfredo Ramos lidera las encuestas de intención de voto?
Foto: Twitter @AlfredoRamosM

Con el avance de la contienda por la alcaldía de Medellín se conoce con más detalle el perfil humano, político y discursivo de los candidatos que compiten por gobernar la segunda ciudad del país. No deja de resultar sorprendente que Alfredo Ramos, el candidato que va punteando en intención de voto en encuestas desde hace varias semanas, sea el que “menos se conoce a la ciudad” y el único (al lado de Daniel Quintero) que no viene de ejercer un cargo político o administrativo en Medellín. Alfredo viene de ser senador del Centro Democrático (llegó en coche en una lista cerrada), tiene experiencia en el sector privado y es heredero de uno de los mayores gamonales conservadores de Antioquia, Luis Alfredo Ramos. A diferencia del padre, forjado a pulso en las inmediaciones de Sonsón (municipio del oriente antioqueño), que llegó a ser presidente del Congreso, alcalde de Medellín, gobernador de Antioquia y presidenciable por cuenta propia (sobre él actualmente pesa un proceso abierto por parapolítica), Alfredo “junior” no ha hecho mucha carrera política, en el Senado no se destacó por sus propuestas o debates; y, en la práctica, su mayor activo como candidato se reduce a ser hijo de su padre.

Hasta hace pocas semanas empezó a asistir a los debates después de la exposición mediática al ser cuestionado por dejar la silla vacía. Episodio que recuerda al Duque que no asistió a los debates en la segunda vuelta presidencial. La verdad es que Alfredo se caracteriza por su confusión para hablar en público y por manejar un discurso poco estructurado. Por eso, en el Congreso no destacó por ningún debate en particular (a diferencia de Duque y Paloma Valencia), en la campaña del plebiscito tampoco se apropió de la plaza pública como Uribe o Paola Holguín; y, su paso por el Capitolio solo es recordado por la forma soez con la que trató a Claudia López en un momento de “acaloramiento”. Su trabajo legislativo, según se puede evidenciar en su perfil en el portal Congreso Visible, no aborda un solo proyecto de ley o debate enfocado en la ciudad de Medellín o alguna de sus problemáticas. Recién en los últimos meses empezó a caminar y conocer la ciudad que pretende gobernar y que literal apenas esta conociendo. Entonces, si no tiene un capital de opinión propio, su discurso es flojo y no tiene mayor trayectoria en la ciudad, ¿por qué va de primero en todas las encuestas de intención de voto?

La respuesta a esa pregunta se encuentra en su apellido, el hecho de ser el de Uribe versión 2019 y la estructura que tiene el Centro Democrático en la ciudad. A falta de un capital de opinión propio Alfredo dependió para despegar en intención de voto de la recordación que su padre conserva en la opinión pública antioqueña. Algo que se debe a que Luis Alfredo Ramos ha sido protagonista de la política en Antioquia durante los últimos 25 años. El hecho de ser “el de Uribe” en esta contienda también le suma mucho en términos de opinión porque el uribismo en la tierra de Uribe tiene la capacidad de endosarle un alto grado de visibilidad a candidatos de poca trayectoria pública en el departamento (la votación de Zuluaga en 2014 y Duque en 2018 dan cuenta de ello); además, según las proyecciones de las últimas encuesta a Gobernación se presume que Aníbal Gaviria será el próximo gobernador y ante esa realidad el uribismo le meterá toda la ficha a Alfredo (dado el hundimiento de Andrés Guerra como candidato a la Gobernación) buscando al menos ganar la alcaldía de Medellín. Al cerrar filas en torno a su aspiración (a diferencia de 2015 cuando algunos sectores se fueron con el uribista Federico Gutiérrez) Alfredo “junior” se convierte en el candidato con la estructura política (mayorías en Concejo y JAL) más sólida en la carrera por la alcaldía.

A pesar de la debilidad de su discurso, su poca trayectoria previa en la ciudad y su precario capital de opinión propio, Alfredo Ramos es el candidato a vencer. Sin embargo, a partir de los resultados de las más recientes encuestas queda claro que depende de una reacomodación de los candidatos de la derecha (Santiago Gómez y en menor medida Juan Carlos Vélez) y cercanos al uribismo (Jesús Aníbal Echeverry) para ganar “tranquilamente”. Mucho más cuando Daniel Quintero (un candidato puro y duro de opinión) se va convirtiendo en una “sorpresa”. Esas posibles alianzas y movimientos electorales si se logran dar en el corto plazo ya son material de análisis para otro texto.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
14000

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Recomendaciones para el alcalde Quintero y sus gerentes

Recomendaciones para el alcalde Quintero y sus gerentes

Contraloria compromete gobierno de Antioquia y EPM

Contraloria compromete gobierno de Antioquia y EPM

Nota Ciudadana
¿Por qué el

¿Por qué el "centro" podría ser decisivo en las elecciones a la alcaldía de Medellín?

La carta que le envió Luis Alfredo Ramos, defendido por Gustavo Moreno, al Fiscal Martínez

La carta que le envió Luis Alfredo Ramos, defendido por Gustavo Moreno, al Fiscal Martínez