Poncho Zuleta odia a Maduro, pero le canta a su gente y cobra duro

A pesar de ser uribista purasangre, el guajiro no tuvo problemas en darle a funcionarios del régimen un concierto, que terminó con sillas volando y botellas rotas. VIDEO

Por:
febrero 13, 2019
Poncho Zuleta odia a Maduro, pero le canta a su gente y cobra duro

Antes de que Iván Duque fuera el candidato oficial del uribismo, el legendario Poncho Zuleta ya se la había jugado por la carta de Álvaro Uribe. El apoyo del músico guajiro a Iván Duque no tomó por sorpresa a nadie. Poncho, apodado por García Márquez como la ‘Garganta de lata’, incluso le compuso un vallenato al presidente.

El vallenato de Poncho Zuleta de inmediato se convirtió en uno de los himnos de la campaña de Duque en la Costa Caribe. Los acuerdos de La Habana, seguridad, economía y hasta la situación de Venezuela fueron mencionados por Poncho, quien tiene una larga historia con el expresidente Álvaro Uribe, en su canción.

Sin embargo, y a pesar de tenerle miedo al castrochavismo y la posibilidad de que Colombia se conviertiera en una segunda Venezuela si Petro llegaba a la Presidencia, no tuvo problema en ir al Encuentro Mundial de Vallenato organizado en Maracaibo y que se llevó a cabo el pasado 8 de febrero. El reconocido músico Ómar Hernández, ahora como empresario, llevó a la capital petrolera a varios artistas.

Junto a Felipe Peláez y el Binomio de Oro, el músico guajiro armó la noche en el Palacio de los Eventos de la ciudad, en donde Maduro tiene un gran respaldo por parte del gobernador de Zulia, Ómar Prieto, quien no ha dudado un segundo en respaldarlo y enviarle un mensaje de lealtad con el régimen. Poncho Zuleta, quien en su larga historia tuvo bastante cercanía con el paramilitarismo por el que incluso fue investigado y no tuvo ningún reparo en dejar dos veces plantas a las FARC tanto en La Guajira como en la Plaza de Bolívar, tampoco tuvo ningún inconveniente en liderar la lujosa nómina vallenata, que podría costar unos 100.000 dólares entre todos, en la tierra de Maduro.

Sin embargo, el concierto en Maracaibo, al que asistieron unas 3.000 personas en el salón de Eventos y costaba cerca de 500 dólares un palco para ver el concierto, además de la botella de licor a 100 dólares, terminó en una dura revuelta. Botellas rotas, sillas voladoras e incluso armas de fuego cerraron la fiesta. La gente armó una batalla campal aún sin saberse a ciencia cierta cuál fue la razón.

 

-Publicidad-
0
16089
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Maduro no caerá tan fácilmente

Maduro no caerá tan fácilmente

El psiquiatra y el publicista detrás de Maduro

El psiquiatra y el publicista detrás de Maduro

La obsesión por el oro de Nicolás Maduro y su socio colombiano Álex Saab

La obsesión por el oro de Nicolás Maduro y su socio colombiano Álex Saab

¿Por qué dictadura allá y democracia aquí?

¿Por qué dictadura allá y democracia aquí?