Polarización, el cáncer de la sociedad colombiana

"Si no aprendemos a aceptar las diferencias no podremos avanzar para poder crear una democracia verdadera"

Por: Karen Francisca Villalba Mora
julio 01, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Polarización, el cáncer de la sociedad colombiana
Foto: Pixabay

En estos últimos días y décadas Colombia ha vivido una enfermedad que es altamente contagiosa, la cual no nos ha dejado avanzar y solo llena de rabia y superioridad a cada uno de sus portadores, esto sin saber que las consecuencias de la misma las pagamos todos los ciudadanos, así pertenezcamos o no a los grupos implicados. Este mal se llama polarización. ¿De dónde salió la famosa expresión de llamar “ignorante” a la persona que piensa diferente? Estos discursos están llenos de emotivismo, razón por la cual no es posible llegar a un consenso y mucho menos poder tratar estos argumentos con respeto.

Esta situación se sigue propagando en los lugares más comunes, entre estos están los salones de clase, reuniones familiares y las redes sociales (nuestro actor principal). Si la sociedad reconociera este fenómeno se daría cuanta que es un veneno para la población, la política y el país. Los ejemplos abundan en el Congreso, en el gobierno nacional y en la oposición. Y por el hecho de pertenecer a cierto partido político se tranca cualquier iniciativa, así esta tenga grandes beneficios para la nación.

Estas acciones son un virus y se siguen propagando con series como Matarife y narrativas separatistas, lo cual termina en un conflicto entre diferentes actores políticos. Por tal razón me vi en la profunda necesidad de hacer un experimento social, lo hice en mi salón de clases; aprovechando el trabajo de discurso libre que hice sobre este tema. Los resultados fueron concluyentes. Fui la que más recibí preguntas complicadas y cuestionamientos. Corroboré, una vez más, que este tema es complicado para cualquier ciudadano. Pero lo que más me llamó la atención es el hecho de que, aunque este es un fenómeno reconocido por la gran mayoría de la población, está prácticamente invisibilizado. Es nuestro cáncer y actúa en silencio debilitando la casi inexistente unidad nacional. Ese sentimiento de que todos somos una fraternidad se esfuma.

Lo que Colombia necesita de verdad es dejar todo atrás y mirar adelante. Dejar atrás las diferencias partidarias como la derecha o izquierda. Dejar las narrativas de paz y guerra que nos frenan. Tal vez soy utópica, pero necesitamos un gobierno que no sea representado o identificado con un partido específico. Necesitamos un líder genuino, neutral y fuerte para que podamos progresar y salir de este círculo vicioso en el que está inmersa la sociedad colombiana. Hacer un acuerdo sobre fundamental para recuperar las bases democráticas e institucionales perdidas en nuestra historia de violencia y guerras, cuestiones que solo nos han producido un profundo odio entre nosotros, hermanos de la patria.

Estoy convencida que hay más cosas que nos unen, más cosas que nos tocan el corazón, más cosas que nos prende esa llama pera sacar este país adelante y dejar su nombre en alto. Debemos trabajar en ellas. Recordar esos elementos trascendentales. Recordar qué es ser colombiano. Recordar nuestras raíces y así recuperar nuestra esencia llena de alegría, solidaridad y sabor. Sin embargo, para lograr lo anhelado se necesita un elemento fundamental: respeto. Si no aprendemos a aceptar las diferencias no podremos avanzar para poder crear una democracia verdadera, en donde entre los diferentes argumentos y puntos de vista se pueda construir un futuro entre todos. Situación que, claramente, no hemos logrado realizar.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
200

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Todos contra todos: la estrategia para distraernos de lo importante

Todos contra todos: la estrategia para distraernos de lo importante

Nota Ciudadana
Los pobres también tienen la culpa

Los pobres también tienen la culpa

Nota Ciudadana
Veinte años después de la muerte de Garzón, todo sigue como antes

Veinte años después de la muerte de Garzón, todo sigue como antes

Nota Ciudadana
¡Colombia, despierta!

¡Colombia, despierta!