'A Plazas Vega los medios lo condenaron y lo absolvieron'

Según la Corte Suprema de Justicia, el periodismo ha sido el encargado de la suerte del coronel (r)

Por: Alfonso Acosta Caparros
diciembre 21, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
'A Plazas Vega los medios lo condenaron y lo absolvieron'
Foto: tomada de eluniversal.com.co

En su fallo absolutorio,- que también tiene por las circunstancias, mucho de político - la Corte expresó que el hecho de que el coronel haya sido el foco mediático durante esos días, no lo convierte forzosamente en el responsable de las desapariciones ni de los asesinatos de personas ajenas a la fuerza pública y a los terroristas.

Y el propio Plazas Vega, apenas puso su pie enyesado en libertad, afirmó:textualmente las siguientes palabras:

"...mientras los medios de comunicación, reporteros, fotógrafos, camarógrafos, redactores, existan en una Nación, la democracia está salvada. Ustedes han expresado todo lo que yo he tenido que vivir a lo largo de ocho años y cinco meses. A veces se han equivocado y me han tratado mal, pero siempre lo hicieron con la intención de demostrar lo que ustedes percibieron como la realidad..."

Y para reafirmarse dijo al final de una entrevista en directo: "Dios bendiga a RCN".

El hecho es que ese día aciago en que el esqueleto y su parca que no distingue entre una empleada de la cafetería y un Presidente de La corte entró de la mano de quienes se anunciaban en su propaganda de expectativa como "M-19, para acabar con todos los parásitos"; una vez acabó con algunos de ellos, el Coronel Plazas Vega apareció en televisión dando órdenes a sus subalternos por aquí y por allá, y al preguntarle un periodista que estaba haciendo, contestó las famosas palabras: "Manteniendo la democracia maestro".

Esa imagen que hoy vale más que mil palabras, y esas palabras que valen más que mil imágenes, desde ese día de 1985, no han parado de darle la vuelta a Colombia y al mundo como órbita de satélite.

Ese rostro con casco y bigote, se convirtió en la cabeza visible, en el responsable militar de la masacre en la retoma del palacio y en el señalado por los familiares de desaparecidos y muertos, porque a alguien había que culpar y el Coronel sin saberlo, iniciaba un calvario que duró 8 años.

Yo personalmente no creo que en esos momentos tan dantescos, el Coronel estuviera dando misa, tocando las campanas y encabezando la procesión al mismo tiempo. Otros responsables hay...

Lo cierto es que el Coronel Alfonso Plazas Vega fue el único que dio la cara y dijo algo, cuando ni el presidente Belisario Betancur, ni ningún miembro de su gabinete apareció, y el gobierno solo atinó a transmitir en cadena radial un partido de fútbol entre Millonarios y el Unión Magdalena.

Toda una decisión ejecutiva.

Pero tampoco apareció nadie del poder legislativo... y al judicial lo estaban masacrando. Sólo apareció el Cuarto poder: El periodismo y sus medios de comunicación.

Ese día, el Coronel dividió la opinión del país en dos, quienes lo creen un héroe y quienes lo señalan como asesino.

Yo sinceramente, creo que muchos togados de nuestra vergonzosa justicia, merecen por corruptos, ser sacados del palacio a patadas.

Pero no muertos. Sino capturados y juzgados con su debido proceso.

¿Sabe por qué tenemos que aguantarnos y hacerlo así?

"Porque hay que mantener la democracia maestro".

Alfonso Acosta Caparros

-.
0
456
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Plazas Vega, un mes después

El regreso de Plazas Vega a la vida pública

El regreso de Plazas Vega a la vida pública

¿La revancha del coronel Plazas Vega contra la exfiscal Ángela María Buitrago?

¿La revancha del coronel Plazas Vega contra la exfiscal Ángela María Buitrago?

Nota Ciudadana
Plazas Vega, el chivo expiatorio

Plazas Vega, el chivo expiatorio