Planeta Rica, un museo a cielo abierto

Por las calles del municipio de Planeta Rica, Córdoba, anduvo Alejo Durán y nacieron algunos de los vallenatos que marcaron la memoria de los colombianos

Por: ROBIN MARIO NARANJO MANCHEGO
enero 27, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Planeta Rica, un museo a cielo abierto
Foto: Moises Torres CC BY-SA 4.0

Planeta Rica es un pueblo que cuenta con un museo cultural a cielo abierto. La ruta que comprende este gran museo musical y artístico cuenta con la escultura de los tres grandes músicos: Miguel Emiro Naranjo Montes, Alejandro Durán y Enrique Díaz. Estas esculturas están en el Parque los Juglares.

En la emblemática cancha La Candelaria se encuentra la escultura de la Bicicleta de Alejo Durán, "la burra con cascos de goma" como jocosamente la llamaba. En la cual el juglar deambulaba sosegadamente por el pueblo, siempre sonriente y con una actitud amable, propia de su humildad y sencillez. No en vano, José Luis Garcés González se refería a Alejo como el “Rey que se podía tocar con la mano”.

Algunos sociólogos llaman gentrificación a “transformar un espacio deteriorado en un espacio sano progreso”. Esto fue lo que ocurrió al convertir el antiguo Parque 22 de Agosto, un espacio olvidado, intranquilo e inseguro, en un lugar agradable, de sana convivencia social y que hoy recibe el nombre del Parque de las Aguas. Aquí se encuentra la Escultura del Sombrero de Alejo.

Como diría Miguel Emiro Naranjo Montes "en abarcas y sombrero se conoce al sabanero".  Alejo, como hijo adoptivo de Planeta Rica, se distinguía por llevar siempre un sombrero vueltiao, ícono universal de los indígenas Zenúes. Este elemento constitutivo de la cultura aborigen surge de la necesidad climática, dado que el trabajo del campo requiere exposición directa al sol y los indígenas elaboran esta obra artesanal para defender su rostro de la inclemencia de los rayos solares. Alejo Durán conservó siempre esta pieza artesanal que reafirma culturalmente sus raíces.

Cuenta la historia que en el carro con placas 039 viajó la señora Irene Rojas, dejando una profunda melancolía en el corazón del "Negro Alejo", y él, con una nota sentida, llena de lamento y de tristeza inmortalizó aquella despedida que hoy se conoce con el título "039". Este monumento se puede disfrutar en el Parque Lineal El Chorillo.

Cuando se habla de Alejo Durán, el barrio La Inmaculada no puede estar ausente, por esta razón, en el Parque de La Inmaculada se encuentra la escultura del Perro Negro, la cual representa lo siguiente:

Tres versiones de esta hermosa letra registran la magistral combinación entre cultura popular y universal del Negro Alejo.

  1. Registra un hecho mitológico, una leyenda sobre los espantos que asediaban las tranquilas calles del barrio La Inmaculada.
  2. La cultura popular registra hechos que relacionan el poder y el dinero de los hacendados con el diablo, un pacto con el diablo de Lucio Paternina y este perro representa la búsqueda del diablo.
  3. Un perro negro humano, un hombre con dotes musicales que le ayudaban a conquistar mujeres casadas en el barrio la Inmaculada, tenía la costumbre de visitarlas en las sombras nocturnas y dejaba a la gente asustada.

Usted, lector, sabrá con qué versión quedarse y de cuál alejarse.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
4700

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El pedazo de acordeón de Alejandro Durán y nuestra eliminación ante Inglaterra

El pedazo de acordeón de Alejandro Durán y nuestra eliminación ante Inglaterra