Petro parece un bulldozer que destruye pero no construye

Petro parece un bulldozer que destruye pero no construye

Sin pelos en la lengua, la senadora Paloma Valencia analiza los seis meses de gobierno -mucho verbo y poca acción- de un presidente que quiere ser un emperador

Por:
febrero 14, 2023

La senadora Paloma Valencia es una de las voces férreas de la oposición, que está en minoría frente a la coalición que logró conformar el gobierno del presidente Petro. Comienza su tercer periodo como una defensora del legado del expresidente Álvaro Uribe, con quien llegó al congreso y defiende muchas veces solitaria posiciones que van en contravía de la mayoría.

Seis meses después de iniciado el gobierno Petro conversa con Juan Manuel Ospina sobre temas cruciales y muy especialmente la forma de gobernar en donde según  ella la dupla perversa de improvisación y destrucción puede conducir al país al despeñadero, pero además explica las razones por las que está llamando a salir a la calle el próximo miércoles 15 de febrero.

Juan Manuel Ospina: Se completan seis meses del gobierno de Petro, ya podemos ir viendo lo que le espera al país. Te oigo decir algo que muchos comparten, que Petro es muy bueno para destruir, muy malo para construir.

Paloma Valencia: La incertidumbre con Petro ya empieza a desaparecer y aparecen las características de este gobierno. La democracia es un trabajo que no termina. El presidente lejos de solucionar quiere tumbarlo todo. Este es un equipo de demolición, parece un bulldozer. Tumba y no sabe qué va a construir en ese espacio. La reforma del sistema de salud es acabar las EPS sin que exista una reforma seria. A veces me parece que la ministra no entiende el sistema. El ajuste puede demorarse 30 años. Petro está en una dupla perversa de improvisación y destrucción.

JMO: Me preocupa la capacidad de elocuencia de Petro y que después del discurso la gente se queda esperando. La Ministra Corcho por lo menos ya empieza a retomar, por lo menos de palabra, una frase de Mockus célebre de construir sobre lo construido. Una obra humana nunca está acabada, un país como Colombia se está construyendo y la política se tiene que ir ajustando.

En el tema de salud es complicado, oye uno que estamos entre los doce mejores sistemas de salud del mundo. Es el afán de estatizar la salud. El leitmotiv de Petro es la estatización de la salud. La reforma plantea con cosas buenas, la medicina preventiva, ruralizar la salud, pero en el manejo de plata aparece el estado todopoderoso.

P.V: Lo primero es rescatar el debate de control político en donde dijimos que una reforma no puede ser para acabar con el sistema de salud. Colombia, cuando no tenía la ley 100, tenía una cobertura del 29%, y ahora es superior al 90%, un sistema que ha logrado mucho por la salud. El nivel de satisfacción es altísimo con la salud pública. Tienes razón, hay un afán de estatizar y que toda la atención primaria de salud debe ser pública. Es igualar la salud por lo bajo. Me hizo acordar de un secretario de salud de la alcaldía de Lucho Garzón que dijo que iba a acabar los colegios de concesión. Si alguien va a recibir mal servicio, que todo el mundo reciba el mal servicio.

JMO: No ha habido ningún argumento para decir que hay que cambiar este sistema. Acá hay un propósito político, ideológico, un capricho del gobierno que riñe con la realidad.

P.V: Es que el Petrismo se puede asimilar a los profetas del apocalipsis. En este país, a pesar de todas las dificultades, hemos avanzado.

JMO: Una encuesta decía que dos de cada tres colombianos están contentos con las EPS, no se sabe dónde se está informando el Presidente. ¿Pero a ver, dónde más ves al presidente destruyendo?

P.V: En su manejo con las Fuerzas armadas, reconocidas como la segunda de toda América, capaz de logros como el de la Operación Jaque, y llegas y les sacas de un golpe 70 generales. Son 210 años de experiencia que pierdes de inmediato y paralizas las Fuerzas armadas.

La única idea que Petro tiene con la policía es la de trasladarla al ministerio del interior, olvidando que eso fue un desastre cuando operaba así en el pasado. Ahora Colombia dice que tiene que tener relaciones militares con Venezuela. Y lo otro es el rollo de los hidrocarburos, que no tenemos mucho y prohíben la exploración de petróleo y gas que por motivos ambientales para terminar comprándoselo a Venezuela

JMO: La gran responsabilidad ambiental que tenemos, la de proteger el Amazonas y acá seguimos echando unos discursos sobre el equilibrio energético. Mucho discurso y poca realización. Lula está dando ejemplo de lo que significa hablar, gobernar y hacer cosas en el Amazonas. Petro se queda en retórica, en discurso.

P.V: Para el Petrismo decir es hacer y van a los foros y se hacen unos discursos, pero no realizan nada. Nosotros hemos hecho mucho para duplicar el presupuesto ambiental. Uno debe usar los recursos minero energéticos para salvar el Amazonas y las regalías para salvar el medio ambiente.

JMO: ¿Ustedes van a salir a marchar el 15, que los mueve?

P.V: El plan de desarrollo muestra los 16 pasos con los que Petro quiere tener facultades especiales para acabar con el Congreso. El gobierno tiene que entender que a Colombia no la pueden acabar en cuatro años. Construir es difícil. Destruir es adrenalina. Vamos a salir el 15 de febrero a una marcha respetuosa, no es una marcha que busque un golpe de estado, es una marcha cívica de que Colombia respete lo que se construyó en gobiernos anteriores.

JMO: ¿Van a haber propuestas concretas o arengas?

P.V: Lo más importante de estas marchas son los carteles que lleva la gente. Lo que es importante es que se pueda expresar la insatisfacción de la gente. El gobierno confunde decir con hacer y no se da cuenta lo difícil para una nación lo que es hacer las cosas.

Me llama la atención la nueva tendencia del presidente de tomar facultades para hacer todo. Como el problema de los servicios públicos. El presidente en vez de solucionar esto lo que hace es bajar por decreto los recibos, igual con los peajes, entonces, en vez de hablar con las concesionarias lo baja por decreto al igual que el SOAT, vía decreto. Estamos cambiando las decisiones técnicas por el populismo de un presidente que quiere ser un emperador.

JMO: Hay una última pregunta, ¿Cómo es la dinámica Petro-Uribe?

P.V: La gente se acostumbró a la imagen que construyó la izquierda con Uribe, que era un dogmático. El que quiera hablar con él lo encuentra. El país tiene que entender que la oposición que vivió Duque fue inaceptable. Uno tiene que tener como bandera primaria que lo más importante es que a Colombia le vaya bien. A mí lo que me interesa es que a Colombia le vaya bien.

Aquí la conversación completa:

Vea también:

La reforma pensional tiene que considerar a los 12 millones de trabajadores informales

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
El golpe de Petro a los suizos dueños del Cerrejón y a los gringos de la Drummond

El golpe de Petro a los suizos dueños del Cerrejón y a los gringos de la Drummond

La vida sencilla en una finca en el Cauca del papá de Francia Márquez quien sobrevió a un atentado

La vida sencilla en una finca en el Cauca del papá de Francia Márquez quien sobrevió a un atentado

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--