El entusiasmo de los muchachos que despertaba Petro es asunto del pasado: esta tarde no lo acompañaron

El entusiasmo de los muchachos que despertaba Petro es asunto del pasado: esta tarde no lo acompañaron

La cita a las 4:00 pm para ver al presidente en el balcón resultó lánguida en algo inédito en el país como un presidente citando a la calle para apoyar sus reformas

Por:
febrero 14, 2023
El entusiasmo de los muchachos que despertaba Petro es asunto del pasado: esta tarde no lo acompañaron

Desde que Petro llegó a la presidencia, las marchas a las que ha convocado han perdido su aroma a fiesta con toque juvenil que hacían estallar la Plaza de Bolívar durante su campaña. El primer fracaso fue el 15 de noviembre de 2022, cuando el entonces senador Gustavo Bolívar invitó a los colombianos a celebrar los cien días del gobierno Petro, pero ni Bolívar se apareció ni la plaza se llenó. Este 14 de febrero, Día de San Valentín y 24 horas después de que Petro y la ministra Carolina Corcho radicaran el proyecto de la Reforma a Salud, se convocó a una segunda marcha, pero esta se celebraría por lo alto con participación estelar del presidente, que se pronunciaría desde el balcón de la Plaza de Armas -ubicado detrás de la Plaza de Bolívar- a favor de la controvertida reforma.

La invitación cambió tres veces su hora. Primero, se anunció que sería al medio día. luego, se corrió para las dos de la tarde y por último, el mismo presidente anunció en la mañana del tan esperado día que aparecería solo a las 4:00 pm. Tres horas antes de la cita los asistentes comenzaron hacer una fila de esquina a esquina sobre la Plaza de Bolívar para ingresar a la Plaza de Armas que se movía constantemente y, que de saber que el ingreso sería tan rápido, todos habrían llegado diez minutos antes de las cuatro de la tarde.

Marcha Petro - El entusiasmo de los muchachos que despertaba Petro es asunto del pasado: esta tarde no lo acompañaron

Las bandas de rock se presentaron antes del discurso de Petro

Como de costumbre las bandas de rock intentaran ambientar la llegada del presidente, pero esta vez en el público los protagonistas no fueron los jóvenes, así lo revelaron los espectadores que desconocían la letra de las canciones. Esta vez los únicos que cantaron a grito herido fueron los sindicalistas que exclamaron, una y otra vez, sus viejas consignas antiimperialistas. Los campesinos. que llegaron en chiva desde el Cauca, entonaron las estrofas de la guardia. Los trabajadores de la salud respaldaron la reforma con arengas, mientras llegaban los funcionarios del Estado a quienes les dieron permiso de salir al medio día para acompañar la jornada. También llegó uno que otro miembro del Pacto Histórico, como el periodista Hollman Morris o el Embajador de Colombia en México, Moisés Ninco Daza. Hasta políticos de cuello blanco que se encuentran purgando su pena en el pabellón Ere Sur de La Picota se hicieron sentir con pancartas que mandaron a poner en la entrada de la Plaza de Armas y que sobresalían con extravagancia en respaldo al gobierno y su reforma a la justicia.

 - El entusiasmo de los muchachos que despertaba Petro es asunto del pasado: esta tarde no lo acompañaron

Giovani Yule, director de la Unidad de Restitución de Tierras, y la exsenadora Ángela María Robledo prefirieron esperar en la Plaza de Bolívar

Los pocos jóvenes que asistieron se rehusaron a entrar a la Plaza de Armas. Se cubrieron con pañoletas y capuchas recordando su época dorada en el estallido social del que estuvieron firmes en respaldo a Petro desde la Primera Línea. Esta vez fue diferente, lejos de alentar a Petro no paraban de silbarle al gobierno exigiendo la libertad de los presos políticos y condenando lo sucedido el viernes 10 de febrero en una manifestación en la Universidad Nacional en la que el Esmad envió al hospital a un estudiante sin un ojo después de disparar con una pistola de balines.

Mientras tanto, dentro de la Plaza de Armas a las 4:30 pm los sindicalistas se hicieron sentir cuando Francisco Maltes, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, subió a la tarima y tomó el micrófono durante cinco minutos haciéndole tiempo al presidente que esta vez no se hizo esperar.

 - El entusiasmo de los muchachos que despertaba Petro es asunto del pasado: esta tarde no lo acompañaron

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) aplaudieron a su presidente Francisco Malter que dio un discurso en tarima

Los asistentes a un evento tan inédito en Colombia como el de un presidente convocando al pueblo para respaldar sus reformas lo recibieron moviendo las banderillas de Colombia que les regalaron en la entrada acompañada de botellas de agua. Pasadas las 5:00 pm Petro salió al balcón. El panorama de los espectadores no estaba tan enérgico y entusiasmado como en el pasado. La falta de jóvenes, tal vez, le hacía falta al menú del día. Minutos antes de mostrarse, el presidente publicó un trino con una Plaza de Armas a punto de estallar, pero no era difícil encontrar el ángulo en el recinto que no iguala ni en la mitad a la Plaza de Bolívar que tiene 14 mil metros cuadrados y un espacio hasta para 60 mil personas.

Vea también: Los únicos que mandan a Petro: los muchachos que le manejan sus redes sociales

 - El entusiasmo de los muchachos que despertaba Petro es asunto del pasado: esta tarde no lo acompañaron

Jóvenes de Primera Línea gritaban desde la Plaza de Bolívar el abuso de la fuerza por parte del Esmad que envió a un estudiante el pasado 10 de febrero al hospital

Aunque esta convocatoria despejaría cualquier duda sobre el respaldo popular que tiene este momento Petro, a siete meses de llegar a la presidencia, solo salieron más preguntas que respuestas que giran en torno al evidente desencanto de los jóvenes. Los mismos que antes lo esperaban eternas horas, a sol y agua, en la Plaza de Bolívar de donde no se marchaban hasta que pronunciara la última frase de su discurso. ¿El entusiasmo de los jóvenes con Petro es cosa del pasado?

 Le podría interesar: Los puntos clave de la reforma a la salud

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Retener en la Picota al exsenador Álvaro García, el golpe final a un clan que mandaba en la Costa

Retener en la Picota al exsenador Álvaro García, el golpe final a un clan que mandaba en la Costa

Esta es la mujer que puede ser la primera presidenta de Estados Unidos

Esta es la mujer que puede ser la primera presidenta de Estados Unidos

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--