Que cada persona se convierta en bandera de paz

"No hablamos de la bandera como estandarte, ni colgada, ni estampada. Estamos hablando acerca de que cada persona se convierta en bandera de paz porque es vivencial"

Por: Manuel Tiberio Bermúdez
julio 25, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Que cada persona se convierta en bandera de paz

Es un sueño planetario: la paz. Tras ella hemos caminado todos los seres humanos pues hemos entendido que sin ella, la humanidad carece de un futuro digno para su paso por la tierra.

Los pobladores del planeta, hemos tratado de que sea la paz la que nos permita la sonrisa cotidiana, el motor de los pasos por el mundo, las motivaciones más íntimas del arte y de las expresiones humanas; que sea la paz la que nos invite a la siembra de nuevas vidas para que la especie continúe su viaje por el espacio. La paz es nuestro norte, es nuestro deseo íntimo y también para cada ser humano que se cruza en nuestro camino.

Hay saludos que la invocan, hay despedidas que nos la auguran, hay oraciones que nos la recuerdan. La paz está ahí, entre nosotros, no hay que buscarla fuera, está dentro de cada uno, pero parecería que no sabemos convocarla a nuestro diario vivir.

Pereira, gracias a, Juan Carlos Vargas, director del Primer Encuentro Bandera de la Paz; a Laura Meneses en la curaduría, Hernán Mallama; James Llanos, y Denis Rengifo coordinadores; acaba de realizar la exposición “Unidos por la paz, homenaje a Nicholas Roerich”. El arte al servicio de la paz, el arte reafirmando la vocación pacífica del hombre desde el color, desde las emociones.

La idea de esta exposición, homenaje a Nicholas Roerich, surge en 2015 cuando Juan Carlos recibe 15 litografías del maestro Roerich, y apoyado por el director del Museo en New York, Daniel Entin y la señora, Dora Ospina, asesora del mismo, deciden realizar una muestra para acompañar las obras del Maestro Rerich, con artistas del mundo. Artistas de 20 países atendieron la invitación entre los que destacan: Alemania, Argentina, Austria, Bélgica, Bielorrusia, Chile, Brasil, Colombia, España,  Estados Unidos, Finlandia, Holanda,  Italia, Noruega, Países Bajos, Reino Unido, Suiza, Turquía y Venezuela.

A la exposición se hizo presente MAI Colombia con un gran grupo de artistas que presentaron sus obras en la Sala Carlos Drews Castro.

Dialogamos en la ciudad de Pereira con Juan Carlos Vargas para conocer intimidades de esta exposición. “Este evento es el Primer Encuentro Bandera de la Paz, 2017. La exposición irá hasta el mes de diciembre, y se inauguró con la exposición que denominamos: Juntos construimos la paz”.

El propósito según el organizador es que: “cada uno de los artistas invitados expresaran su concepto de paz desde lo que hacen”.

Es de destacar la visita desde New York de la representante de Bandera de Paz en esa ciudad, Dora Ospina. En el Centro Colombo Americano se hizo la exhibición de la obra de Roerich, y la instalación realizada por el maestro Gustavo Zanabria, también sobre la paz.

En la Alianza Colombo Francesa se instalaron las obras participantes de diez países, más la participación de algunos artistas colombianos como Pinceladas Uteistas, de Bucaramanga.

En Confamiliar se exhiben obras de cuatro países, en la Universidad del Área Andina hay una muestra de 6 países y también la muestra “Arte al patio”, que es el resultado de un taller que se hizo el año anterior en la cárcel de la 40 que es una cárcel de mediana seguridad. La muestra es la obra lograda  de los talleres  de arte dictados a los presos durante un año.

En la Sala Carlos Drews Castro se exhiben 40 obras de Mai Colombia Internacional. En la Galería Hotel Uno se exhiben obras de participantes de 6 países, completando de esta manera una exposición simultánea de 120 obras, en 6 salas de la ciudad de Pereira.

Sobre el objetivo de la muestra Juan Carlos señala: “Este es el preámbulo de una serie de actividades en torno al tema Pax Cultura que vamos a desarrollar a nivel departamental y nacional. Entre las actividades a realizar vamos a tener conversatorios, talleres de arte. Se va a iniciar un programa especial que Rigoberta Menchú, como líder de Bandera de Paz inició hace algún tiempo y que se llama “Juntos construimos la paz”, y se desarrollará en colegios de la ciudad.

Sobre cómo ha recibido la ciudad esta propuesta por la paz, Juan Carlos precisa: “Ha habido gran disposición por parte de la empresa privada y la gubernamental y por parte de los artistas también. No solo tenemos representantes de la plástica sino: fotografía, collage, instalación y video, sino que las instituciones que giran alrededor de la cultura cada una hizo un gran aporte y esto hizo posible que lográramos una sinergia para lograr realizar este gran evento”.

“Pienso que es algo bien importante esta muestra por la coyuntura que vive el país sobre el tema de la paz. Nosotros venimos trabajando con Bandera de la Paz, Ecuador desde el año 2005, y desarrollamos proyectos como “Murales por la paz”. Este es un momento importante por las actividades que se están viviendo en nuestro país sobre la paz, y también es un pretexto para nosotros empezar a desarrollar actividades.  Relacionado con esto vamos a hacer una actividad con los jóvenes y niños que sufrieron en carne propia el conflicto. Después, vamos a desarrollar otros programas con ellos de títeres para que aprendan a hacer sus personajes, el vestuario, para que finalmente hagan una puesta en escena logrando finalmente asimilar y exorcizar el proceso en el cual estuvieron inmersos”.

Sobre las actividades que realizarán para exaltar, promover y difundir el pensamiento de Roerich, Juan Carlos dice: “Lo más importante es hacer conocer su legado y dar a conocer la importancia de la cultura para las nuevas generaciones. Hay que hacer conciencia de que la cultura es la base de nuestra sociedad y este es nuestro principal factor de motivación: proteger el patrimonio cultural de la humanidad y hacer cultura por medio de la paz”.

Quisimos saber que es para el artista la paz. “Para mí la paz es un estado propio del ser humano, pero individual. Cuando hablamos de la bandera de la paz, no hablamos de la bandera como estandarte, ni colgada, ni estampada. Estamos hablando acerca de que cada persona se convierta en bandera de paz porque es vivencial. Ahí tenemos las tres esferas que nos dicen cuál es nuestra coherencia entre lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos”.

Es de anotar que todas las obras en exhibición fueron donadas por los artistas para la organización y con ellas se está creado el primer museo itinerante en homenaje a Nicholas Roerich, que estará caminando por diferentes ciudades y el próximo año estará en Chile.

“En realidad este es el inicio en Colombia de un voluntariado abierto y lo que estamos haciendo es sembrando una semilla que esperamos sea fecunda para que las nuevas generaciones le den continuidad al trabajo para seguir sembrando paz con la juventud de Colombia y del mundo, dijo Juan Carlos Vargas”.

Un paisaje que alerta sobre la destrucción de la naturaleza

Como parte de la exposición, Primer Encuentro Bandera de la Paz, encontramos al maestro; Gustavo Sanabria, con una instalación realizada a partir del grabado, en la técnica linóleo en la que realiza un juego con el material para componer una propuesta que cambia la formalidad del grabado.

“Lo que hago –dice el artista—, es irrumpir para permitirme reflexionar la naturaleza y el medio ambiente: flora, fauna y aves en vía de extinción. Este paisaje que he construido y que el público dice que le parece hermoso, es una alerta, es una invitación a reflexionar. Aprovecho el blanco y negro para reflexionar en torno a lo que puede llegar respecto a la naturaleza. Muchas veces ponemos en peligro a la naturaleza y el blanco y negro es una alerta.”

Sobre si el espectador entiende su alegoría del maestro Sanabria señala: “Generalmente se quedan en lo estético, como que se sorprenden, a veces no entienden bien la técnica pero con la conversación la gente entiende que esto tan bonito es la naturaleza que tiende a desaparecer y puede ser la forma como vamos a ver la naturaleza”.

Sobre la utilidad del arte en este mundo tan banalizado el artista dice: “El arte sigue siendo un canal de comunicación, un puente que permite atreverse a reflexionar y pensar desde la imagen o desde los diferentes lenguajes, algunas problemáticas. Yo me valgo del arte para comunicar, para generar reflexión, para que a las personas les queden algunas imágenes en su memoria y que en algún momento les sirva para establecer algún tipo de relación con lo que les rodea”.

Laura Meneses, por el arte siempre

“Esta exposición es muy importante -dice Laura- porque es una invitación a retomar la labor de la organización Bandera de la Paz y el pacto Roerich, que es un pacto firmado en 1935 para proteger el patrimonio material e inmaterial de la humanidad. Si bien Colombia firmó el tratado no tenemos muchas actividades de Bandera de la Paz en nuestro país y con esta exposición lo que queremos es reafirmar la importancia de la cultura y la paz, sobre todo en la coyuntura por la que estamos atravesando en este momento”.  

La inauguración

Un acto sobrio pero muy emotivo fue la inauguración de la Exposición Colectiva Unidos por la paz,  que tuvo lugar en el Centro Colombo Americano de Pereira. Personajes de la Cultura local e internacional se hicieron presentes para testimoniar su afecto a las acciones que por la paz se realizan en Colombia y para hacer un recorrido por las salas que albergan las 120 obras que conforman esta gran exposición.

Dora Álvarez, del Museo Roerich, en New York,  entregó a Juan Carlos Vargas, un botón símbolo de la paz para reconocer su trabajo y organización del evento. A propósito la visitante dijo: “Lo más importante es poder compartir la belleza  del mensaje del maestro Roerich, para que el mundo conozca su legado ya que es un ideal de belleza y de paz por medio de la cultura”.

Sobre la exposición señaló: “Estoy muy feliz e impresionada por la actividad que se está realizando en Pereira, no imagine una actividad tan bien organizada y de tanta belleza y especialmente en este momento tan importante que vive el país, pienso que esta actividad es muy oportuna. Hay que seguir cultivando la belleza porque la paz no se hace combatiendo a los que hacen la guerra. La paz se hace alimentando lo bello, la cultura, la nobleza, el bien común, que era el ideal de Roerich”.  

Por su parte, Jorge Torres de Mai Colombia, destacó la importancia de esta exposición que reúne a artistas del mundo y dejo testimonio de como los integrantes de MAI Colombia, se sumaron de manera decidida a este significativo evento por la paz.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
351

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La paz desordenada

La paz desordenada

Nota Ciudadana
¿Ya se nos olvidó el sufrimiento de la guerra?

¿Ya se nos olvidó el sufrimiento de la guerra?

Nota Ciudadana
El país que sigue sin ser

El país que sigue sin ser

Nota Ciudadana
La legión del afecto

La legión del afecto