Perpetuar el mal en nombre de Dios

"Algunas de las mejores personas
en la historia no creían en Dios,
mientras que muchos de los peores
actos se hicieron en nombre de Dios" Papa Francisco

Por: Martín López González
febrero 15, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Perpetuar el mal en nombre de Dios
Foto: Archivo peru21.pe

Una gran paradoja al escuchar al alcalde distrital encargado de Riohacha encomendándose a Dios y poniendo ante él la inocencia del titular, hoy en dificultades jurídicas, como hombre temeroso del todopoderoso y firme creyente de la fe cristiana y al gobernador de La Guajira decir que no fue el fraude que lo eligió sino el mismo Dios que lo puso allí para regir los destinos de esta tierra de provisión del Espíritu Santo. Esos comentarios nos hacen creer que ambos tuvieron y tienen como socio estratégico al mismísimo Dios en su trasegar político.
No dudo de las creencias de los mencionados. Cuando se completó el gabinete departamental con el secretario de hacienda y el asesor financiero, no vacilé en imaginarme cada inicio de los consejos de gobierno departamental con una fuerte oración al Espíritu Santo, que no debe hacerse pues Colombia es un Estado laico. Donde ningún gobernante puede imponer sus creencias religiosas al regir la institucionalidad a su cargo. Sin embargo, si eso los hace mejores y pulcros administradores, bienvenidas sean esas plegarias.

El famoso padre Linero dice que él no cree en las personas que sólo se relacionan con Dios; a su vez, afirma, que las personas deben relacionarse con sus semejantes. En muchas circunstancias se antepone al ser supremo para bajar prevenciones y colonizar la mente de los que se quieren convencer de algo. Esa tendencia está jugando un gran rol en la arena política colombiana. Fue eso lo que definió el triunfo del No en el plebiscito. Muchas personas que viven con la palabra de Dios en la boca son simples embaucadores.

Fue el mismo papel que jugaron los sanguinarios conquistadores quienes acompañados de religiosos vinieron a “humanizar” al nuevo mundo por la codicia del oro y las perlas. Es lo mismo que explica desde el descuartizamiento del emperador inca Atahualpa y la masacre de más de seis mil personas desarmadas en un solo día en el Perú por Pizarro y el cura Valverde; y de incontables aborígenes, en las costas venezolanas y guajiras, clavados en estacas y muchos otros reducidos a la esclavitud marcados con hierros candentes.

William Ospina en Auroras de Sangre recrea la idea que en el encuentro del mundo europeo con el americano, ellos tenían la Biblia y los aborígenes la tierra y sus riquezas. La evangelización les pidió que cerraran los ojos para orar y cuando lo abrieron, los europeos tenían las riquezas y los indígenas la Biblia. Al decir de mi colega docente Estela Monroy Toro, son seres que “comen Biblia y cagan Diablo”. El 2 de febrero en Riohacha se tuvo la oportunidad de ver a muchos de esos oscuros personajes arrodillados ante la Vieja Mello o Virgen de los Remedios.

Son muchos los crímenes, masacres y destrucción de culturas enteras se han perpetrado en nombre de Dios. Sigue de moda pecar y delinquir en privado y alabar intensamente al Creador en público. Muchas trasgresiones de lesa humanidad se cometen invocando la divinidad. Está probado cómo se utiliza la Biblia o palabra de Dios para hacer un lavado de cerebro a incautos que buscan en el cielo lo que no encuentran en la tierra, y de esta manera son despojados de sus pocas pertenencias. Así pues, con frecuencia el discurso moralista divino lleva inmerso una gran carga de perversidad, pues oculta malas intenciones. Trátese de políticos en campaña que abren y cierran discursos con plegarias o estafadores con máscaras religiosas que desde un púlpito acumulan grandes riquezas.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
2240

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

“Aquí va a llover billete de la cooperación”

Nota Ciudadana
Mirar para otro lado

Mirar para otro lado

Nota Ciudadana
Lo que no nos han dicho sobre La Guajira

Lo que no nos han dicho sobre La Guajira

"Ordené afiches, luego mandamos factura a Odebrecht": Roberto Prieto