"Parece obvio, pero en Soacha no lo es"

Sobre la gestión de las autoridades en los planes de mitigación de la pandemia en el municipio Soacha

Por: Andrés Jiménez
junio 05, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Foto: Alcaldía de Soacha

La corrupción afecta el goce y el ejercicio de los derechos humanos, así lo afirma la CIDH, demostrando que tal fenómeno debilita la gobernabilidad y las organizaciones públicas estatales, fomentando la impunidad y exacerbando la desigualdad. Y es que cada desviación de las funciones misionales del sector público, agreden fulminantemente la humanidad en diferentes escalas, desde la transgresión al derecho a la participación cuando se manipulan procesos electorales, hasta la eliminación del derecho a la vida, cuando se desvían recursos destinados a las personas más vulnerables. Aunque parece obvio, en Soacha no lo es.

¿Qué hacer en época de coronavirus?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aclara que “los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) y el coronavirus que se ha descubierto más recientemente es el que causa la enfermedad por coronavirus COVID-19”[i].

Tal situación ha generado afectaciones en múltiples dimensiones a nivel global, con daños más agudos y profundos en las personas más vulnerables y que en situación de la silenciosa normalidad, lograron convivir con los problemas estructurales invisibles de manera cotidiana. ¿Cómo responden las autoridades públicas?

Algunos organismos multilaterales se han pronunciado al respecto, como la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a través de la declaración 1/20 del 09 de abril de 2020, sobre el COVID-19 y los derechos humanos, con un mensaje contundente: los problemas y desafíos deben ser abordados con perspectiva de derechos humanos. Entonces, el reto para los gobiernos, es asumir la gestión pública desde el enfoque de los derechos humanos, y aunque parezca obvio, no lo es.

Entre otras cosas, la CIDH señala que:

“(…) dada la naturaleza de la pandemia, los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales deben ser garantizados sin discriminación a toda persona bajo la jurisdicción del Estado y, en especial, a aquellos grupos que son afectados de forma desproporcionada porque se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad, como son las personas mayores, las niñas y los niños, las personas con discapacidad, las personas migrantes, los refugiados, los apátridas, las personas privadas de la libertad, las personas LGBTI, las mujeres embarazadas o en período de post parto, las comunidades indígenas, las personas afrodescendientes, las personas que viven del trabajo informal, la población de barrios o zonas de habitación precaria, las personas en situación de calle, las personas en situación de pobreza, y el personal de los servicios de salud que atienden esta emergencia”[ii].

Tal abordaje de la gestión pública desde el enfoque de derechos humanos, se evidencian en experiencias como la Argentina, donde se habilitó una línea especial para la atención de personas mayores, al igual que en Chile, o la articulación con Facebook para crear un canal para difundir información oficial y pertinente sobre las alternativas para abordar la crisis; el gobierno de Chile que, a partir de negociar con los operadores privados, logró entregar internet gratis para el 40% de la población más vulnerable, la destinación de un presupuesto específico para la financiación de artistas y gestores culturales para generar contenidos culturales enfocados en la crisis; el caso de Cuba que organizó brigadas para visitar hogar por hogar con brigadas de salud o el caso de España, que buscó asegurar el suministro de servicios públicos domiciliarios a las personas más vulnerables.

Aunque parece obvio, pero no lo es en Colombia, dado que el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, afirma que “los señores diputados y concejales no tienen nada que hacer en la entrega de las ayudas”[iii], es decir, evidenció que en varias regiones del país “se están utilizando estos recursos para los más vulnerables, los pobres y los menos favorecidos, para hacer política en las regiones.” La Corrupción es la carta de presentación en la gestión pública local, y a pesar de la multiplicación de actos administrativos para atender la crisis, las acciones para proteger la vida, se traslapan con acciones para buscar ventajas de la situación.

¿La gestión pública en Soacha?

En “Soacha se va a morir más gente de hambre que de Coronavirus” (25 de marzo de 2020)[iv] o hacer “convenios con cementerios y compra de bolsas para enterrar a quienes no hagan caso” (02 de junio de 2020), ha sido la forma como el alcalde, Juan Carlos Saldarriaga, ha sumido las estrategias para atender la crisis de COVID-19 en la ciudad. La protección de la vida se ausenta hasta de los grandes discursos institucionales, mientras en la calle, las intervenciones de la crisis se ven mediadas por la búsqueda de likes en redes sociales, los abultados contratos para construir imagen pública en medios de comunicación o la entrada y salida de directivos de su gabinete.

Algunas situaciones han sido denunciadas por medios nacionales como, por ejemplo, la focalización para la entrega de mercados a través de concejales, como Hernán Darío Soto, del Partido Alianza Democrática Afrocolombiana (ADA)[v], el concejal del Partido de la U, Juan Carlos Arias[vi] o la concejala Gloria Uribe, del mismo partido, involucrados en audios que circulan en la ciudad, donde Saldarriaga, le pide a toda la bancada de gobierno que entreguen listados de las personas a quienes deben hacer la entrega de los mercados para asumir la crisis, y a su vez, se hace la gestión logística para entregar las ayudas a miembros de sus partidos o sus votantes.

Sin ir muy lejos, los sectores sociales que vienen ganando amplios espacios de reconocimiento e incidencia en la planeación local de otras ciudades del país, en las rutas de ciudad y en los espacios de representación como los concejos municipales, denuncian que la Soacha de Saldarriaga, no contempla acciones diferenciales centradas en temas de mujer, LGTBIQ, juventudes, trabajadores informales, o, en el caso des víctimas del conflicto armado, se deja por fuera del plan de desarrollo algún insumo institucional que permita articulación con el plan de desarrollo de Bogotá, que quiere construir un Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial Urbano entre Bosa, Ciudad Bolívar y Soacha, dada su intensión de convertir en la capital de la implementación de los acuerdos de paz, mientras que Soacha sigue siendo la ciudad donde el ejército asesinó a jóvenes para presentarlos como bajas en combate.

Se elige una autoridad de gobierno con una visión de ciudad. El Plan de Desarrollo es del tamaño de esa visión de ciudad que presenta la persona que gobierno. La visión de ciudad debe tener como soporte un equipo técnico que tenga la capacidad de construir el anhelo, para ello, en el servicio público deben estar las mejores personas, con formación académica, con experiencia técnica y con la empatía necesaria para no romper los límites éticos de la función pública; un equipo de trabajo que se destaque por sus limpias trayectorias, por su idoneidad para entender los problemas que afronta y que entienda que los recursos públicos no son para ofertárselos a sus amigos como una muestra de “colaboración” al ocupar un cargo directivo.

Y aunque parezca obvio, en Soacha no lo es.

 

[i] Organización Mundial de la Salud – OMS –, rrecuperado de https://cutt.ly/ByXjMMI

[ii] Corte Interamericana de Derechos Humanos, 27/2020, recuperado de https://cutt.ly/syXj0KQ

[iii] Redacción Nacional. (08 de abril de 2020). Se están utilizando recursos para hacer política en las regiones”. El Nuevo Siglo. Recuperado de https://www.elnuevosiglo.com.co/articulos/04-2020-se-estan-utilizando-recursos-para-hacer-politica-en-regiones-procurador

[iv] Noticias Caracol. (25 de marzo de 2020). En Soacha se va a morir más gente de hambre que de Coronavirus. Noticias Caracol. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=MNRNKS1UI_U

[v] Mañanas Blu 10:30. (01 de mayo de 2020). Audios comprometen a funcionarios de la alcaldía de Soacha y a un concejal en la entrega de mercados a partido ADA. Recuperado de https://www.bluradio.com/nacion/audios-comprometen-funcionarios-de-la-alcaldia-de-soacha-y-un-concejal-en-la-entrega-de-mercados-249923-ie5826373/

[vi] La Silla Vacía. [lasillavacia] (28 de abril de 2020). Hilo: Audios que generan dudas en la forma como el alcalde está entregando mercados, con los concejales, como es el caso de Juan Carlos Arias Cante y Gloria Uribe.  https://twitter.com/lasillavacia/status/1255292427457495040

-.
0
1003
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Es la desigualdad una creación del ser humano?

¿Es la desigualdad una creación del ser humano?

Nota Ciudadana
¿Duque, un presidente escogido a punta de mentiras?

¿Duque, un presidente escogido a punta de mentiras?

Nota Ciudadana
¿Se nos roban la Bahía de Cartagena?

¿Se nos roban la Bahía de Cartagena?

Nota Ciudadana
¿Cuánto le cuesta cada venezolano a los colombianos?

¿Cuánto le cuesta cada venezolano a los colombianos?