Paradojas del mototaxismo en Quibdó

Lo que empezó como una solución a la falta de empleo terminó convirtiéndose en un problema de gran envergadura

Por: REYNALDO MORENO MAZUERA
Septiembre 25, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Paradojas del mototaxismo en Quibdó
Foto: El Universal

En el año 2006 a la ciudad de Quibdó llegó el mototaxismo como una tromba para quedarse a echar raíces y subvertir el orden establecido. Las causas que lo generaron fueron muchas, especialmente el inadecuado e ineficiente servicio prestado por el transporte público, así como la permisividad y complacencia de las autoridades que fueron incapaces de controlarlo.

Además, durante estos doce años no les quedó otra que vender la idea que este era la solución ideal para el desempleo estructural de la ciudad y de esta forma dedicarse a lo que realmente querían hacer: el manejo del escaso presupuesto público en beneficio de ellos y de sus grupos políticos.

Ni las empresas de transporte ni las autoridades visionaron en lo que se convertiría este fenómeno y las negativas consecuencias que traería, tanto para el municipio así como para sus habitantes, condenándolos a un inevitable atraso y a sufrir las consecuencias de decisiones mal tomadas. Solo se recoge lo que se siembra.

La primera consecuencia grave sería el fracaso del transporte colectivo urbano que no se pudo reponer del impacto causado por este fenómeno ilegal. Este perdió toda posibilidad de renovar su flota por vehículos nuevos y eficientes, le tocó tratar de sostenerse con un parque automotor viejo y desvencijado, y ofreciendo precios bajos en una larga agonía sin solución alguna.

La segunda consecuencia, más grave que el anterior, es el alto costo en vidas humanas en lesiones y en accidentes de tránsito. El mototaxismo disparó los índices de accidentalidad a niveles nunca vistos, generando una ecuación en la que cambiamos la salud por empleo informal, con la cual nos vendimos la estúpida idea que íbamos a progresar porque había más gente trabajando, así los hospitales tuvieran más casos y personas que atender.

La tercera consecuencia grave de este fenómeno fue que institucionalizó la informalidad, la volvió el deber ser de la sociedad, la oficializó y nos puso en la cuestionable dirección de ir en contravía al resto del país. Mientras Colombia ha buscado formalizarse en todos los aspectos, ponerse a la par del resto del mundo, aquí vamos en sentido contrario, enfrascados en soluciones inmediatistas, de corto plazo y sin futuro.

Actualmente estamos en el peor de los mundos debido a que el mototaxismo ya no le está solucionando problemas de empleo a la población chocoana, dejó de ser la excusa de los políticos para sus soluciones de empleo y progreso para la región debido a que de este transporte informal se lucran en su gran mayoría personas que vienen de otros departamentos como Antioquia, Risaralda y el Valle, quienes son los que prestan este servicio, siendo los chocoanos los que ponen los clientes y los accidentados. Paradojicamente con este fenómeno se están solucionando las problemáticas de empleo de personas de departamentos con más ingresos y mucho más desarrollados.

A lo anterior le podemos agregar una nueva masa de personas, los inmigrantes venezolanos (que en medio de su crisis no tienen documentos, licencia de conducción o cédula de ciudadanía siquiera) están engrosando las filas de aquellos que están prestando el servicio de transporte en mototaxi en la ciudad de Quibdó. Mientras tanto las autoridades municipales y de policía impávidamente se hacen de la vista gorda como si no fuera con ellos, sacando un eslogan que dice que estamos avanzando.

Definitivamente no se ponen a pensar en la mutación de este fenómeno, que pasó de ser la solución de empleo de muchos chocoanos a convertirse en la solución nacional e internacional para problemas estructurales de empleo de otros departamentos y de otros países en detrimento de sus coterráneos, de las personas que los eligieron. Qué tristeza.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1485

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
En Quibdó el mototaxismo llegó para quedarse

En Quibdó el mototaxismo llegó para quedarse