¿Para qué quieren abrirle la puerta a la privatización de la EPM?

Un defensor del patrimonio público le escribe una carta abierta al alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez

Por: Jonathan Arley Rojas Rua
junio 13, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Para qué quieren abrirle la puerta a la privatización de la EPM?

Señor Alcalde, tenga un cordial saludo:

Con esta epístola quiero manifestarle mi preocupación en relación a lo que pueda pasar a futuro con EPM, debido a que este miércoles 15 de junio será el último debate en la plenaria del Senado de la República del proyecto de Ley 128 de 2014, que pretende modificar el objeto social de las empresas prestadoras de servicios públicos a cualquier objeto lícito, y quien fue presentada por el señor Eugenio Prieto Soto en calidad de senador de la República, quien luego fuera contendiente político suyo en la aspiración a la Alcaldía de Medellín, posteriormente aliado político a su campaña, y hoy Director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

Este fue presentado a espaldas de los colombianos y en las incoherencias se ve la prisa con que fue presentado. Además, no entiendo cuál es el interés de algunos directivos de EPM al ir a hacer lobby en el congreso.

En el proyecto se propone que: “el objeto social se puede expandir hacia la inversión en fines  distintos de su objeto principal, el cual es la prestación de servicios públicos”. Esto le deja la puerta abierta a todas las empresas prestadoras de servicios públicos para que una vez ampliado el objeto social, tal como se propone en el proyecto de ley, el “objeto principal” ya no sea la prestación de un servicio público.

Esto significaría entonces, que estas empresas se podrían dedicar a los negocios que consideren más rentables y la prestación de servicios públicos podrían pasar a segundo plano en los casos que estos no sean rentables. Se puede concluir que estas empresas perfectamente pueden dedicarse a poner una naviera, un negocio de empanadas, una flota de taxis o hasta construir carreteras. Porque un objeto social indeterminado, donde quepa cualquier cosa y donde no se haya definido un órgano de control regulador, es una aventura irresponsable, incluso hasta para cualquier empresa perteneciente al sector privado.

Adicional a lo anterior, este proyecto de ley tiene muchas incoherencias de redacción, y me preocupan los famosos “micos jurídicos” que de ellos se puedan desprender. El más importante de ellos, es que deja la puerta abierta a la inversión por parte de estas empresas en cualquier proyecto de objeto lícito, sin establecer la presentación de informes contables por separado del objeto misional de prestación de servicios públicos y el no establecimiento de un órgano de control que regule este tipo de inversiones.

La expresión “cualquiera otra actividad lícita” sugiere una indeterminación del objeto que las hace asimilables a los que hoy puede hacer una S.A.S. Se desestima que estas empresas tienen régimen especial (el de la ley142 de 1994) en consideración a las finalidades de la dicha ley. Con dicha redacción la posibilidad de diversificación del objeto sería ilimitada, desdibujando con ello, el sentido de especialidad de los servicios públicos domiciliarios, que es lo que fundamenta un régimen especial.

Le informo señor alcalde que en usted deposité mi confianza, y espero que se ponga al tanto de esta situación e informe a la comunidad del por qué en Medellín ni el Concejo, ni la Junta Directiva de Empresas Públicas de Medellín que usted preside, ni la ciudadanía hemos autorizado hacerle cambios al objeto misional de EPM. Si bien la ley habla de manera general, y no se refiere solo a EPM, no entiendo cuál es la necesidad de algunos directivos y empleados de esta empresa de ir a hacer lobby político al recinto legislativo en Bogotá y reuniones con algunos congresistas para que el paso de esta ley no tenga ningún problema esta semana.

No sé si usted conoce del tema y se está haciendo “el de la oreja mocha” o algunos funcionarios de esta empresa están en contravía de las decisiones de la junta y están adelantando procesos a sus espaldas. Sea lo que sea, es claro que al ser EPM un patrimonio público este tipo de cosas deben ser conocidas por toda la ciudadanía. Por eso señor alcalde, exijo una respuesta inmediata y una posición al respecto, así como lo ha hecho con algunos otros temas de ciudad. Últimamente usted se ha empecinado a decir que: “no voy a esconder nada de lo que pase en mi ciudad, sea bueno o malo”.

Espero clarifique por qué EPM anda haciendo lobby en el congreso. Funcionarios de EPM en reuniones con el senador Jorge Hernando Pedraza de Boyacá encargado de la ponencia del mismo. ¿Cuál sería la finalidad?
Esto me genera grandes cuestionamientos: ¿Quiénes les pagan por ello?, ¿para quién será la mermelada?, ¿quiénes están detrás de esto? O será señor Federico ¿Qué usted está detrás de todo esto y no quiere hablar de cara ante la comunidad?, ojalá no me decepcione y responda como debe ser. No solo a mí, sino a toda la ciudadanía que siente a EPM como nuestra. Aunque al fin y al cabo EPM es de todos y debe siempre permanecer pública.

Recuerde que su palabra está empeñada con toda la ciudadanía. EPM se debe mantener pública y su objeto social no puede ser cambiado. “Las obras que se hagan con dineros de EPM deben responder a su objeto, prestar servicios públicos de calidad. Estoy en contra a cualquier proyecto que intente cambiar el objeto de la empresa” Federico Gutiérrez

Publicidad oficial de la Alcaldía de Medellín

Antes que buscar ampliar de manera infinita el objeto social, deberíamos promover que la restricción que hoy se le pone al mercado de potencia de energía se amplié del 25% al 33%, y que dicho incremento se le dé a aquellas empresas que presenten proyectos de generación más limpia y hayan dado muestra de su transparencia y eficiencia.

Los servicios públicos domiciliarios son una prioridad constitucional y las empresas no han dado cabal cumplimiento en el tema de cobertura universal, ni menos en calidad y eficiencia en la prestación de dichos servicios, que a finales de los 80´s desató una crisis cuya solución fue incorporarlos en la Constitución como servicios fundamentales y herramienta de equidad y disminución de la pobreza y la miseria.

Solo en Medellín hay más de 204.000 personas sin agua potable. No queremos que esto sea la puerta de entrada para que a EPM le pase lo que le pasó a ISAGEN.  Otra vez y al escondido en contra de los usuarios y de lo que propuso el Alcalde Federico Gutiérrez de no ampliar el objeto social. Usted se comprometió defender el patrimonio público, y EPM es una de las empresas más sólidas y eficientes de este país.

Yo como ciudadano activo y quien deposité mi confianza en usted y en el movimiento Creemos, exijo respuestas claras y contundentes. Además, usted se comprometió a ser la voz de la ciudadanía, por eso le recomiendo convoque a un debate de control político donde esté presente como alcalde y presidente de la Junta Directiva de EPM, Eugenio Prieto como autor de la ley y hoy actual Director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Gerente de EPM Jorge Londoño de la Cuesta, Concejo de Medellín, Superintendencia de servicios públicos, a los sindicatos de EPM y a la ciudadanía en general.

 

@jonathanR0jas

-.
0
8175
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Medellín, el paraíso de las chuchas

Medellín, el paraíso de las chuchas

¿Qué pasó con los dos jóvenes oficiales que cayeron al vacío en plena revista militar?

¿Qué pasó con los dos jóvenes oficiales que cayeron al vacío en plena revista militar?

El bosque que rescribirá la historia de Medellín

El bosque que rescribirá la historia de Medellín

Llegamos al futuro soñado

Llegamos al futuro soñado