Opinión

¿Para dónde carajos va Venezuela? Historia de una conspiración

Una negociación de meses para el 1 de mayo, se precipitó y se frustró por los egos personales que por tanto tiempo han paralizado a la oposición venezolana

Por:
mayo 06, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Para dónde carajos va Venezuela? Historia de una conspiración
La actuación apresurada de Leopoldo López, para no honrar ciertas condiciones para los chavistas, habría obligado a los representantes del régimen a cerrar filas detrás de Maduro. Foto: Twitter/Leopoldo López

La vuelta no era para el 30 de abril, sino para el 1 de mayo. Y la marcha más grande convocada era, en realidad, el escenario para propiciar los hechos concertados en una negociación que había tomado meses, entre la oposición venezolana, un sector del gobierno de Maduro y los aliados internacionales.

La Operación Libertad, que es como se le conoce a este plan de transición que se inició con la elección de Guaidó como presidente Interino, tenía como objetivo la salida pacífica de Nicolás Maduro bajo la garantía de que se respetarían las condiciones al grupo de altos funcionarios del gobierno que se encargaría de neutralizar a las Fuerzas Armadas, entregar a Leopoldo y desencadenar la desintegración del régimen chavista.

Pero el plan se precipitó demasiado, poniendo en alerta al gobierno y sofocando los preparativos para la marcha del 1 de mayo. En las horas de la madrugada, unidades disidentes de las fuerzas armadas y del Sebin liberaron a Leopoldo López de su arresto domiciliario. Poco después, López apareció con Juan Guaidó anunciando el comienzo de la Operación Libertad y el fin definitivo de la usurpación, el apoyo de los militares y convocando a todos los soldados y ciudadanos a las calles para marchar pacíficamente.

Fue en ese punto en donde las cosas empezaron a descarrilarse. Aunque salieron miles de manifestantes a las calles, el apoyo de la cúpula militar no había terminado de consolidarse. Uno de los generales, señalado como disidente, renunció, no sin antes confirmar su lealtad a Nicolás Maduro. Ningún alto miembro de las Fuerzas Armadas Bolivarianas se declaró por Guaidó, lo que dio la vía libre al régimen para reprimir violentamente las protestas. Se registraron por lo menos 4 muertos y 109 heridos en todo el país. Maduro apareció en televisión a las nueve de la noche asegurando que el intento de golpe había sido derrotado y que las fuerzas militares estaban unidas detrás del régimen.

Lo más sorprendente fueron las reacciones internacionales, especialmente desde los EE. UU. Tanto John Bolton como el Secretario de Estado Mike Pompeo, aseguraron que Maduro había estado a punto de caer y que los principales conspiradores se contaban entre las filas del chavismo:  el ministro de Defensa, Vladimir Padrino y el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno. Pompeo llego a afirmar en CNN que Maduro tenía preparado un avión para huir del país, pero los asesores rusos y cubanos lo convencieron de quedarse.

 

La conspiración era real y estaba muy avanzada, dice ´El País´,
implicaba no solamente a Padrino y a Moreno,
sino otros altos representantes del régimen Maduro

 

Según lo reporta el periódico El País de España luego de entrevistar a muchos testigos de los acontecimientos de forma anónima, la conspiración era real y estaba muy avanzada. Construida en una labor muy minuciosa a lo largo de varios meses, implicaba no solamente a Padrino y a Moreno, sino otros altos representantes del régimen Maduro. Pero la actuación apresurada de Leopoldo López, quien estaba convencido de que su sola liberación podría desatar la transición sin tener que honrar los términos que respetaban ciertas condiciones para los chavistas, habría obligado a los representantes del régimen a cerrar filas detrás de Maduro.

Es la historia de una conspiración frustrada por los egos personales que por tanto tiempo han paralizado a la oposición venezolana, dando un soporte vital al chavismo, por encima del clamor de un pueblo que poco a poco muere sofocado por el hambre y la desesperación. Las próximas semanas serán determinantes para conocer qué tanto de ese proceso de transición negociada ha sobrevivido esta catástrofe o si, por el contrario, estos hechos radicalizarán aún más la posición de Maduro. Por ahora, está claro que perdió la democracia venezolana y perdió el pueblo.

 

-Publicidad-
0
2892
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¡Presidente Duque, deténgase!

¡Presidente Duque, deténgase!

¡Claudia alcaldesa!: la mujer que le ganó el pulso a Petro y a Uribe

¡Claudia alcaldesa!: la mujer que le ganó el pulso a Petro y a Uribe

¿Se dejará quitar Claudia López la Alcaldía de Bogotá?

¿Se dejará quitar Claudia López la Alcaldía de Bogotá?

Estado de opinión vs. Corte Constitucional

Estado de opinión vs. Corte Constitucional

Suicidio: una carta abierta al presidente Duque

Suicidio: una carta abierta al presidente Duque

Sed de sangre: del todos contra todos (y a dónde nos está llevando)

Sed de sangre: del todos contra todos (y a dónde nos está llevando)

¿Regreso a la guerra?: cómo entender el mensaje de Iván Márquez

¿Regreso a la guerra?: cómo entender el mensaje de Iván Márquez

Petrocracia: el poder según Petro

Petrocracia: el poder según Petro