Pandillero, drogadicto y genio: los demonios que venció Wilder Medina

Alejado de las drogas el ídolo de Santa Fe está dedicado a dirigir escuelas de formación de jugadores. Ya perdonó a su pasado

Por:
mayo 13, 2020
Pandillero, drogadicto y genio: los demonios que venció Wilder Medina

Cuando tenía 14 años Wilder Medina jugaba como nadie en las polvorosas calles de Puerto Nare. En la tarde jugaba como Pelé, en las noches intengraba una pandilla con veinte de sus amigos. Tenía armas y manejaba los códigos de la calle. A los amigos los mataron, sólo quedaron cuatro. A su papá, en 1997, en plena incursión paramilitar, también lo asesinaton. Tenía 16 años y la esperanza perdida. Así que se fueron con su mamá y sus cuatro hermanos a Rionegro en Antioquia. Allá empezó a jugar con el equipo de la ciudad que actuaba en la segunda división. Medina cuenta que en esa ciudad también se enredó con pandillas y que iba armado a los entrenamientos.

Todo era muy duro y el humo de la marihuana era la nave que lo sacaba de esa realidad. Y estaba el trago y los polvos de ángel y la rumba y ganarse unos pesos para llevarse a la casa porque el fútbol nunca fue suficiente. Entonces, después de los entrenamientos a Wilder lo recogía un carro y se lo llevaba  a “hacer la vuelta” como se lo confesó en una reciente entrevista a Marca Colombia. Por esos días su pandilla se reunía en una casa abandonada, él escuchó el chirriar de las llantas de un carro afuera, en la calle, y por instinto se arrojó al piso. Desde ahí escuchó una explosión. Les habían arrojado una granada, otra vez el Espíritu Santo lo había salvado. Su mamá más de una vez le tuvo que abrir la puerta porque venían persiguiéndolo a bala. Casi tiene el destino de Santiago Nassar, desangrándose frente a la casa familiar.

Y tal vez fue una intervención diivina lo que lo convirtió, contra todo pronóstico, en un terrible goleador. Las drogas le costó más trabajo dejarlas que las pandillas, pero lo logró. Eso si, antes tuvo que pasar por la vergüenza de dar positivo en muchos exámenes antidoping, positivo por cocaína, por marihuana, por todos los paraísos artificiales. Fue un ídolo de Santa fe y logró el gol más importante de la historia de su equipo

Hoy juega en un equipo aficionado, el Alianza Sur, dice estar recuperado de las drogas y va a abrir una escuela de fútbol. Ojalá logre vencer todos sus demonios.

-.
0
3200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El viejo chaleco que el Defensor del Pueblo le dejó al Secretario de la ONU

El viejo chaleco que el Defensor del Pueblo le dejó al Secretario de la ONU

Nota Ciudadana

"No joda a Dios, juzgue su conciencia"

Nota Ciudadana
¿Cómo disminuir los riesgo en salud mental durante la cuarentena?

¿Cómo disminuir los riesgo en salud mental durante la cuarentena?

Nota Ciudadana
Ciudadanías libres, protagonistas del año

Ciudadanías libres, protagonistas del año