El país que nos dieron por cárcel

"En Colombia los reos somos el pueblo y nuestros dirigentes son los guardias"

Por: Alejo Cepeda
enero 18, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El país que nos dieron por cárcel

Una prisión o cárcel es, por lo general, es una institución autorizada por el gobierno donde son encarceladas las personas consideradas por la ley como autores de un determinado crimen.

El objetivo de las prisiones o cárceles varía según las épocas y, sobre todo, las sociedades. Sus principales cometidos pueden ser:

  • separar al reo de la criminalidad.
  • proteger a la sociedad de los elementos peligrosos
  • disuadir a quienes pretenden cometer actos contrarios a la ley.
  • reeducar al detenido para su reinserción en la sociedad.
  • acallar a los oponentes políticos.
  • impedir que los acusados (reos) puedan huir comprometiendo su próximo proceso.

En este orden de ideas, en un país con 48, 32 millones de habitantes y para el articulo que nos ocupa, pasaremos a llamarnos (reos) es un establecimiento carcelario con enormes riquezas naturales, sociales y culturales, permeado hasta en lo más profundo de sus cimientos por la corrupción y la desidia de un Estado que administra el erario público bajo el modelo contable de caja menor, sin recibos, sin explicaciones válidas y haciendo pasar cada una de sus acciones como donaciones altruistas cual ONG de primera línea.

Cuando se trata de separar al reo de la criminalidad, nuestros medios de comunicación son guardias eficaces capaces de crear en cuestión de minutos falsas sensaciones de seguridad y entretenimiento que protejan a la sociedad de elementos peligrosos como protestar por una Reforma Tributaria, la entrega de licencias de explotación minera, los falsos positivos, entre otros platos fuertes de nuestra cocina colombiana, mostrando día a día falsos aperitivos como ganar o perder un miss Universo, llegar a los cuartos de final de un mundial de fútbol, o el gato que canta con maullidos afinados.

Nos disuaden de manera plausible a aceptar hechos incomprensibles como tener el salario mínimo más bajo de la región, no tener educación ni salud gratuita y ver morir a miles de niños por falta de agua mientras el Gobierno Nacional vende empresas públicas como Isagén para aparentemente construir vías.

Nos reeducan en discursos compasivos de falsa felicidad, prosperidad y seguridad democrática para todos, acallan a los pocos que se atreven a salir a hacer una denuncia, asesinan hijos inocentes para hacerlos pasar por guerrilleros, convierten la salud en un negocio, y nos enseñan a pensar como maquinas incompletas, inconclusas, faltantes de racionalidad y de sentimiento de lucha.

El tema es que nos convertimos en una sociedad injusta, poco solidaria, en guerra con nosotros mismos, un fenómeno muy fácil de comprender cuando se está encerrado bajo las direcciones de delincuentes de cuello blanco que obligan a buscar todos los medios para sobrevivir la cadena perpetua a la que aparentemente hemos sido condenados.

Colombia es el país que nos dieron por cárcel, una lujosa, como la de Pablo Escobar, es una nueva catedral del delito donde los reos somos el pueblo y nuestros dirigentes los guardias, donde la malicia indígena sirve para sobrevivir de los posibles ataques, donde huir se hace también imposible ya que nuestro pasaporte morado debe ir acompañado de muchas garantías para obtener la libertad condicional en otra nación y procurarse una reinserción real a la sociedad justa y equitativa para todos.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
1042

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
A propósito del coronavirus

A propósito del coronavirus

Nota Ciudadana
En Buga, los animales tienen Concejal

En Buga, los animales tienen Concejal

Nota Ciudadana
Los beneficios de hacer de nuestra casa nuestro refugio

Los beneficios de hacer de nuestra casa nuestro refugio

Nota Ciudadana
¿Sucre levanta vuelo?

¿Sucre levanta vuelo?