Opinión

Padre, quiero hablar con usted: tengo esquizofrenia

Desde los 20 años empecé a escuchar voces y a tener alucinaciones muy fuertes, toda mi vida la he pasado de entrada y salida en clínicas psiquiátricas

Por:
septiembre 27, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Padre, quiero hablar con usted: tengo esquizofrenia
Padre yo me deprimo mucho y siento que soy una carga para los demás.

Padre Dios le bendiga, por favor ayúdeme.

Con mucho gusto, qué puedo hacer por usted.

Desde hace mucho tiempo tengo una enfermedad que me hace sufrir mucho y algunas veces no se qué hacer, qué pensar, qué decirle a Dios. Soy esquizofrénica, desde los 20 años empecé a escuchar voces y a tener alucinaciones muy fuertes, toda mi vida la he pasado de entrada y salida en clínicas psiquiátricas, siendo una carga para mi familia y con un gran un gran temor de lo qué será de mi vida.

Por supuesto una situación de estas es muy difícil. ¿Me imagino que está en permanente acompañamiento médico?

Si padre, voy al psiquiatra, pero con todos estos asuntos, lo llaman a uno y le preguntan si está bien y hasta luego, como si con eso fuera suficiente y siempre me dicen lo mismo: ¿cómo está?, ¿se está tomando los medicamentos? ¡Y hasta luego y al final me quedo sumida en esta crisis tan horrible

¿Comparte con su familia esta situación que le sucede?

Padre la verdad para ellos es muy complicado y los entiendo, soy muy difícil en algunos momentos y se necesita mucha paciencia para convivir con una persona como yo. Hoy estoy medio lúcida, pero hay días que ni me doy cuenta qué hago o qué digo. ¡Es muy duro saber que estoy loca, padre

Mire querida amiga las personas como usted que poseen una enfermedad psiquiátrica como es la esquizofrenia son personas muy inteligentes, han desarrollado una inteligencia superior así que no diga nunca de manera despectiva que está loca. Tal vez a los “cuerdos” nos cuesta entender que hay personas que no son iguales a nosotros y que sus realidades también hacen parte de nuestra cotidianidad. Se que antiguamente la solución para personas como usted era internarlos de por vida en hospitales psiquiátricos y ahí se arreglaba todo. Pero hoy no es así, ni debe ser así. Ustedes hacen parte de nuestras familias y tienen iguales deberes y derechos que cualquiera de la casa.

Padre yo me deprimo mucho y siento que soy una carga para los demás.

Jamás piense eso, un enfermo es una bendición para una familia. La familia que ora, cuida al enfermo y lo integra a la sociedad, hace más saludable todos los ambientes a su alrededor. No crea, hoy hay más de un caso similar al suyo que requieren que le pongamos atención. Usted por lo menos es consciente, aun en su fragilidad de su condición. Hay muchos, hasta con responsabilidades serias, que deberían dejarse atender de vez en cuando por un psiquiatra. Así que no se intranquilice, sepa que Dios la ama mucho y que usted siempre está cerca de él. Seguramente el médico se lo ha dicho, pero trate de hacer una vida normal y cuando vengan esas crisis recuerde que usted está en las manos del Señor y Él siempre la cuidará y no la dejará. Aun cuando pierda la conciencia y hasta la cordura, el Señor la protegerá y la ayudará. Así ha sido a lo largo de su vida y así será, hasta que algún día usted y yo estemos junto a Él en la eternidad. Ahí nos daremos cuenta, en verdad de quién estaba cuerdo y quién no.

Ore por mi padre Ramón.

Tenga la certeza que por muchas razones que no vienen a colación en este momento, por ustedes siempre oro.

 

 

 

 

 

 

-.
0
502
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Padre, quiero hablar con usted: ¡a vender!

Padre, quiero hablar con usted: ¡a vender!

Padre, quiero hablar con usted: ¡tocó vigilar!

Padre, quiero hablar con usted: ¡tocó vigilar!

Padre, quiero hablar con usted: ¿y si se acaba el mundo?

Padre, quiero hablar con usted: ¿y si se acaba el mundo?

Padre, quiero hablar con usted: ¡campesino y pobre!

Padre, quiero hablar con usted: ¡campesino y pobre!

Padre, quiero hablar con usted: soy ladrón

Padre, quiero hablar con usted: soy ladrón

Padre, quiero hablar con usted: descuidé mi familia

Padre, quiero hablar con usted: descuidé mi familia

Padre, quiero hablar con usted: soy gay

Padre, quiero hablar con usted: soy gay

Padre, quiero hablar con usted: usted también es indio

Padre, quiero hablar con usted: usted también es indio