Opinión

¿Otra vez dopaje en el Tour?

Por:
julio 17, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

No es correcto lanzar juicios sin pruebas, pero eso no significa que los indicios, en especial si resultan concordantes, no se puedan analizar. Me refiero a las sospechas de dopaje que de un tiempo para acá aluden al actual líder del Tour de Francia, el británico de origen keniata Chris Froome.

Durante el proceso 8.000 se decía en los corrillos jurídicos y periodísticos que a falta de una "prueba reina" pesaban "pruebas princesas". Eso es algo que podemos traer a colación ahora que Lance Armstrong alborotó el cotarro deportivo sembrando dudas con respecto a eventuales prácticas de doping en la máxima competencia ciclística. No me voy a referir a términos como velocidad, frecuencia cardíaca, cadencia de pedaleo y vatios porque no soy médico ni científico. Voy a tratar de hacerlo invocando algunos hechos concretos que están a la mano.

froome 0

Para hablar del expediente Froome hay que remontarse al Tour de Francia de 2013. El británico partió como favorito y rápidamente empezó a demostrarlo. En la mítica etapa al Mont Ventoux lanzó un ataque endemoniado que solo Nairo Quintana pudo responder. A poco más de un kilómetro, el europeo atacó de nuevo al colombiano y en la meta se presentó con medio minuto de diferencia. Fue un arranconazo demoledor, inusual, impresionante, que, de inmediato, puso a cavilar a los comentaristas alrededor de la idea de que el británico podría estar recibiendo beneficios en el sofisticado y oscuro mundo de las hormonas, las testosteronas y las transfusiones.

Para acallar sospechas, Froome se mostró en aquel entonces, en las restantes fracciones de esa edición del Tour, como un hombre de carne y hueso al que la fatiga también le pasaba factura.

En la etapa que terminó en Alpe d'Huez en ese 2013 sucedió algo que hoy no se ve tan natural. El británico se alejó del lote de favoritos en compañía de Quintana, del español Purito Rodríguez y del australiano Richie Porte, su compañero de equipo en el Sky.

A falta de cinco kilómetros, Froome empezó a levantar su mano derecha. Lo que en principio pareció un pinchazo, terminó siendo un desfallecimiento del líder por hambre y sed. Que un equipo como Sky deje sin agua y sin comida a su principal ciclista es un cuento complicado de digerir y menos en pleno siglo XXI.

Pues bien, el "agotado" Froome se quedó de la rueda de Quintana y Purito y llegó a la meta junto a Porte a poco más de un minuto. Creo que ese día todo el mundo respiró tranquilo porque el que a la postre sería el campeón del Tour dio muestras de debilidad. Nadie entonces se volvió a ocupar de las sospechas de presunto dopaje de Froome.

En la penúltima etapa, el británico se fue en compañía de Nairo y Purito. Cuando faltaban unos 1.200 metros lanzó un remedo de ataque —distinto a los de etapas anteriores— que fue controlado fácilmente por el colombiano. Después el español también regó en la carretera a Froome, quien llegó tercero a la meta —con cara de nazareno— detrás de Nairo y Purito.

Al día siguiente terminó el Tour y todo el mundo feliz: Froome campeón y Nairo segundo en la general y rey de la montaña. En 2014 Froome sufrió una aparatosa caída en las primeras etapas del Tour lo que le impidió defender su título.

Pero en la versión de 2015 nos volvió a sorprender con sus actuaciones poco comunes. En la décima etapa, Tarbes / La Pierre-Saint-Martin, a falta de 6,4 kilómetros para la meta, lanzó un ataque que creo dejó en evidencia que sus pedaleos no son de este mundo. Ni Nairo pudo tomar su rueda. Desde ese momento —el del ataque— sucedieron varios hechos a todas luces sospechosos.

Cuando faltaban tres kilómetros, la ventaja de Froome sobre Nairo llegaba al minuto. Pero como cosa rara, el británico empezó a disminuir su paso demoledor. Es como si alguna vocecilla maliciosa advirtiera que iba muy rápido y que la diferencia en el sitio de meta podría resultar escandalosa. Finalmente un desfallecido Nairo cruzó a 1'04".

Pero quedarían más cosas llamativas por parte del Sky en la fracción en mención. Porte, que antes de la décima etapa figuraba en la general a más de 40 minutos del líder, resultó ser un superdotado capaz de soltar a Nairo, a Valverde, a Nibali, a Contador, al Purito. Con la potencia que mostró el australiano en esa décima etapa, no hay duda de que debería estar siempre en los cinco primeros puestos del Tour, del Giro de Italia y de la Vuelta a España. A sus 30 años nunca lo ha hecho. Ni lo hará. Raro, ¿no?

Y para rematar, el galés del Sky Geraint Thomas nos "sorprendió positivamente" con el sexto lugar en la etapa. Este "portento" nos "demuestra" que no es óbice correr primero en pista para convertirse luego en "escalador nato".

Luego de su victoria, los periodistas atosigaron a Froome con preguntas sobre la palabra doping. Se defendió diciendo que a esas cosas no les presta atención y que gracias a su trabajo llegó adonde está. Cosas así decía Armstrong cuando en su momento le tocaban el espinoso tema.

Para confundir en lo que resta de Tour, Froome podría incluso "complacernos" con un par de "crisis" para dar a entender que también es humano. Lo que sí es un hecho es que, salvo un accidente, ganará la carrera por etapas más importante del mundo.

Como están las cosas, Nairo debería ser segundo en la general y en el corazón de todo el mundo el campeón alimentado con aguapanela. Ojalá las dudas sobre Froome se aclaren antes de que termine el Tour. Después no tiene sentido porque en la mente de todo el mundo solo queda la imagen del ciclista que subió al podio como primero en los Campos Elíseos.

P.D.: Sky y Froome han amenazado con iniciar acciones judiciales contra todo aquel que los relacione con la palabra dopaje. Armstrong hizo lo propio durante años con los que alguna vez osaron decirle tramposo.

 

-.
0
4529
El incómodo general (r) William Salamanca con el que Petro quiere limpiar la Policía

El incómodo general (r) William Salamanca con el que Petro quiere limpiar la Policía

Petro-Uribe: lo imposible, Declive de Hernán Zajar, Parada del DT del Nacional a profe Vélez: El Resumen

Petro-Uribe: lo imposible, Declive de Hernán Zajar, Parada del DT del Nacional a profe Vélez: El Resumen

"Las mujeres negras: bravas, perezosas y brujas": el racismo en la campaña contra Francia Márquez

Los sapos que no se tragarían los uribistas frente al Acuerdo de Petro

Los sapos que no se tragarían los uribistas frente al Acuerdo de Petro

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus