Otra pifia del gobierno Duque: la apertura de la Oficina de Innovación colombiana en Israel

El gobierno nacional prefirió escoger a Jerusalén ocupada, con el banal argumento de la “cercanía geográfica” con otras instituciones israelíes similares

Por: Luis Alexander Montero Moncada
noviembre 15, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Otra pifia del gobierno Duque: la apertura de la Oficina de Innovación colombiana en Israel
Foto: Pixabay

La decisión de abrir una oficina de innovación por parte de Colombia precisamente en Jerusalén ocupada es un absoluto desatino en política exterior y, sobretodo, una ruptura definitiva de la tradición diplomática colombiana, basada en el respeto de la legalidad internacional, la equidistancia en las relaciones con Israel y Palestina y la defensa de la solución de los dos Estados.

Una decisión ilógica

A pesar de que la lógica hubiera sugerido que la oficina se abriera en Tel Aviv —donde están los principales centros de innovación de Israel— o en segunda opción en Haifa o Jaffa —principales puertos exportadores de Israel ubicados en la antigua Palestina—, el gobierno nacional prefirió escoger a Jerusalén ocupada, con el banal argumento de la “cercanía geográfica” con otras instituciones israelíes similares.

Jerusalén no tiene puertos ni aeropuertos. Tampoco tiene sedes diplomáticas de otros países, salvo Estados Unidos, Guatemala, Honduras y Kosovo. No hay ninguna justificación práctica real para ubicarla tercamente en medio de un territorio ocupado.

Un mensaje político

Para cerrar la secuencia de argumentaciones precarias, el llamado hecho por el gobierno nacional para “no politizar la apertura de la oficina” es contradictorio en toda su naturaleza, ya que justamente la polémica apertura es en esencia una clara e irrestricta declaración política a favor de Israel, a pesar de la ilegalidad que reviste la acción.

Tan categóricamente político es el hecho, que el gobierno israelí no ha escatimado nada para resaltar la apertura colombiana en Jerusalén, presentando el hecho como una manifestación colombiana de acompañamiento a la tesis de supuesta soberanía israelí sobre la ciudad. De igual manera, la Confederación de Comunidades Judías de Colombia hizo público un retador comunicado, donde agradecía el gesto colombiano de abrir una representación en “Jerusalén, capital de Israel”.

Y no es para menos. Aunque hay un absoluto consenso internacional basado en resoluciones del Consejo de seguridad, la Unión Europea, la Corte Internacional de Justicia y la Corte Penal Internacional donde se deja claro que Jerusalén Este no es territorio israelí bajo ninguna perspectiva, Colombia esta posicionándose en contravía a este consenso. Además, según el derecho internacional, el hecho que esta oficina de innovación dependa de Innpulsa o de Procolombia le imprime cierto carácter gubernamental así no sea una sede diplomática propiamente dicha.

En palabras simples, Colombia está solitaria en esta impropia acción y no se puede excusar en el hecho de ser una oficina económica para atacar al derecho internacional y la diplomacia.

Un momento totalmente impropio

Dentro de la estrategia de colonización israelí de Palestina ocupada, Jerusalén ofrece un panorama especial. Allí es donde el sionismo se ha vuelto mucho más implacable que en otros sitios de Palestina. No hace mucho la comunidad internacional se horrorizaba por los planes israelíes de destruir centenares de casas palestinas para construir colonias y hacer un parque “bíblico”. En mayo de este año, el mundo rechazaba las manifestaciones de racismo sionista materializada en marchas nocturnas -al mejor estilo de la noche de los cristales rotos- donde turbas de fanáticos israelíes gritaban “muerte a los árabes”. Hoy, las naciones se horrorizan por la profanación de un cementerio palestino por parte de Israel, quien ha destruido decenas de tumbas para hacer sobre ellas un “parque temático”.

Nunca será buena idea retar a la legalidad internacional y ceder a las imposiciones del sionismo, pero abrir la “oficina de innovación” justo en este momento, no solo es un mensaje de apoyo político a Israel, sino un claro mensaje de apoyo a sus crímenes.

Una acción contradictoria ideológicamente

Esta apertura es una extraña, errática e injustificada decisión de Colombia en política exterior. Parece ser que la cancillería no se ha enterado que la administración Trump terminó hace rato y la actual posición de Estados Unidos hacia Palestina e Israel es un poco más equilibrada, con lo cual la actual posición colombiana es contradictoria incluso con Washington.

Aún mas extraña decisión si se intenta justificar desde el plano interno e ideológico. Parece ser que varios asesores no han caído en cuenta que las relaciones de Colombia con Palestina en tiempos del presidente Uribe fueron bastante dinámicas y en el marco del derecho.

Injustificable decisión por donde se le mire

Lo peor de este desatino es que maltrata profundamente a la comunidad colombo árabe, que tiene una historia de mas de 150 años y que ha ayudado a forjar a pulso a Colombia. Múltiples reacciones colombianas y colombo árabes que se han hecho públicas en los recientes días, lo consideraron como un innecesario gesto de concupiscencia con la arrogancia sionista.

Incluso, el hecho que la comitiva ni siquiera mencionó a Palestina ni hizo el intento de reunirse con el Presidente Abbas en Ramallah -apartándose de lo que usualmente hacen las visitas de Estado allí-, fue visto como un clarísimo desaire a un Estado que también es amigo de Colombia y que nunca ha actuado en contra de los intereses de Bogotá.

Este grosero “ninguneo” no es productivo para el desarrollo económico del país, ni para la política exterior y lo más importante, posiblemente imprudente en los delicados tiempos políticos que se aproximan.

-.
0
400
El sueño frustrado de Germán Vargas Lleras

El sueño frustrado de Germán Vargas Lleras

Un narco colombiano y un presidente paraguayo, los sospechosos del asesinato del fiscal Marcelo Pecci

Un narco colombiano y un presidente paraguayo, los sospechosos del asesinato del fiscal Marcelo Pecci

Estaba invicto y me pringaron de Covid

Estaba invicto y me pringaron de Covid

Enfrentarse a un papá militar: la valentía de Carlos Vargas, el más macho de la T.V

Enfrentarse a un papá militar: la valentía de Carlos Vargas, el más macho de la T.V

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus