Óscar, el muchacho gay de protagonistas de novela, es ya un varón

La transformación se la atribuye a una iglesia en Tolú Viejo, donde lo convencieron de que ser homosexual es una enfermedad

Por:
junio 26, 2018
Óscar, el muchacho gay de protagonistas de novela, es ya un varón

Siempre le gustaron los niños. Sus primeros juegos fueron reinados con Barbies y jugar al té con muñequitas de trapo. Su abuela, Gilberta, no le decía nada. Siempre fue la luz de sus ojos. Con ella hablaba todo el tiempo. Con su mamá, Belisa, nunca pudo cruzar una palabra. A ella le diagnosticaron una enfermedad que le quitó el habla justo cuando tenía a Óscar en el vientre. Con Belisa se entiende por lenguaje de señas. Ella, sin quererlo, fue su primera profesora de actuación.

En el colegio los niños lo matoneaban por amanerado. En Chinú (Córdoba), el pueblo donde nació, a los maricas los arreglaban a punta de pata. Sufrió humillaciones indecibles. Una vez, mientras estaba en clase de Educación Fïsica, le bajaron la sudadera y Óscar quedó expuesto. Los niños lo señalaban y se reían a carcajadas al ver sus pantaloncillos rotos. Las burlas no hicieron mella en Óscar. Las niñas le seguían dando asco y a todos los niños que a él le gustaba los abordaba sin miedo. Les invitaba a tomar gaseosa, a comer galleticas carrusel. No tuvo mucha suerte.

Las únicas veces en las que se sentía mal por ser diferente era cuando su tía Rosiris Naranjo, quien vivía en Cartagena, lo llevaba a una iglesia en Tuchín para escuchar a un pastor embravecido advertir todos los castigos que le sobrevendrían a los gays si no se corregían. “Tía, yo quiero tener hijos, tener una esposa, no quiero que Dios me castigue”. Se empeñaba, se flagelaba con juncos de almendrones, quería torcer su sino, pero no podía.

Con su mamá se metía en ensoñaciones profundas, en donde aparecía siendo un actor versátil, capaz de interpretar todos los papeles en una obra de teatro. Cuando supo que habían audiciones para participar en Protagonistas de Novela no lo dudó y viajó hasta Cartagena. Pasó y sus accesos de histeria lo hicieron famoso en toda Colombia. Nunca pudo consolidar una carrera como actor.

Fuera de los focos de las cámaras Óscar entró en una depresión de la que solo la salvó Dios. Su virginidad la perdió con un hombre en Medellín (Antioquia), en un burdel. Quería salir del clóset. Sin embargo, en medio de su felicidad porque había encontrado su paz sexual, empezó a atormentarlo una voz que tenía por dentro: “Te vas a morir”. No obstante, el poder de la carne lo dominaba. Se prostituyó y se acostó con muchos hombres. Según él las consecuencias que vivió fueron terribles. Destruído volvió a Cartagena.

Su tía lo llevó a una iglesia en Tolú Viejo, la Iglesia Cruzada Cristiana. Fue a una vigilia, se sentó en la primera silla. La pastora agarró a una joven, Lady Sandoval, y la abrazó. Óscar no pudo quitarle la mirada. Desde ahí quedaron juntos. En este video Óscar Naranjo cuenta cómo, según él, se curó de la homosexualidad:

-.
0
29841
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Las Cortes de los milagros

Las Cortes de los milagros

Famosos que se han 'curado' de la homosexualidad

Famosos que se han 'curado' de la homosexualidad

Campesinos de Tumaco fueron asesinados por tiro de fusil, según Medicina legal

Campesinos de Tumaco fueron asesinados por tiro de fusil, según Medicina legal

En redes
El último show de Yina Calderón: tener sexo con su novio frente a sus vecinos

El último show de Yina Calderón: tener sexo con su novio frente a sus vecinos