Óscar Collazos, un grande del que nadie se acordó en el Hay

“No fue digno de un homenaje en un festival que ayudó a gestar. Somos un país amnésico e indolente. País de desmemoriados o de envidiosos”

Por:
Febrero 16, 2016
Óscar Collazos, un grande del que nadie se acordó en el Hay
Foto: archivo Colprensa

Tres meses antes de su partida estábamos hablando con Óscar Collazos de la ingratitud de este país con sus escritores muertos. Es como si no tuvieran obra, hablamos de Germán Espinosa, de RH Moreno Durán, de Héctor Rojas Herazo, de Alvaro Mutis y así sucesivamente. Todos condenados al olvido de las editoriales, pero peor aún, condenados al olvido de los lectores. Óscar sabía que iba a morir, el ELA no perdona, pero en la conversación hacía como si a él no le fuera a pasar. Todos sus amigos lo vimos decaer y lo más impresionante fue la velocidad con que lo atacó la mortal enfermedad. Murió en muy poco tiempo. El 17 de mayo se cumple un año de su partida.

Esta nota no va para hablar de su despedida, ni de su obra, tampoco de su enfermedad, ni siquiera va para hablar de sus amigos y el dolor que nos ha causado su muerte, va simplemente para protestar con indignación el hecho de que en el tan mentado Hay Festival que acaba de terminar no haya habido siquiera una mención para él. No hubo un homenaje, una mención, un conversatorio sobre su obra periodística y literaria. Somos un país amnésico e indolente. Nada para Óscar en el festival de literatura, a menos de un año de su muerte, como si hubiera partido hace mil años. País de desmemoriados o de envidiosos.

La mayoría de los que vivimos en Cartagena leíamos todos los sábados su columna en El Universal,  esa que ayudó a tanta gente, esa que ayudó a pensar la ciudad, esa que despotricaba contra el poder mal habido y mal ejercido. En el país se leía su columna de los miércoles en El Tiempo. Óscar denunciaba, no callaba, no consentía si no estaba de acuerdo. Ese Óscar quien también escribió más de diez novelas, algunos libros de relatos y tantos artículos sacados de su función de intelectual, que como bien sabemos es la de cuestionar al poder de turno, no fue digno de un homenaje en él Hay Festival, no fue digno de una mención; este país no merece gente tan maravillosa como él.

No me olvido de mencionar que Collazos fue el más ferviente impulsor del Hay Festival, tenía contactos literarios por el mundo entero, creía que los diálogos eran necesarios para dar a conocer a los escritores, ayudó e impulsó el Hay desde el comienzo del mismo, desde sus columnas y desde la vida cotidiana. Recuerdo con dolor que la última salida estando muy enfermo, la hizo acompañado por su esposa Jimena, precisamente a la inauguración del Hay del año pasado y con dificultad logró aunar fuerzas para asistir.

Hoy protesto indignada y dolida por la ausencia de un homenaje a Óscar Collazos, pero pensándolo bien, es mejor que no haya estado presente en este patético Festival, que poco a poco se ha ido convirtiendo en un círculo social  en el que las ¨estrellas¨ no son los escritores que valen la pena, sino músicos, lagartos y toda clase de fauna social que pertenezca al grupo de tan indolentes organizadores.

María Isabel Vargas Arango
Febrero 15 de 2016
Cartagena de Indias

Publicidad
0
2682
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
FIMCI: Un festival cruel con Cartagena

FIMCI: Un festival cruel con Cartagena

Nota Ciudadana
Santos y el discurso de la tercera vía

Santos y el discurso de la tercera vía

Nota Ciudadana
Cartagena, espectadora pasiva de su propia tragedia

Cartagena, espectadora pasiva de su propia tragedia

Las2orillas gana premio de periodismo : Construcción de Memoria

Las2orillas gana premio de periodismo : Construcción de Memoria