Ojalá no agarren a Aída Merlano, una víctima más de la politiquería colombiana

La excongresista no es más que un chivo expiatorio de los grandes clanes del Atlántico que toda la vida han comprado votos

Por: Germán Álvarez Sinisterra
octubre 02, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Ojalá no agarren a Aída Merlano, una víctima más de la politiquería colombiana

Lo que hizo la excongresista Aída Merlano es reprochable desde todo punto de vista. La compra de votos es un atentado contra cualquier democracia del mundo que nos sumerge en la corrupción y la pobreza. La Costa Caribe colombiana es un escenario donde este tipo de prácticas son pan de cada día en elecciones. Como resultado, departamentos como Córdoba, Bolívar, César y Guajira tienen los índices de pobreza más altos del país. En ese orden de ideas, Aída Merlano cometió un delito que merece su justa condena.

Sin embargo, estamos en un país donde la justicia sirve a intereses particulares. Si la justicia colombiana fuera igual de efectiva para todos los políticos que han comprado votos, estaríamos sin Congreso y sin gobernadores. Aída Merlano no es más que un chivo expiatorio de los clanes políticos del Atlántico. Los mismos que hoy siguen manejando la región como si nada. ¿En verdad hay gente creyendo que Aída Merlano era la única política que compraba votos?

La única diferencia entre ella y muchos de los que hoy están sentados en el salón elíptico del Capitolio Nacional es que ella tuvo enemigos políticos quienes la delataron. Por lo demás, son iguales. Es más, aunque los votos no se compren con dinero hay mucho político que los compra con mercados, medicinas, materiales de construcción, etc. Aída Merlano sabe mucho. Seguramente tenía información que más de uno prefería que no se hiciera pública. No sabemos si corría peligro.

En todo caso, nadie puede negar la osadía de la excongresista. Pasó de criarse en un barrio humilde de Barranquilla, a ganarse la confianza de los Gerlein y llegar al Congreso de la República. Ayer su espectacular huida la convirtió en tendencia nacional. Hasta compró pasajes al Caribe solo para despistar a la policía que fue a esperarla al aeropuerto creyendo que iba a llegar como si nada a tomar un avión. Aída representa a todos aquellos que después de utilizados son desechados. Por eso es que está viviendo lo que está viviendo. Ciertamente, no deseo que la agarren. Ojalá pueda perderse en algún rincón lejano del planeta y más nunca volvamos a saber de ella.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
6701

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
En el pellejo de Aída Merlano

En el pellejo de Aída Merlano

La misteriosa sonrisa de Aída Merlano

La misteriosa sonrisa de Aída Merlano

Video: La terrible humillación de Maduro a Aida Merlano

Video: La terrible humillación de Maduro a Aida Merlano

El hombre que perdió todo por el amor de Aida Merlano

El hombre que perdió todo por el amor de Aida Merlano