"Nunca me quedo sin echar un chisme", Carlos Giraldo

El presentador de La Red logró hacer del chisme una manera propia de informar que ahora llevó al canal Caracol. Habló, como siempre, sin pelos en la lengua

Por:
noviembre 04, 2014
Foto: archivo Caracol TV

Cuando en Colombia se habla de “Chisme” Carlos Giraldo es una autoridad en el tema. No en vano, los 15 años que duró en Sweet y el buen momento que ahora disfruta en La Red, programa del Canal Caracol que este año ganó el India Catalina a Mejor Programa de Variedades. Giraldo parece conocer muy bien cuál es el añorado secreto del éxito en televisión.

-¿Cuál es la diferencia entre chisme y noticia?

-No hay ninguna, si buscas en el diccionario son sinónimas. No existe ninguna diferencia, pero lo que pasó es que la palabra “chisme” fue menospreciada y la convirtieron en algo que no era correcto, que podría generar mentiras, que genera una serie de dudas sobre la información que das. Lo cual aprovechamos los programas de chismes para nutrirnos porque es rico y más atractivo cuando queda un espacio para dudar. La noticia no tiene esa posibilidad porque la noticia es noticia y punto.

-¿Algo que hayas dejado de contar?

-No, nada. El día que haya algo que yo deje de contar, entonces es porque debo retirarme. Desde que sea verdad, todo se cuenta… A excepción de que ya sea algo muy íntimo de una persona, como por ejemplo que mientras alguien no decida salir del closet, eso se lo respetamos y no se cuenta.

-¿En este medio alguien se puede mostrar cómo es?

-Claro. Estoy seguro que los cinco de la red lo hacemos y yo lo he hecho durante muchos años. Creo que para los actores es más complicado, aparte que deben agradar a todo el mundo. El presentador no tiene que ser así, el presentador presenta y punto.

-O sea, se puede ser más “uno” desde la presentación…

-Yo pensaría que sí y es una obligación. Además le aporta mucho a la credibilidad si lo hace. En efecto, hay un elemento clave para ser presentador que no se aprende, sino que se tiene o no se tiene; el carisma. Puedes hablar el idioma de una manera impecable, puedes ser el que mejor lea teleprompter, el mejor en todo… Pero si no gustas, si no tienes ese atractivo especial, esa estrella, es complicado y eso no se enseña. Eso aplica para cualquier otro oficio en dónde haya que hablar ante el público, inclusive un maestro o un político.

Para Giraldo, cada uno de sus compañeros se muestra ante la cámara como es en su cotidianidad. En efecto, cree que el éxito de todo presentador radica en la capacidad de ser auténtico y cautivar al televidente con su personalidad, pues cuando el público ve algo que se siente forzado, lo rechaza.

Para Giraldo, cada uno de sus compañeros se muestra ante la cámara como es en su cotidianidad. En efecto, cree que el éxito de todo presentador radica en la capacidad de ser auténtico y cautivar al televidente con su personalidad, pues cuando el público ve algo que se siente forzado, lo rechaza.

 

-¿Carlos Vargas podría ser un ejemplo de eso?

-Claro que sí. Ese era el secreto del éxito y lo aprendió en Sweet. Se le dio toda la libertad del mundo para que fuera él e hiciera lo que a él le diera la gana. Y le funcionó y le va a seguir funcionando. El público cuando nota algo que no es auténtico, que se ve forzado, no lo acepta. La gente quiere ver personas reales en televisión.

-¿Alguna vez te has sentido decepcionado de la televisión o te has arrepentido de estar ahí?

-No, nunca. La verdad es que he sido un hombre muy afortunado. De hecho, gracias a mi trabajo en La Red es que pude volver al teatro y por eso no lo pienso dejar.

-¿Andas haciendo teatro?

-Sí. Es un proyecto que me llena el corazón y me tiene absolutamente feliz. Una obra que se llama “Te quiero, la única ley es el amor” que ya tuvo una primera temporada en el teatro Camarín del Carmen. Ocasionalmente se muestra según surjan presentaciones y así hemos estado en congresos y festivales. Ya nos presentamos una vez en Cúcuta y muy posiblemente lo hagamos en Cali y Barranquilla. Está inspirada en un libro de dos sociólogos españoles y tiene que ver con temática LGTB. Contamos la historia de tres hombres homosexuales de diferentes generaciones y yo soy el mayor. Es casi un musical, y con esa temática entrelazamos tres historias que dejan al público impresionado. Lo que cuento ahí, me encanta contarlo y me alegra saber que estamos llevando un mensaje en favor de la igualdad en el mundo, que ha tenido muy buena aceptación entre el público; la han visto familias enteras.

-Pero entonces, volviendo al tema de la tv, algo que te haya parecido difícil del medio…

-Mmm… Pues muy probablemente que la gente considere que solo puedes hablar de una cosa en que te han visto. Estoy muy seguro que la gente no me creería si me pongo a hablar de política y deportes, lo cual es triste porque estoy seguro que tendría mucho para decir porque es algo que veo, siento, leo y hago.

-¿Cómo ves a la competencia en RCN?

-Yo nunca hablo de competencia sino de enfrentado, que es distinto. Es más si me hablas de competencia siento que esa está en el mismo canal, pues desde el noticiero hasta programas como Los Informantes –que ya dedican un 30% de su contenido a personajes de farándula- pueden quitarte una chiva o cualquier otra cosa que te gustaría contar. Lo que hay en el otro canal, es el enfrentado.

-Entonces, aparte del éxito, ¿Qué tienen ustedes en La Red que no tiene el enfrentado?

-No, yo no creo que se pueda hablar de un programa exitoso, sino de toda una parrilla de programación que cautiva al televidente, es como se mueve la parrilla de programación de cada canal. Entonces no creo que el hecho de que nuestro enfrentado no tenga la misma sintonía que nosotros, sea porque es malo. Quizá es porque el canal vecino, como le decimos nosotros, necesita una reforma estructural mucho más fuerte.

-Se viene el reinado la otra semana ¿Por qué este tema ha perdido tanto interés?

-Es que los tiempos cambian. A la gente ya no le importa que una persona sea linda o no, o dentro de la imperfección encontramos belleza. Para la gente ya no es simpático que a una niña la estén midiendo, pesando y si a eso le sumamos que a muchas personas el concurso o su presidente les resulta antipático, entonces todo suma en contra. Yo creo que los reinados sino hacen un giro están condenados a desaparecer y este concurso de aquí en su esencia no es que haya cambiado mucho.

-Y es que después de Taliana ninguna otra ha tenido mayor relevancia…

-No, no, no… Tú que eres de esta generación hablas de Taliana, pero una persona de la mía se queda con Paola Turbay. Siéntate a escuchar a hablar a Paola Turbay y siéntate a escuchar a hablar a Taliana, ¡Te quedas con Paola!… Y no estoy hablando que es que así habla ahora de 40, así hablaba a los 18, ya era excepcional a los 20. Entonces cada generación tiene sus ídolos.

-¿Y con la televisión pasará lo mismo, que en un pasado fue mejor que ahora?

-Bueno, en eso sí no estoy de acuerdo porque se está haciendo la televisión que se está haciendo en el mundo. Yo creo que la televisión colombiana hace cosas muy buenas. Por ejemplo, todas estas narconovelas que son tan criticadas están muy bien hechas, El Capo fue una cosa muy bien hecha. Escobar también fue muy bien hecha…

-Pero Escobar cayó ante Protagonistas de Nuestra Tele…

-Ni tanto. Fíjate que esa temporada que dices sepultó al formato.

-Y de paso al canal, porque fue el último éxito que tuvo.

-Pues esperemos que no porque es muy importante que hayan varios canales porque el país así lo necesita. Mira que nosotros los colombianos nos sentimos superiores a Ecuador, Perú, Bolivia, Paraguay y Argentina en cuanto a producción de televisión. En esos países hay seis, siete canales perfectamente; nosotros todavía tenemos dos. La industria televisiva debe evolucionar para que haya más trabajo. Fíjate que de 1200 actores inscritos en ACÁ solamente el 10% dice tener trabajo.

Aunque la promesa era que la entrevista no duraría más de 20 minutos, el diluvio que enmarcó la conversación hizo que dicho tiempo se extendiera a más del doble. Sin embargo, esa no fue la razón para que hablara durante 45 minutos, pues ni el entrevistado ni yo sentimos la longitud del tiempo en cuestión. Justamente cuando la charla llega a su fin, la lluvia ha cesado y ante la posibilidad de que vuelva a caer, prefiere regresar a su casa mientras se pueda pues se duerme a las 9 de la noche ya que debe estar en el canal a las 5 de la mañana. Le digo que puedo pasarle la nota cuando sea publicada y responde que no le importa; desde que todo esté en su debido contexto, él sabe muy bien lo que dice y nunca tendría problema en ponerle el pecho a ello.

[email protected]

-Publicidad-
0
5705
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El video por el que Caracol va a demandar a Petro

El video por el que Caracol va a demandar a Petro

La rebeldía de Carlos Vargas, el de La Red, con su papá militar

La rebeldía de Carlos Vargas, el de La Red, con su papá militar

Nota Ciudadana
“El Desafío de Caracol fue tan malo que quemó a Andrea Serna”

“El Desafío de Caracol fue tan malo que quemó a Andrea Serna”

Nota Ciudadana
'La vuelta al mundo en 80 risas', el programa que nos avergüenza de ser colombianos

'La vuelta al mundo en 80 risas', el programa que nos avergüenza de ser colombianos