¡Nuestro idioma es el castellano!

Antes de insistir en la enseñanza de una segunda lengua se debe hacer énfasis en la nuestra. Esta no es una arandela, hace parte de nuestra identidad

Por: CARLOS ALBERTO CANO
Octubre 11, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡Nuestro idioma es el castellano!
Foto: Pixabay

El World Economic Forum en 2018 ha establecido que el idioma castellano es el segundo idioma más hablado en el mundo con aproximadamente 437 millones de personas que lo tienen como habla nativa, seguido por el inglés con 372 millones y precedido por el chino con 1284 millones de hablantes nativos. El castellano es entonces el idioma materno de un número importante de habitantes en el mundo los datos salen del estudio Ethnologue:Languages of the Word de 2017.

El castellano es importante en el mundo según el Instituto Cervantes, porque a la par con las personas que lo tienen como lengua materna, existen otros de recuento nativo que llevaría a que el idioma lo hablasen más de 550 millones de personas en el mundo. Otro aspecto tiene que ver con la demografía, ya que el porcentaje de población mundial que habla castellano está aumentando, mientras que la proporción de hablantes de otros idiomas como el chino o el inglés viene descendiendo en los últimos años. En 2014 el 6.7% de la población mundial era hispanohablante y se espera que para el 2030 ese porcentaje pase al 7,5%.

Así mismo, es el idioma de 21 países del mundo, que lo tienen como lengua oficial, y de acuerdo con lo que se vislumbra es una lengua geográficamente sólida, esto debido a la cercanía de los países hispanohablantes, concediéndole al territorio un grado de comunicabilidad alto. Pero si de actualidad se trata es el tercer idioma más empleado en internet, y el segundo más utilizado en redes sociales, como Facebook y Twitter, creciendo de una manera sorprendente con alrededor del 807,4% entre 2000 y 2011. Otro dato extraordinario tiene que ver con el número de poblaciones de contenido en Wikipedia. De 285 lenguas que hacen sus divulgaciones allí, el castellano, que también es el idioma más hablado entre las lenguas romance, en términos de cantidad de hablantes, como en cantidad de países, ocupa la 5 posición.

Además, en Estados Unidos de América, el número de hispanohablantes actualmente supera los 50 millones de personas. Esto toma relevancia si se considera que la comunidad de hispanos es la decimocuarta potencia económica en el mundo en poder de compra, duplicándose cada década. De igual manera, la demanda que hacen en el mundo de documentos e información tiene un crecimiento exponencial, y se hace evidente en el país del norte, donde la comunidad hispana se convirtió en el grupo minoritario más grande ese país.

Por lo tanto, son muchas las razones para mostrar la importancia de nuestro idioma y la relevancia en el mundo, sin embargo este artículo más que entregar datos estadísticos que soporten argumentos es un llamado de atención sobre la pertinencia de hacer una revisión a los planes de estudios que hoy se enseñan en escuelas, colegios y universidades, en donde antes de aparecer la enseñanza de una segunda lengua (particularmente inglés) se debe insistir en el refuerzo y enseñanza de un de los idiomas más completos y complejos: el castellano. Este debe aparecer en todos los planes de estudio de todos los programas de manera obligatoria, pues primero nos debemos ocupar de lo local, de lo nuestro, para luego darle apertura a lo internacional.

El conocimiento del idioma materno no es una arandela, hace parte de nuestra nacionalidad, es parte de nuestra identidad, como lo es el conocimiento de la historia, pero desafortunadamente se está dando espacio a que se transforme esa identidad con argumentos vacíos y carentes de peso. Si bien es cierto que la internacionalización es un hecho, también lo es el de no sacrificar la identidad con este argumento. Si usted, lector, va a un país de habla inglesa, francesa o alemana está en la obligación de respetar sus costumbres, su cultura y su entorno, en consecuencia quien viene al nuestro se encuentra en la misma situación.

Por consiguiente, “cuando se olvida de dónde se viene, no se sabe a dónde se va”. Aunque esto suena a frase de cajón, si se analiza con detalle, se le encuentra sentido. Nuestro idioma hoy es una mezcolanza de extranjerismos y términos extraños que dificultan la comunicación entre generaciones. Hay que recordar aquí que por principio constitucional el idioma nacional es el castellano: “Artículo 10. El castellano es el idioma oficial de Colombia. Las lenguas y dialectos de los grupos étnicos son también oficiales en sus territorios, La enseñanza que se imparta en las comunidades con tradición lingüística propias serán bilingües”.

Al leer este artículo de la Constitución Nacional se entiende entonces que la enseñanza en nuestro país se debe hacer con base en el idioma oficial y no con idiomas extranjeros. La observación toma relevancia porque existe una tendencia en algunas universidades y colegios de abordar materias que son trascendentales para la formación del futuro ciudadano y el profesional en idioma inglés (con la intención de mostrar la incursión en la internacionalización), transgrediendo un derecho fundamental contemplado en este artículo (10). Cabe decir que el comentario no se hace con el ánimo de descalificar la iniciativa, sino porque si al estudiante se le dificulta entender las clases a partir de su idioma materno mucho más difícil le será entenderlo desde otro idioma. Por cierto, ¿dónde está en Ministerio de Educación para perpetuar el uso de nuestra lengua materna?, ¿dónde se encuentran consejos nacionales de verificación de la calidad de la adecuación?

No se puede pretender incursionar en la internacionalización a partir del sacrificio de la calidad de los futuros profesionales, teniendo en cuenta que el 90% de las personas que se están educando en Colombia lo están haciendo para ejercer en el país y el contacto con otra lengua en muchas oportunidades va a ser nulo. Esta pretensión solo incrementa los costos de los centros de formación en idiomas extranjeros e incluso en las mismas universidades, abriendo así un nicho de mercado que está creciendo de manera importante.

Estos son “cantos de sirena”, ya que un porcentaje muy bajo de la población tendrá contacto directo con esas otras culturas que demandan el conocimiento de una segunda lengua, como se misionó. Sin embargo, hay otro aspecto, se enseña una segunda lengua (inglés) desde primaria, pasando por la secundaria y culminando con la universidad, y la mayoría de la población tiene serios problemas con este idioma, ¿por qué?, ¿acaso no aprobaron esos cursos en sus colegios?, ¿acaso no validaron con una prueba de estado ese segundo idioma? Y si es así, entonces por qué. La mayoría de la población no sabe ese segundo idioma. ¿En dónde radica el problema?

El énfasis debe hacerse en el idioma castellano, nuestra lengua materna que es rica en términos, hermosa y compleja. Además, hay que enriquecerla, enseñarla, mejorarla, perfeccionarla y no dejar que pierda importancia y rigor solo porque algunos que han estudiado en el exterior pretenden seguir viviendo en su imaginario en esos países, donde se educaron o de donde proceden sus parientes, añorando su pasado. Sí, hay que aprender de otras culturas y aprender otros idiomas, pero no a costa del sacrificio del nuestro.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
353

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus