Opinión

Nobel a la era del #Metoo

El premio es una respuesta histórica a los movimientos #Metoo y #TimesUp y el reconocimiento del abuso sexual como uno de los más graves males de la humanidad

Por:
octubre 07, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Nobel a la era del #Metoo
El médico congoleño Denis Mukwege y la exesclava sexual del grupo Estado Islámico Nadia Murad, ganadores del Nobel de Paz. Foto: Radio Okapi/flickr- Wikipedia/ U.S. Department of State

Como el mundo celebro la noticia del merecido Premio Nobel de Paz al congoleño Denis Mukwege y la exesclava sexual del grupo Estado Islámico Nadia Murad por sus esfuerzos para poner fin al uso de la violencia sexual como arma de guerra.

Sucede justo en momentos cuando en nuestro país se reportan más de 17 000 casos de violaciones a menores de 4 años en lo que va corrido de 2018, y se discute la pena que deberá pagar Adolfo Arrieta García por la violación, asfixia e incineración de Génesis Rúa, la niña de 9 años que murió generando la indignación de todos los colombianos.

Y es que guerra o no, la violencia sexual es un instrumento de destrucción casi tan potente como las armas nucleares o las químicas. Sus efectos no solo son devastadores para quienes la sufren, sino para aquellos que rodean a las víctimas o los acompañan en su trayecto de vida. No solo son los individuos. Son sociedades enteras que se atrasan con la presencia de seres humanos enfermos y desadaptados.

 

 

Guerra o no, la violencia sexual es un instrumento de destrucción
casi tan potente
como las armas nucleares o las químicas

 

 

Las consecuencias físicas de la violencia sexual incluyen hemorragia vaginal, enfermedades y disfuncionalidades sexuales, infecciones del tracto urinario, dolores crónicos en la zona de la pelvis y síndrome del intestino irritable.

También quedan secuelas psicológicas y emocionales entre las que se encuentran estrés postraumático, sentimientos de culpa, debilidad, tristeza y vergüenza, confusión entre lo real y lo imaginario, problemas de percepción corporal o trastornos de la alimentación, repulsión o asco por el cuerpo, aislamiento social, pérdida del apetito sexualtrastornos de sueño, detrimento de autoestima, pensamientos suicidas y autolesiones, adicciones, adopción de comportamientos de sumisión o violencia hacia los demás, miedo intenso, paranoia, irritabilidad y enfado, y desconfianza en las personas.

Aunque las físicas no necesariamente se repiten a lo largo de la vida de la víctima, las psicológicas y emocionales perduran, redundan o se convierten en detonantes de otro tipo de violencia o dolencias que influyen de manera negativa en el desarrollo de las sociedades, comunidades o grupos en donde suceden este tipo de vejámenes.

Un reciente estudio de la Universidad de British Columbia asegura que quienes han sido víctimas de abuso sexual presentan cambios en su genética, lo que podría significar que las consecuencias del abuso además traspasa las barreras del individuo victimizado y se contagia de generación a generación.

La selección de la academia es una respuesta histórica a los conocidos movimientos de #Metoo y #TimesUp y reafirma la necesidad que tenemos todos como sociedad de reconocer el abuso sexual como un uno de los más graves males de nuestra humanidad. Nombrar a un hombre y una mujer además destaca que somos todos, no solo las mujeres, los que tenemos el deber de seguir dándole voz a todos aquellos que han sido víctimas.

 

 

-.
0
748
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El gol de los cigarrillos electrónicos (II)

El gol de los cigarrillos electrónicos (II)

El golazo de los cigarrillos electrónicos

El golazo de los cigarrillos electrónicos

De musas e inspiraciones

De musas e inspiraciones

De juicios y sentimientos

De juicios y sentimientos

Penetrando el NO

Penetrando el NO

Un tóxico 2018

Un tóxico 2018

Del dicho al hecho en acoso laboral

Del dicho al hecho en acoso laboral

Belleza sin bikini

Belleza sin bikini