No solo los soldados están mal, también el sistema

Más que hablar de los jóvenes que violaron a niña embera, debemos hacerlo sobre cómo los militares son reclutados

Por: Pacho Solarte
julio 02, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
No solo los soldados están mal, también el sistema
Foto: Cortesía

La imputación de cargos hecha por la Fiscalía General de la Nación a los soldados acusados de violar a una niña embera denota que el ente no tiene pantalones o bueno solo los suficientes para investigar a una pareja lesbiana que hacía mercado.

El delito que se les endilgó a los acusados fue "acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado", aunque incluso un muchacho de primer semestre de derecho sepa que siete no necesitan pegarle a una niña, ya que la "gavilla" es suficiente para hacer que el acto sea vulnerante e indefendible. Claro, es lógico pensar que el fiscal no se iría en contra del sistema, pues es amigo de él.

Sin embargo, más que hablar de estos jóvenes, debemos hacerlo sobre cómo estos soldados llegan al sistema. El Ejército Nacional de Colombia todavía es de los últimos del mundo que vincula obligatoriamente a los soldados. No le importan sus circunstancias, recoge campesinos, bachilleres, a los que andan por las calles y a muchos más. Simplemente los enrola sin que haya mediado voluntad personal en la mayoría de casos. No obstante, según el derecho colombiano, la voluntad del individuo no debe ser vulnerada.

Sea como sea, así inicia el proceso en las bases del Ejército, con el recaudo de un grupo de personas que ingresan sin valores construidos, muchos con miedo a enfrentarse a un sinnúmero de vejámenes y violaciones a los derechos humanos. Con eso claro, vale decir que un ejército así no vale la pena... no salva a los niños y menos protege a una indígena embera chami que solo es una niña.

Sin embargo, como sucede en este caso, no pasará mayor cosa, tal cual como con Yuliana Samboni. De hecho, es probable que la misma situación se repita con muchos niños y niñas. "Violación" es una palabra que no necesita explicación, pero que para el fiscal general tiene atajos. De verdad, gente como esta en la nueva Ley Gilma Jiménez es un saludo a la bandera.

En fin, si la violación hubiera sido a la hija del presidente o de cualquier político sería calificada como un acto monstruoso, pero como no, puede que esta pequeña sea para muchos una india más.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
700

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los secretos que guarda el sepulturero de La Macarena

Los secretos que guarda el sepulturero de La Macarena

Lo que dicen María Fernanda Cabal y Salud Hernández no es un error

Lo que dicen María Fernanda Cabal y Salud Hernández no es un error

Violentar la inocencia

Violentar la inocencia

Los 8 generales activos que han pasado de agache con los 'falsos positivos'

Los 8 generales activos que han pasado de agache con los 'falsos positivos'