No señores, Nairo Quintana no es ningún cobarde

Soportó una enfermedad que casi lo mata, la embestida de una volqueta y la humillación de los europeos. En nuestra ignorancia ciclística ahora lo juzgamos

Por: Iván Gallo
julio 11, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
No señores, Nairo Quintana no es ningún cobarde

Los colombianos somos expertos en subirnos en los buses de la victoria. A principios de la década pasada todos éramos una enciclopedia en Fórmula 1 y los hermanos Shumacher eran los personajes más odiados en el país por los supuestos desplantes que le hacían a Juan Pablo Montoya. Nos volvimos tenistas con Fabiola Zuluaga y ahora, las hazañas de nuestros pedalistas han hecho que los jóvenes abracen con fervor la causa de Nairo y que se crean con derecho de emitir un concepto, una apreciación, un juicio.

Froome había estudiado el descenso a Bagneres De-Luchon milimétricamente. Sabía que era imposible soltar al colombiano en los puertos de montaña y por eso, fiel a su estrategia de atacar con fuerza en los Pirineos, decidió descender como un suicida. Nairo tomó el bidón que le ofreció su equipo justo en el momento en que el británico lanzaba su esprint infernal. Al líder del Movistar no le quedó de otra que mirar para atrás esperando que Valverde y los hombres del BMG, interesados en la clasificación general, lo respaldaran. Al final fue más duro el golpe sicológico que los réditos de Froome. 23 segundos se me antoja una diferencia muy corta teniendo en cuenta que viene el Mount Ventoux el próximo jueves y que por esta etapa de la carrera Froome es donde consigue sus diferencias.

Ayer yo esperaba un ataque de Nairo, como todos. Creí que la llegada a Andorra iba a ser más dura. Pero qué va, los puertos eran tan pedaleables que hasta un sprinter como Peter Sagan estaba en el grupo de los favoritos. La idea de Unzúe, el D.T del Movistar era que Nairo no soltara a su más enconado rival y así llegaron juntos a la meta. Hay que ver la sorpresa al ver los foros de los aficionados de El Tiempo y El Espectador metiéndose con el deportista más grande de nuestra historia llamándolo cobardón, mentira y eterna promesa.

A ver señores, que por estar pendientes de James y Ronaldo se les ha desconfigurado un poquito la cabeza. A diferencia de sus delicaditos futbolistas, siempre pendientes del raro peinado nuevo y del último tatuaje, los ciclistas son mártires, gente que lleva el dolor a dimensiones que ningún otro humano puede resistir. No son ningunos borrachos y ni siquiera tienen tiempo para aparecer en las revistas del corazón. De Nairo, desde que corre para Movistar, se esperaba que fuera el próximo fenómeno del ciclismo mundial. En eso ha cumplido: en dos participaciones al Tour lleva dos subcampeonatos; la única vez que corrió el Giro de Italia lo ganó y se ha cansado de imponerse en las exigentes pruebas del World Tour. Tiene 26 años y nadie a su edad, en el actual pelotón ciclístico internacional, ha conseguido tanto.

A Nairo se le respeta no solo porque es un portento físico, sino porque es inteligente, tiene carácter y la valentía de un torero. O si no recuerden el descenso del Stelvio, en donde les ganó el Giro a Fabio Aru y a Urán. En las primeras semanas es conservador y suele guardar energía para la última, así que, si se cumple la tendencia de Los Alpes, Nairo sin ningún problema ganará el Tour. El inconveniente lo tendrá el viernes con esa contrarreloj semi-plana de 37 kilómetros en donde esperará no perder una minutada con Froome.

Nairo ha soportado una enfermedad que casi lo mata, la embestida de una volqueta, subir a su hermana en el manubrio de una bicicleta todos los días cuando apenas tenía 15 años y la humillación cuando recién llegó a Europa. Si no ha atacado es porque no es el momento. Aconsejamos a los nuevos hinchas del ciclismo a que sigan pendientes del gel de Cristiano y el nuevo tatuaje de Griezmann. De ciclismo saben muy poco. Dejen a nuestro campeón tranquilo que no necesita ganar este Tour para que sea el deportista más grande que ha dado esta tierra.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
162425

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
“Abusan de mis padres y de mi imagen”: Nairo se desmarca de Petro y demás candidatos

“Abusan de mis padres y de mi imagen”: Nairo se desmarca de Petro y demás candidatos

Egan, Sergio, Rigoberto y Nairo: cuatro retratos

Egan, Sergio, Rigoberto y Nairo: cuatro retratos

Los días tristes de Egan Bernal

Los días tristes de Egan Bernal

Nota Ciudadana
Rigoberto Urán le dio sopa y seco a Nairo

Rigoberto Urán le dio sopa y seco a Nairo