No pierdan el tiempo con la Casa de Papel: esta es la mejor serie de Netflix

Se estrenó la temporada 3 de Sex Education y confirmó que mientras la mayoría se desvive por la acción barata, las mejores historias tienen que ver con el amor

Por:
septiembre 19, 2021
No pierdan el tiempo con la Casa de Papel: esta es la mejor serie de Netflix

En Colombia muchos se suscriben a Netflix para ver La casa de papel o Nuevo Rico, Nuevo Pobre. Cada quien tiene sus razones y la libertad de invertir su plata en lo que quieran, sin embargo a este servidor la falta de criterio de muchos de ustedes le pone la piel de gallina. Sex Education no es un capricho freak mío ni nada que se le parezca. Es, en este fin de semana, la serie más vista y comentada en el mundo. Desde el pasado viernes 17 de septiembre la plataforma habilitó su Tercera Temporada, ocho capítulos de una hora que se han pasado en un suspiro y que nos abrieron ese hueco en el estómago con el que se suele manifestar la nostalgia.

Tengo 43 años y, como todo anciano, he perdido contacto con las nuevas generaciones. Yo no sé qué tanto los muchachos menores de 20 años tienen esas pasiones por los vinilos y la poesía que persiguen a varios de los protagonistas de la serie, de pronto es una proyección deseada por sus creadores, al fin y al cabo toda narración es la construcción de un nuevo universo cuya lógica corresponde a la obsesión del que lo realiza, no sé si son capaces de enfrentarse al orden establecido –ósea, si tienen el coraje de armarnos pelea a nosotros, los ancianos que mandamos- pero lo importante es que en Sex Education todo eso es creíble y sólo bastan unos cuantos minutos de su episodio piloto para quedar como jonkies esperando, desesperados, por un chute de Maeve y Otis, sus protagonistas, la relación más tóxica, complicada y hermosa que podrán ver en la Era de las ilusiones muertas.

La pandemia nos ha revolcado a todos y, ahora que parece el virus estar controlado, vendrá una ola de falso optimismo que nos obligará incluso a bailar sobre los escombros del mundo que acabamos de romper. Necesitamos escapar, olvidar tanta muerte y, para los que no tenemos una vida social agitada, las plataformas serán el pasaporte a otras dimensiones. Cuando se suscriben a Netflix la mayoría de personas sólo van a consumir lo que está en el top 10 de cada país. Por favor, no confíen en la mayoría. Miren quién es el presidente y hagan sus propias conclusiones. La mayoría, en países como Colombia, no sólo nunca tiene la razón, sino que siempre estará equivocada. En este fin de semana, por la fuerza que trae la Tercera Temporada, Sex Education está entre las cinco más vistas, compitiendo contra los bodrios de siempre. En el transcurso de los días seguramente se va a desinflar. Pero, a lo que voy, es que deben confiar en guías, leer en portales como Fuera de series de España qué es lo que contiene la plataforma que, muchas veces, está subutilizada. Si van a perder la vida viendo una fucking pantalla al menos háganlo con criterio.

Netflix es mucho más que La casa de papel, ese truco publicitario convertido en culebrón infumable después de su segunda temporada. Netflix puede ofrecer una historia tan sólida, popular y entrañable como esta. Aunque tiene dos protagonistas principales (Por Dios, Otis y Maeve, ¿será que nunca van a estar juntos? Es una serie coral, donde se escuchan más de 12 voces. Todos esos personajes son mundos perfectamente creados, interesantes, sólidos, el foco de la narración puede ir, por ejemplo, al flemático Adán y su conflicto sexual, e igual la atención no decrece. Hasta Michael, el gris ex rector de Moordale, el colegio donde transcurren los hechos, tiene una vida propia, no son personajes de cartón. En eso es una serie tan poderosa como Los Simpson, o la misma The Wire, con sus capas de la sociedad perfectamente delineadas e hilvanadas. Al final, el protagonista en Sex Education es el propio pueblo de Moordale.

El casting, por supuesto, está a la altura. Asa Butterfield, el joven que interpreta a Otis, convierte al personaje principal en un galán que no tiene nada que ver con los clichés establecidos por las series de adolescentes. Es torpe, de cabeza alargada y feo, pero lleno de un carisma y de esa rara cualidad que es saber escuchar que lo convierte en la pareja perfecta para la difícil, complejísima Maeve, interpretada por Emma Mackey, una actriz que es una mezcla entre Uma Thurman y Emma Stone, y que será, después de que termine la serie, una estrella de Hollywood.

La música, el fetiche con los discos, momentos tan estelares como las miradas entre Otis y Maeve mientras suena Pale blue eyes de Velvet Underground, hacen de Sex education la serie romántica más importante de la televisión actual. Y ya, después de visionar su tercera temporada en maratón de sábado, que quedamos de nuevo apachurrados por ese amor que no se concreta, vislumbramos una nueva temporada para finales del 2022, algo que no ha confirmado Netflix pero que, viendo la fiebre que desata a su paso, será completamente inevitable.

-.
0
66800
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Nadie mató a Colmenares? Netflix, no le mienta a Colombia

¿Nadie mató a Colmenares? Netflix, no le mienta a Colombia

La serie colombiana que le da sopa y seco a la Casa de Papel

La serie colombiana que le da sopa y seco a la Casa de Papel

La historia detrás de Mank, la película que puede arrasar con los Oscar

La historia detrás de Mank, la película que puede arrasar con los Oscar

Cuando el dueño de Netflix lanzó en Bogotá el canal más poderoso del mundo

Cuando el dueño de Netflix lanzó en Bogotá el canal más poderoso del mundo