No es normal que nos violen y nos maten

No es fácil ser mujer en Colombia, pero en Barranquilla y municipios del área metropolitana la dificultad llega a niveles exorbitantes

Por: Melissa Aníbal López
Septiembre 14, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
No es normal que nos violen y nos maten

Es preocupante cómo día a día se denuncian casos donde, aprovechándose de la situación de indefensión y vulnerabilidad de las mujeres en su transitar las intentan raptar o peor aún, las desaparecen.

Estos sucesos sistemáticos que son evidenciados casi a diario en los medios locales y nacionales son la muestra tanto de esa cultura machista y misógina que carece de piedad por el valor más fundamental de un ser humano, su vida e integridad personal, como de la falta de lucha oficial de nuestras autoridades contra la cultura y violencia hacia la mujer.

Esto es alarmante y la comunidad de mujeres organizadas de la ciudad han realizado diversos actos para exponer la preocupación por las vidas de nosotras, pero también por la normalización y resignación en la que tanto el ciudadano de a pie como las autoridades tratan ésta problemática.

La naturalización de estos actos delictivos se reflejan en el argot popular al decir “en pelea de marido y mujer nadie se puede meter”, “eso le pasó por andar vistiendo falda corta” o “quién la mandó a andar sola en esos lados”, por eso hoy mi invitación es a entender que decir eso es literalmente una práctica machista y que en esta sociedad una víctima se enfrenta tanto a su victimario como al Estado cuando la impunidad pulula en las investigaciones consecuencias de las denuncias por violencia de género y cuando las autoridades desacreditan su testimonio, desprotegiéndola y exponiéndola ante su agresor nuevamente.

Es realmente triste tener que enterarse de la denuncia que ha hecho la actriz Eileen Moreno. Esto que ella sufrió no es extraordinario en nuestra cotidianeidad, pero su voz logró recoger a las víctimas invisibles y hacer que tanto a los medios como las familias pensaran la gravedad del asunto.

Sin embargo, es mucho más triste saber que a pesar de tener todas las evidencias de su calidad de víctima le toque exponerse nuevamente a una doble victimización al tener que defender que sus hematomas no fueron autoprovocados y que por la ineficiencia del Estado para proteger a las mujeres de la violencia de género no solo la física, porque ha de entenderse que la mujer en nuestro país, se halla maltratada por nuestros estamentos económicos, gubernamentales y sociales. Esto hace mucho más difícil pasar de la letra a la realidad en el plano local.

Así las cosas, y en razón a que los índices de criminalidad relativos a la violencia sexual, maltrato físico y psicológico, feminicidios y de acoso laboral en el territorio son altos y que la mujer suele ser la principal víctima de cada historia, estos hechos se convierten en insumo para continuar en la discusión y la movilización, todo esto con miras a la eliminación de la violencia sexista y de género.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
687

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El desgarrador video que Eileen Moreno grabó después de la golpiza

El desgarrador video que Eileen Moreno grabó después de la golpiza

¿Quién tiene la culpa?

Es así de simple: “la violencia contra la mujer no tiene ninguna justificación”

Es así de simple: “la violencia contra la mujer no tiene ninguna justificación”

Laura Juliana: la estudiante javeriana que su novio convirtió en un saco de boxeo

Laura Juliana: la estudiante javeriana que su novio convirtió en un saco de boxeo