Opinión

Niños y jóvenes, los más afectados en la pandemia

Un drama para los niños es la educación virtual porque la mitad de los hogares no tiene conectividad y uno de cada cinco jóvenes está desempleado. ¿Y el gobierno?

Por:
febrero 01, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Niños y jóvenes, los más afectados en la pandemia
Hay ciudades en que el desempleo juvenil es insoportable en extremo, rondando el 38 %

Los niños y los jóvenes son los mas afectados en esta época de pandemia. Los efectos recaerán sobre su futuro a menos que se tracen políticas de gobierno apropiadas que cuenten con el respaldo de empresarios e instituciones educativas.

La educación virtual, cuando el acceso a internet y a los computadores la hacen posible, se ha convertido en un drama para niños y padres de familia y en misión imposible para cerca de la mitad de hogares colombianos que carecen de conectividad y dispositivos.  La situación más grave se encuentra en departamentos de las costas, los antiguos territorios nacionales y San Andrés y Providencia y, sin exageración, en los hogares campesinos, estén en el área rural de de la capital del país o en los territorios más lejanos.

En los hogares conectados la situación es dramática por partida doble: por un lado, por las obligaciones laborales de los padres, sean o no virtuales, que tienen que vérselas con el imprescindible acompañamiento a sus hijos y cumplir con sus responsabilidades de trabajo. ¿Qué niño puede estar concentrado en las sucesivas clases por las aplicaciones teams, meet o zoom sin apoyo de un adulto? Para los niños, por el otro, así asistan a todas sus clases virtuales, la ausencia de socialización, clave en el proceso de su formación, tiene consecuencias graves.

________________________________________________________________________________

Hay tensión entre los deseos de los padres de familia de abrir los colegios, y los sindicatos de maestros que sienten que faltan garantías sanitarias para enseñar de manera presencial

_______________________________________________________________________________ 

Hay una tensión entre los deseos de los padres de familia de abrir los colegios, por una parte, y los sindicatos de maestros, por otra, que sienten que no están dadas las garantías sanitarias necesarias para enseñar de manera presencial. El debate está vivo en Colombia, en los Estados Unidos y en muchos países, en medio de una oleada de nuevas cepas del Covid que está cobrando, en este período, a diario, la vida de más de 20.000 personas en el planeta y por encima de 360 en Colombia. La incertidumbre, sumada a las preguntas acerca del proceso de vacunación, al hecho de que en países de nuestro nivel de ingreso ya se estén aplicando las vacunas, tiene a la sociedad en ascuas. Dolencias realcionadas con la salud mental se multiplican en contextos familiares, afectando, en primer lugar a los niños.

Para los jóvenes, incluyendo los jóvenes adultos, la situación es angustiosa. El desempleo no solo a toca a muchos de sus padres con las consecuencias en la reducción del presupuesto disponible, incluyendo el destinado a la educación (se sabe que la matrícula universitaria cayó en el 2020, aunque los datos oficiales del Ministerio de Educación no contienen estadísticas sino hasta el 2019), sino que los está afectando directamente a ellos. Los datos sobre desempleo del Dane, suministrados en días pasados, aunque no sorprenden por la recurrencia de los niveles, impactan, en primer lugar a los jóvenes.

El desempleo entre los jóvenes (entre 14 y 28 años de edad) es rampante: cerca del 22%. En las mujeres jóvenes, es del 30%. Hay ciudades en las que la situación es insoportable en extremo. En Ibagué y Neiva, la tasa de desempleo para ellos está en 38 % y 36 % respectivamente. El promedio de 23 ciudades y áreas metropolitanas es del 28%, una cifra sin precedentes. Más allá de las estadísticas, frustración y angustia para seres de carne y hueso que son nuestros jóvenes.

Es claro que la pandemia ha agravado la situación de los jóvenes, que ya era preocupante en los años anteriores. Sin embargo, también es preocupante que no se vean indicios de acciones que emprendan gobierno, empresarios e instituciones educativas en proveer formas y mecanismos para preparar a los niños y los jóvenes en la adquisición de los nuevos requerimientos de los mercados laborales que se están transformando a velocidades sin precedentes. En la medida en que se adoptan nuevas tecnologías y nuevos modelos de negocios, los niños de hoy tendrán que afrontar condiciones totalemente diferentes en materia de habilidades, conocimientos y destrezas en los mercados laborales dentro de pocos años.

Aún con pandemia, sería refrescante escuchar que dirigentes públicos y privados, como se está haciendo en países OCDE, club al que pertenecemos, tienen la mira puesta en preparar a nuestros niños y jóvenes para las exigencias laborales del 2030.

 

 

-.
0
300
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La rabia de los jóvenes en Barcelona, La Habana, Santiago, Bogotá

La rabia de los jóvenes en Barcelona, La Habana, Santiago, Bogotá

6.402 profundos dolores

6.402 profundos dolores

No a la justicia por mano propia

No a la justicia por mano propia

Adultos conectados que desperdician su atención

Adultos conectados que desperdician su atención

Congreso y universidad: de la mano mirando el futuro

Congreso y universidad: de la mano mirando el futuro

Y ahora, ¿quién podrá defendernos?

Y ahora, ¿quién podrá defendernos?

Clases virtuales, doble trabajo para los padres

Clases virtuales, doble trabajo para los padres

Móviles, internet: ¿cómo hemos cambiado en 20 años?

Móviles, internet: ¿cómo hemos cambiado en 20 años?