Ni el Pibe, ni James, Falcao es el mejor jugador colombiano de todos los tiempos

Tres veces fue capaz de salir del infierno y regresar con su demoledor poder goleador. Ahí donde otros se hunden, el Tigre se hace más fuerte

Por:
octubre 28, 2021
Ni el Pibe, ni James, Falcao es el mejor jugador colombiano de todos los tiempos

En el Sudamericano sub 20 de Colombia en el 2005, en el equipo de Eduardo Lara, Radamel Falcao era el suplente de Hugo Rodallega. Solo jugó un partido, contra Argentina de Messi e hizo un gol, luego se fue a su equipo, el River Plate, dirigido en ese momento por Mostaza Merlo, y la reventó en su debut, era un pibe de 17 años, un cebollita de la cantera y tenía la pasta para disputarle al ya consagrado Cavenaghi. Pero nunca fue nada fácil para el Tigre, en su segundo partido, donde volvió a marcar los goles salvadores, se reventó la rodilla y muchos creían que no volvería, que estaba muy joven para recuperarse de una lesión tan dura como es la rotura de los ligamentos. Y regresó al año y fue figura con Pasarella y luego volvió a reventarse su otra rodilla y se recuperó, y fue figura con el Porto, haciendo más goles que nadie en la Copa UEFA que ganaron en el 2011 y un año después lo compraron por 40 millones de euros el Atlético de Madrid y quebró el record en la UEFA que él mismo había impuesto y fue ídolo colchonero gracias a jugadas como estas, el pase al Lagarto Diego Costa en la final de la Copa del Rey del 2013

Se fue al Monaco, después de que un empresario ruso pagara 80 millones por su pase. La idea era que ese equipo se convirtiera en la segunda potencia de Francia, en que le hiciera contra peso a la plata de los cataríes y el PSG, pero todo quedó en veremos y el proyecto nunca se concretó y para colmo vino la lesión en enero del 2014, jugando copa de Francia, contra un equipo de la cuarta división, un maestro de escuela, por una imprudencia, le rompió de nuevo los ligamentos, se perdió el mundial, se fue prematuramente, en una mala jugada de su representante, el portugués Jorge Mendes, al Manchester United y al Chelsea en donde los medios ingleses lo trataron de ex jugador y regresó al Monaco y a los 31 años, cuando todos lo daban por muerto, formó una pareja de lujo con el joven Mbappé y se metió a las semifinales de la Champions, destrozando al Manchester City de Pep Guardiola, luego cumplió su sueño de jugar un mundial y marcar gol en él y se fue dizque a retirarse al futbol turco donde las lesiones volvieron a martirizarlo. Se contaban los días para que colgara los guayos.

Pero regresó a la elite con este golazo al Barcelona

Y ahora es el momento de hacer balance: El pibe estuvo en dos equipos europeos, en Montpellier obtuvo cierto éxito y en el Valladolid fue un desastre. Con la selección llevó a Colombia a tres mundiales y marcó 11 goles. James fue goleador de un mundial tuvo una temporada de ensueño con el Real Madrid y una muy buena con el Bayern y ya, a los 30 años está liquidado, jugando en una liga de quinta categoría, acosado por las lesiones. Nada se compara con el goleador máximo de la historia de la selección con 35 goles, ningún futbolista nacido en esta tierra ha marcado 254 goles en Europa, nadie es como Radamel. A los 35 espera estar en este nivel para jugar su segundo mundial y eso que las lesiones más terribles se cernieron sobre él, pero lo superó todo. Nadie tiene la fe del Tigre.

-.
0
4200
Leonidas Iza: el indígena que tiene en jaque al presidente Lasso de Ecuador

Leonidas Iza: el indígena que tiene en jaque al presidente Lasso de Ecuador

El racismo, lo más duro que enfrentó Francia Márquez en su campaña

El racismo, lo más duro que enfrentó Francia Márquez en su campaña

Los diseñadores de las pintas de los Petro Alcocer

Los diseñadores de las pintas de los Petro Alcocer

Un cura misionero, el guía espiritual de Petro

Un cura misionero, el guía espiritual de Petro

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus