Opinión

Ni de los banqueros…ni de empresarios…

Entre más tarde reabramos la economía más quiebras definitivas habrá, y más difícil va a ser resucitar las pocas empresas que sigan vivas

Por:
abril 12, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Ni de los banqueros…ni de empresarios…
Insensatez la de quienes exigen que los costos de la economía durante tres meses de crisis los asuman los banqueros y los empresarios con sus propios recursos.

Oyendo las declaraciones de varios representantes de la izquierda, entre ellos la alcaldesa de Bogotá, mucho me temo que buena parte de la población no entiende el papel que en la economía desempeñan tanto los banqueros como los empresarios. Un banquero no es una persona que dentro de una caja fuerte (en centenares de sucursales en todo el país) guarda miles de millones de pesos en espera de alguien a quien a que le puedan hacer un préstamo. El banquero lo que realmente hace es arrendar plata que a su vez ha prestado, recursos que en un inmenso porcentaje no le pertenecen y que eventualmente tiene también, con intereses incluidos, que devolver. Los accionistas, o los dueños de los bancos, en general solo ponen como capital (o recursos propios) uno de cada diez pesos que prestan. Los otros nueve pesos le pertenecen es a aquellos que tengan sus cuentas corrientes o de ahorro en el banco, o que a su vez le han ‘prestado’ plata al banco comprando bonos o certificados de depósito emitidos por dichas instituciones. De alguna manera el banquero se parece a las compañías que arriendan carros. La mayoría de estos carros de arriendo le pertenecen es a terceros, generalmente compañías financieras o de ‘leasing’. Cuando uno usa un carro, paga una tarifa por ese arriendo, y lo devuelve. Lo mismo pasa con la plata que uno le presta a un banco: la usa, paga unos intereses por el uso, y la devuelve.

A la hora de la verdad, en el mundo entero, el sistema financiero es frágil dado que depende es de la confianza. Si, debido a la cuarentena, una empresa deja de tener clientes difícilmente va a tener recursos con qué pagar la nómina y mucho menos el arriendo. A su vez el dueño del local donde opera la empresa, si no recibe arriendo, tampoco va a poder pagar el crédito que se le otorgó para comprar o remodelar el local. Y si los miles de miles de prestatarios eventualmente no pueden pagar los créditos, los bancos eventualmente tampoco van a poder pagar a sus depositantes y acreedores. De ahí viene la enorme importancia del apoyo estatal a los prestamistas y al sistema financiero en épocas de crisis.

El empresario también es un intermediario, que vende un bien o presta un servicio con miras a recibir una comisión que usualmente se denomina utilidad. Pero este empresario necesita de clientes que le compren sus bienes y servicios para poder él a su vez cubrir los gastos en que incurre en la fabricación de este bien, o la prestación del servicio. Si usamos un restaurante como ejemplo, el empresario entrega un bien (comida) y presta un servicio (cocinada y servida en la mesa). Pero si no tiene clientes, o por alguna razón los clientes no pueden venir, el empresario no va a tener con que pagar ni la nómina, ni a los proveedores, ni los servicios y mucho menos el arriendo del local. En pocas semanas de inactividad, casi con certeza el restaurante tendrá que cerrar de manera definitiva.

____________________________________________________________________________________________

Uno se da cuenta de la enorme estupidez de aquellos que claman que se cierre la economía por un periodo indefinido

____________________________________________________________________________________________

Mirando los anteriores ejemplos es que uno se da cuenta de la enorme estupidez de aquellos que claman que se cierre la economía por un periodo indefinido; y de la insensatez de aquellos que exigen que los costos de la economía por tres meses lo asuman son los banqueros y los empresarios con sus propios recursos. Hace unas semanas, el ágil columnista de El Tiempo, Therry Ways, comentaba: “Es infantil afirmar, como afirman algunos, que la economía es una cuestión secundaria en esta crisis. La economía es lo que financia, entre tantas otras cosas, el cuidado de la salud. Si, en conjunto con la emergencia sanitaria, no nos ocupamos de la emergencia económica que reventará en poco tiempo, se propagará entre nosotros un patógeno más dañino y letal que la propia covid-19: el bacilo de la pobreza… Seamos, entonces juiciosos acatando el aislamiento, pero construyamos desde ya la estrategia de salida, el ‘estartazo’ que nos permita volver a una economía lo más plena posible, lo más pronto posible. No hay otro camino, pues no hay disyuntiva entre vida y economía. Si se apaga una, se apaga la otra.”

Es importante reabrir la economía, guardando una enorme prudencia, lo antes posible. Entre más tarde lo hagamos, más quiebras definitivas habrá en el camino, y más dificil va a ser resucitar a las pocas empresas que sigan vivas.

 

-.
0
9200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Un negociazo redondo

Un negociazo redondo

Si las elecciones de EE. UU. fueran hoy…

Si las elecciones de EE. UU. fueran hoy…

¿Una rata entre las ratas?

¿Una rata entre las ratas?

Petróleo, oro y cocaína

Petróleo, oro y cocaína

Sobre el gobierno de los jueces

Sobre el gobierno de los jueces

Carta abierta a Pepe Mujica

Carta abierta a Pepe Mujica

Una cosa es una cosa…

Una cosa es una cosa…

¿Qué sigue y qué debería cambiar?

¿Qué sigue y qué debería cambiar?