Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones
Opinión

Motivos para volver a Arnedo

Noticias de la otra orilla

Por:
Marzo 25, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Motivos para volver a Arnedo

Una reciente audición de mi muy modesta colección de jazz colombiano en la que pude necear un poco repasando morosa y amorosamente nombres, temas, discos, formatos, épocas volví a realizar el mismo ejercicio que hice hace ya más de una década cuando me propuse escuchar juiciosamente los trabajos de ese notable saxofonista y compositor colombiano que es Antonio Arnedo.

Me refiero a la experiencia de volver a escuchar en un solo programa los discos de su ya antológica trilogía: Encuentros,  Travesía y Orígenes. Con estos trabajos Antonio Arnedo   ha entregado a la música colombiana  el fruto de  una investigación y una creación musical sin precedentes en nuestra historia sonora reciente. Se trata de un ciclo en el que Arnedo recoge temas y motivos colombianos tradicionales de nuestra cultura musical  y nos los devuelve reformateados en un lenguaje arreglístico decididamente contemporáneo en el que son perfectamente reconocibles  tanto los procedimientos  armónicos del jazz moderno,  como la sabiduría rítmica y la legendaria impronta melódica de nuestra música. El contenido de cada uno de los discos no nos señala una especialización en la selección de sus temas. No. En cada uno de ellos están presentes temas del norte,  del sur, de los andes y del pacífico colombiano,  lo indígena y lo caribe-español, lo ritual y lo popular celebratorio, mezclados con temas propios de Arnedo que aparecen bien contextualizados en el conjunto. Allí están, por tanto,    los universos sonoros de las sabanas, las montañas, los   ríos y los mares de  la música colombiana, todo ello  con una idea compositiva coherente que pretende llegar a una meta sonora claramente entrevista:  la de encontrarle a  nuestra música colombiana nuevos planos de expresión armónica  que le permitan superar  sin traumas tanto los facilismos que trajinan, fatigan y deslucen   nuestra música popular,  como  las complejidades abstrusas de  la gratuidad experimental.

 

Sin embargo,  tengo la impresión de que  este trabajo de Arnedo, que hay que escuchar completo  en un ejercicio que permita ver lo unitario del concepto que  en los tres discos se maneja, no ha sido aún bien comprendido. Máxime si en  lo de este joven músico colombiano no vemos concesiones  perversas al gusto  altamente malformado de nuestros públicos. Tal vez será por eso que después de escuchar esta música en los discos, o  en vivo, interpretada por su grupo, siempre tiende a quedarnos un pequeño déficit de plena satisfacción, que yo me permito calificar de positivo.

Vale la pena  destacar la especial significación que para este ciclo de tres discos seguramente ha tenido el hecho de haber sido grabados  por el mismo cuarteto que reune a Arnedo en los saxofones (tenor y soprano) y en la dirección; Jairo Moreno,  bajista que ha grabado importantes cosas con Ray Barreto; Ben Monder, un guitarrista de altos quilates, y Satoshi Takeishi, baterista y percusionista  prodigioso que ha sabido resumir en su batería, con gran solvencia,  los sabores  rítmicos del porro, la puya y el fandango, y ha sido  condiscípulo  de Arnedo en las filas de las formaciones coyunturales del Zumaqué de los años 80. Y por supuesto, el hecho excepcional  de incluir como invitado especial para el disco Encuentros al bombardinista costeño Ramón Benítez  que  logra  imprimir una dinámca  dialoguística  especial entre saxo y bombardino  que  redefinen por completo la naturaleza del trabajo del ciclo sin hacerle perder la unidad y coherencia  que le habíamos señalado arriba. Y  le permiten, de paso, un protagonismo instrumental muy parecido al que tiene el bombardino en nuestras bandas pelayeras.

La presencia de la guitarra en vez del piano, sabemos que significa un desafío armónico en el manejo de la sonoridad del cuarteto (o del quinteto) y ello le aporta al trabajo de Arnedo  varios grados de dificultad que muchos aficionados (músicos inclusive) no han sabido valorar aún, y que nos recuerda el asombro  y la incomprensión que  en la historia del jazz contemporáneo  produjo en su momento el famoso “piano less quartet” con el que Gerry Mulligan dio sus memorables lecciones de arreglo y composición en aquellos días de la corriente del “cool” jazz.

 

 

Para cerrar esta nota quiero destacar de este ciclo los siguientes trabajos: la conmovedora belleza de piezas como Clarinete solo y La Chiva, del disco Travesía;  la grata sonoridad coltraneana de La Visión y la sutileza del memorable tema tradicional del folclor del pacífico Velo qué bonito, del disco Orígenes;  y, por supuesto, las dos versiones del tema Fiesta en Corraleja, del disco Encuentros, la primera  de Arnedo, figurativa (para prestarle a la pintura ese término) y la segunda una variación de Jairo Moreno, abstracta,  que conforman  en ese trabajo una exquisita lección de  creatividad y búsqueda, dos dimensiones que le están haciendo  mucha falta a la música y a los músicos colombianos del momento.

 

Publicidad
0
372
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Miguel Iriarte Diazgranados

El corte a la orilla

El corte a la orilla

Noticias de la otra orilla
Pensando en la ciudad y la poesía

Pensando en la ciudad y la poesía

Noticias de la otra orilla
Enrique  Lamas habitado de poesía

Enrique Lamas habitado de poesía

Noticias de la otra orilla
¡Vivan las raíces de Tambó!

¡Vivan las raíces de Tambó!

Noticias de la otra orilla
La paz de las palabras

La paz de las palabras

Noticias de la otra orilla
De ciudades y monumentos

De ciudades y monumentos

Noticias de la otra orilla
El Caribe en la guitarra de concierto

El Caribe en la guitarra de concierto

Noticias de la otra orilla
Tarde Raúl (II)

Tarde Raúl (II)

Noticias de la otra orilla