Opinión

Monseñor Monsalve está en lo cierto

Detrás del paro hay causas muy serias, el incumplimiento de los Acuerdos de La Habana y el crecimiento de la pobreza por las actuaciones del gobierno actual

Por:
mayo 14, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Monseñor Monsalve está en lo cierto
Monseñor Monsalve y una consigna, ¡la vida es el camino!

Alguna prensa calificó de polémica la carta que monseñor Darío de Jesús Monsalve, dirigió a dos líderes indígenas luego de que su comunidad hubiera abandonado Cali. Monseñor expresa en la misiva su profundo dolor por los tristes e inaceptables ataques contra la vida y la seguridad de la comunidad y minga indígenas. Asimismo, les pidió perdón en nombre de la ciudad y autoridades locales por las situaciones vividas.

Todos fuimos espectadores, gracias a la enorme difusión de los hechos ocurridos en Cali, de la manera como fueron agredidos los indígenas por parte de hombres y mujeres que vestidos de camisetas blancas, portaban armas de fuego y las empleaban desde sus camionetas de lujo o parapetados tras ellas. Pistolas, subametralladoras y escopetas fueron empleadas con sorprendente libertad por quienes hablaban incluso de guerra civil.

Lo hacían con la protección abierta de la Policía, que se encontraba a su alrededor y no hacía nada por evitar su acción criminal. También pudimos conocer con posterioridad las declaraciones de un prestante abogado de la ciudad a los medios de comunicación, en las que afirmaba de manera categórica, que los hechos no habían sido espontáneos, y estaba en disposición de probarlo. Hubo un plan previo.

Esa mañana había habido una reunión entre los civiles organizados para la agresión y las autoridades policiales de Cali. Otros testigos de los acontecimientos, gente respetable del Valle,  describieron para grandes medios como El Tiempo, la forma como se habían desarrollado los hechos, dando fe de que no era cierto que hubiera habido algún tipo de violencia previa por parte de los indígenas, quienes más bien reaccionaron valientemente contra el fuego en su contra.

Monseñor Monsalve terminó su breve mensaje con una consigna, ¡la vida es el camino! Para decir finalmente, protesta sin armas, concertación con garantías. Sus palabras, que bien pudieran interpretarse como la posición de un jerarca de la Iglesia católica preocupado por los graves hechos de violencia ocurridos en su jurisdicción, así como un mensaje de solidaridad con las víctimas, a la vez que un llamado a una solución pacífica, al parecer no gustaron a muchos.

Personalidades del Valle criticaron acerbamente al obispo. Desde afirmaciones como no nos representa, hasta descalificaciones por desconocer que los indígenas fueron a ocupar la ciudad y que también tenían y usaron armas de fuego, saltaron con indignación a los medios. Queda la sensación de que los agresores envalentonados no solamente justifican su accionar sino que lo consideran legítimo. Ideas y acciones sumamente peligrosas para el país.

Sorprende el silencio de las autoridades nacionales al respecto. Una cosa es clara, si efectivamente un solo indígena hubiera llevado consigo un arma de fuego, es seguro que las autoridades policiales o militares que controlaban la ciudad lo hubieran descubierto, detenido y presentado a los medios como la prueba contundente de la infiltración terrorista en el paro. Tratándose de los hombres de bien de Cali, el porte y uso de armas de fuego pasa por completo desapercibido.

Está a la vista de todos, pero ninguna autoridad da cuenta de que se trate de este o aquel ciudadano. Por ellos no hay carteles ofreciendo recompensas, ni cuerpos especiales de la policía judicial o la Fiscalía investigando acerca de su identidad. Hay que hacer como que nadie vio lo que todos vimos. Y si alguien se refiere a ello, hay que minimizar su dicho, no darle la menor difusión, contradecirlo con la mayor acidez posible. Monseñor Monsalve es la prueba de ello.

El discurso del poder definitivamente dejó de calar en la mayoría de la población colombiana. Es viejo, y recurre repetitivamente al argumento de que los responsables de los desórdenes y el caos son agentes extranjeros pagos, al servicio de intereses subversivos o terroristas de carácter internacional. Ahora, en boca del señor Uribe, inspirador máximo del actual gobierno, se trata ni más ni menos que de Rusia, China, Venezuela y Cuba.

________________________________________________________________________________

Colombia rechaza las soluciones violentas por parte del Estado. En su lugar exige cambiar muchas cosas. Mediante un diálogo útil

________________________________________________________________________________

Los llamados vándalos, según dicha teoría, obedecen a planes elaborados por esos determinadores y sus brazos más activos, el ELN, el narcotráfico y las disidencias de las FARC. Colombia, por fortuna, ya superó la edad del oscurantismo. Entiende que en lugar de todo eso hay explicaciones reales, el incumplimiento de los Acuerdos de La Habana y el crecimiento desbordado de la pobreza como consecuencia de decisiones del gobierno actual.

Colombia rechaza las soluciones violentas por parte del Estado. En su lugar exige cambiar muchas cosas. Mediante un diálogo útil

Por eso rechaza las soluciones violentas por parte del Estado. En su lugar exige cambiar muchas cosas. Mediante un diálogo útil. Con todos los inconformes en las calles y no sólo con la coalición amiga del gobierno. Y que se cumpla lo acordado, o sea que haya garantías. Un protagonista inesperado apareció en escena en todas las ciudades, pueblos y campos del país, y no van a poder aquietarlo. Se trata de un pueblo cansado de promesas.

Monseñor Monsalve está en lo cierto, no lo duden.

 

-.
0
3000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Una breve nota de adiós al guerrero Efrén Arboleda

Una breve nota de adiós al guerrero Efrén Arboleda

Cuidado, Duque es capaz de ordenar cualquier cosa

Cuidado, Duque es capaz de ordenar cualquier cosa

La aviesa arremetida contra el paro y la oposición

La aviesa arremetida contra el paro y la oposición

La causa principal de todo es este gobierno infame

La causa principal de todo es este gobierno infame

La noticia de la muerte de Jesús Santrich

La noticia de la muerte de Jesús Santrich

Vade retro, Duque, no más muertos en las calles

Vade retro, Duque, no más muertos en las calles

En Colombia hay algo que la gente ya no aguanta

En Colombia hay algo que la gente ya no aguanta

La insoportable indiferencia de Duque

La insoportable indiferencia de Duque