'Monos', una extraña propuesta cinematográfica

Una crítica al segundo largometraje del director colombo-ecuatoriano Alejandro Landes, prenominada por el país a los premios Oscar y Goya

Por: ricardo de la vega
agosto 23, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
'Monos', una extraña propuesta cinematográfica

Cuando se escriben críticas cinematográficas se cae fácilmente en tecnicismos, palabras que buscan ser metafóricas y rimbombantes: "la yuxtaposición de los planteamientos narrativos", "la estética contemplativa que nos obliga a ver nuestra propia selva”…  Y lo más triste es que por momentos parece que los directores rodaran sus películas para ellos… los críticos.

Haciendo esta obertura intento distanciarme de críticos sin práctica escénica y frustraciones artísticas para hablar de lo bueno, lo malo y lo feo de Monos.

Lo bueno

- La fotografía. Sin rodeos, es la mejor fotografía de la que yo tenga memoria en el cine colombiano. Contundente, en armonía con la historia, usando el lente apropiado con el plano apropiado con la luz apropiada. Todo un hit y todo un reto para los directores de fotografía locales prepotentes que a duras penas tienen una práctica televisiva en Tu Voz Estéreo (punto adicional, a los planos los ayudan bastante las excelentes locaciones… para que me entienda, es como maquillar a Gal Gadot: no se necesita mucho).

- La música, el diseño sonoro y la edición. Eso fue un trabajo de alto vuelo. Pensándolo bien, creo que esa es la “trampa” de esta película. Estas dos categorías son muy buenas… mejor dicho, esas dos categorías son mejores que la película misma.

- Julianne Nicholson. Jamás imaginé encontrar a esta bella y dulce mujer en una película colombiana. Gran actuación. Fue medida, desesperada, sofocante y hasta sexy cuando debió serlo. Gran actriz (punto adicional, no entiendo por qué no es parte del mercadeo de la peli; por otra parte, verla a ella en esta producción me pone a soñar y me hace pensar que puedo traer a Eva Green para mi peli. Qué gran gestión, señores productores y señor director, me quito el sombrero).

- Se nota el trabajo de los productores. ¡Qué envidia trabajar con productores así! Y claro, el director en su rol técnico se me hace que es de lo mejor que hay en Colombia y Ecuador. Aplausos para este señor.

- La historia es concreta. Un grupo de niños armados hasta los dientes, pertenecientes a una organización ilegal, cuidan a una gringa secuestrada y a una vaca lechera, con tan mala suerte que sus emociones impetuosas (las emociones de los niños, no las de la vaca) hacen que la vaca lechera muera de un tiro de fusil y sea descuartizada, y la gringa secuestrada se escape (punto adicional, la historia no se diluye en tramas secundarias, ni tratando de darle tiempo en pantalla a personajes innecesarios o que vengan de otra galaxia o que los pique una araña).

- La ilustración del papel bélico de los jóvenes y niños en la guerra, su día a día, sus rutinas… sus locuras, su insensatez.

Lo malo

- Los altibajos. Momentos de gran ritmo combinados con momentos inexplicablemente muertos.

- Una cosa es que la historia sea concreta y otra es que no sea profunda… se puede ser concreto y ser profundo al tiempo. Las tramas secundarias existen por algo. Y ese es el pecado más grande de Monos.

- Actores naturales… ¿en serio?, ¿de nuevo? Señores directores y señores futuros directores, les tengo una noticia: la escuela de actores naturales de Víctor Gaviria es mala… Hablando de esto, un amigo director —entre copas— me dijo un día la razón por la que se inclinó por actores naturales: “Es más fácil manejarlo en el set”. El caso, viendo la peli tenía la sensación de estar viendo la segunda parte de La vendedora de rosas pero en la selva.

- Los personajes no son profundos, sus motivaciones son efímeras y cambian en cada escena. Cada personaje cambia de opinión y de estado de ánimo como en un juego de mímica… por momentos y de la nada fueron lesbianas, por momentos y de la nada fueron gays (entre otras cosas, aún no sé si el actor que hace a Rambo es chica o chico o quiere ser Once de Stranger things… en fin eso es otro tema).

De la nada y por momentos se querían casar. De la nada Perro hace tiros al aire y mata a la pobre vaca … (pobre vaca estuvo ahí solo para que la mataran pues ni la ordeñaron). De la nada y solo para llevar a la vaca a un páramo y explicar la trama de la película, entra un personaje que es el líder ausente de la organización y que solo está ahí porque es un actor natural y porque es muy chistoso verlo tan chiquito comparado con los otros chiquitos (los otros chiquitos de edad).

De la nada hacen rituales donde Rambo hace de vaca… o algo así y la película no se toma la delicadeza de explicar (supongo porque es más intelectual que cada quien piense lo que le dé la gana… ya saben la yuxtaposición subjetiva de la narrativa individual… pfff). De la nada y sin ningún tipo de justificación roban un carro y una moto y luego incendian una camioneta… y nadie sabe qué robaron o por qué robaron. O por qué cuando la secuestrada gringa se escapó simplemente no buscó una de esas carreteras y esperó a que pasara un carro, pues supongo que si hay carros, motos y camionetas… debe estar cerca de un pueblo… pero ella, la secuestrada gringa, prefirió escapar por la selva para que los mosquitos la picaran y tener que dormir con una bolsa en la cabeza y casi morir ahogada.

En fin, sigo. De la nada Rambo entra en depresión, a lo mejor porque no puede ver la tele y llora. De la nada Rambo se escapa. De la nada Rambo llega a una casa que sale de la nada, en donde vive una familia que misteriosamente tiene televisión por cable… y Rambo es feliz, pues al fin puede verla. De la nada Rambo se baña y ahí fue donde se me hizo que era una chica… pero en fin ese es otro tema…

Ahhhh y  de la nada Pie Grande, o como se llame el flaco narizón de look convenientemente alternativo para generar link con la audiencia juvenil, se vuelve completamente loco, se viste solo de calzoncillos, se pinta de negro y se come a la Lady (a Lady se la comen todos). De la nada quiere tomar el mando de la organización, mata al enano y hace prisionero de guerra a pitufo… ¿Para qué hace todo esto? Nadie lo sabe. Me recuerda al Señor de las moscas… en su versión sin justificación.

Lo feo

- Parece que soy el único que nota todos estos vacíos.

En conclusión

- Aplausos para el director, pero sobre todo para el fotógrafo, el sonidista, el músico y los productores, tienen un trabajo digno. Sin embargo, personalmente creo que la están sobrevalorando, no es una obra maestra.… no se lo crean todo para que no se diluyan en un ego sin sentido y para que el siguiente trabajo sea un hit, porque deben hacer otro… y rápido.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
5300

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
'Monos', el recordatorio de que la guerra es una pesadilla de la que hay que despertar

'Monos', el recordatorio de que la guerra es una pesadilla de la que hay que despertar

Gran premiere de Monos en la Cinemateca Distrital

Gran premiere de Monos en la Cinemateca Distrital

Monos: la metáfora de esta guerra maldita que no se acaba nunca

Monos: la metáfora de esta guerra maldita que no se acaba nunca

El mono no levanta mona

El mono no levanta mona